La misa del Domingo: misa con niños

*Objetivo: quien desee ser como Dios, en la humildad y la mansedumbre, puede encontrar dos caminos para descubrirle.

*Idea: la soberbia, la riqueza, la dureza de corazón, son barreras que nos impiden ver a Dios


1. MONICIÓN DE ENTRADA

Buenos días a todos. ¡Sed bienvenidos al encuentro con el Señor!

¿Cómo nos encontramos? ¿Tristes o alegres? ¿Con esperanza o con preocupaciones? ¿Con fe o con dudas?

Un Domingo más, ¡y qué suerte tenemos!, el Señor se acerca hasta nosotros para revelarnos su amistad, su amor y el amor que Dios nos tiene. ¿Ya nos damos cuenta de ello? ¿Por qué será que, para lo que no es importante, abrimos tanto los ojos y los oídos y, en cambio, para Dios, los cerramos con tanta frecuencia? Nos ponemos de pie y comenzamos esta eucaristía en este primer domingo del mes de julio.

 

2. PENITENCIAL

2.1. Con estos nudos queremos pedir perdón al Señor por las veces en que complicamos la vida de los demás y también la nuestra. Señor, ten piedad

2.2. Con estas joyas pedimos perdón al Señor por nuestro afán de apariencia. Porque pensamos que, la vida, es riqueza y dinero. Cristo, ten piedad.

2.3. Con este pañuelo blanco, queremos pedir perdón al Señor por los momentos en que no ayudamos a que los demás encuentren en nosotros sosiego, paz y descanso. Señor, ten piedad

 

3. MONICIÓN A LAS LECTURAS

Las lecturas que vamos a escuchar nos muestran a un Jesús que nos pide entregarse a él –y a los planes y los proyectos de Dios— por encima de cualquier otra circunstancia . Pero, para hacer eso, comprenderlo y llevarlo a la práctica, es necesario encontrar corazones limpios, sencillos y confiados con el Señor.

 

4. ORACIÓN DE LOS FIELES.

4.1. Tengamos un recuerdo especial por el Papa Francisco. Que, en medio de un mundo que parece vivir de espaldas a Dios, siga anunciando con fuerza que la salvación está en Cristo, Hijo de Dios. Roguemos al Señor.

4.2. Por el catolicismo en España –y en todo el mundo—para que los católicos no tengamos miedo a manifestar y cuidar nuestras creencias cristianas. Roguemos al Señor.

4.3. Por todos los que complican la vida a los demás. Por todos aquellos que son peso y no ayuda para tantas personas que necesitan un poco de ilusión en su vida. Para que sean más solidarios. Roguemos al Señor.

4.4. Por los que viven montados en el dinero. Para que comprendan que, en la vida, no es más feliz quien más tiene sino quien vive con lo esencial. Roguemos al Señor.

4.5. Por los pobres. Por los que no tienen techo ni hogar. Por los más preferidos de Jesús. Para que tengan derecho a vivir mejor en un mundo donde hay pan y posibilidades para todos. Roguemos al Señor.

 

5. OFRENDAS

5.1. Con estas LLAVES queremos simbolizar las puertas cerradas de tantos corazones al Señor. Que la FE sea, también, una llave que nos ayude a sentir, vivir y celebrar de verdad a Jesús.

5.2. Con este almohadón (o un cojín) queremos simbolizar el descanso que produce nuestra amistad con Jesús: alegría en la pena; consuelo en la tristeza; respuesta con su Palabra.

5.2. Con estos frascos: EUCARISTÍA, ORACIÓN Y DIOS, queremos simbolizar las grandes vitaminas que el hombre necesita para no cansarse de trabajar ni de vivir.

5.3. Con el pan y el vino queremos agradecer a Dios que se quedara para siempre en el altar. Que la Eucaristía sea para nosotros fuerza y aliento en el caminar.

 

6. ORACIÓN

¡ESTOY CANSADO, SEÑOR!

Levántame

cuando caigo en los errores de siempre

Consuélame

cuando me fallan las personas que tengo a mi lado

Anímame

cuando las cosas no salen como yo quiero

¡ESTOY CANSADO, SEÑOR!

Dame fuerzas,

porque a veces el vivir me debilita

Dame vida,

porque la muerte me asusta

Dame tu fe,

porque a veces tengo dudas

¡ESTOY CANSADO, SEÑOR!

Y, a veces, es porque estoy lejos de Ti

Porque no te escucho como debiera

Porque te olvido y te dejo de lado

Porque, teniendo tu pecho,

prefiero otros apoyos que me dan en la tierra

¡ESTOY CANSADO, SEÑOR!

Ayúdame a confiar en Ti

Ayúdame a esperar en Ti

Ayúdame a descansar en Ti

Ayúdame a esperar siempre en Ti

Amén

Anuncio publicitario