Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 3/11/17

SAN MARTIN DE PORRES, religioso.(MEMORIA)

VÍSPERAS
(Oración de la tarde)

INVOCACIÓN INICIAL

V. Dios mío, ven en mi auxilio
R. Señor, date prisa en socorrerme. Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén. Aleluya.

Himno: FELIZ QUIEN HA ESCUCHADO LA LLAMADA

Feliz quien ha escuchado la llamada
al pleno seguimiento del Maestro,
feliz porque él, con su mirada,
lo eligió como amigo y compañero.

Feliz el que ha abrazado la pobreza
para llenar de Dios su vida toda,
para servirlo a él con fortaleza,
con gozo y con amor a todas horas.

Feliz el mensajero de verdades
que marcha por caminos de la tierra,
predicando bondad contra maldades,
pregonando la paz contra las guerras. Amén.

SALMODIA

Ant 1. Arranca, Señor, mi vida de la muerte, mis pies de la caída.

Salmo 114 – ACCIÓN DE GRACIAS

Amo al Señor, porque escucha
mi voz suplicante,
porque inclina su oído hacia mí
el día que lo invoco.

Me envolvían redes de muerte,
me alcanzaron los lazos del abismo,
caí en tristeza y angustia.
Invoqué el nombre del Señor:
«Señor, salva mi vida.»

El Señor es benigno y justo,
nuestro Dios es compasivo;
el Señor guarda a los sencillos:
estando yo sin fuerzas me salvó.

Alma mía, recobra tu calma,
que el Señor fue bueno contigo:
arrancó mi vida de la muerte,
mis ojos de las lágrimas,
mis pies de la caída.

Caminaré en presencia del Señor
en el país de la vida.

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

Ant. Arranca, Señor, mi vida de la muerte, mis pies de la caída.

Ant 2. El auxilio me viene del Señor, que hizo el cielo y la tierra.

Salmo 120 – EL GUARDIÁN DEL PUEBLO.

Levanto mis ojos a los montes:
¿de dónde me vendrá el auxilio?
El auxilio me viene del Señor,
que hizo el cielo y la tierra.

No permitirá que resbale tu pie,
tu guardián no duerme;
no duerme ni reposa
el guardián de Israel.

El Señor te guarda a su sombra,
está a tu derecha;
de día el sol no te hará daño,
ni la luna de noche.

El Señor te guarda de todo mal,
él guarda tu alma;
el Señor guarda tus entradas y salidas,
ahora y por siempre.

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

Ant. El auxilio me viene del Señor, que hizo el cielo y la tierra.

Ant 3. Justos y verdaderos son tus caminos, ¡oh Rey de los siglos!

Cántico: CANTO DE LOS VENCEDORES Ap 15, 3-4

Grandes y maravillosas son tus obras,
Señor, Dios omnipotente,
justos y verdaderos tus caminos,
¡oh Rey de los siglos!

¿Quién no temerá, Señor,
y glorificará tu nombre?
Porque tú solo eres santo,
porque vendrán todas las naciones
y se postrarán en tu acatamiento,
porque tus juicios se hicieron manifiestos.

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

Ant. Justos y verdaderos son tus caminos, ¡oh Rey de los siglos!

LECTURA BREVE   Rm 8, 28-30

Sabemos que a los que aman a Dios todo les sirve para el bien: a los que ha llamado conforme a su designio. A los que había escogido, Dios los predestinó a ser imagen de su Hijo, para que él fuera el primogénito de muchos hermanos. A los que predestinó, los llamó; a los que llamó, los justificó; a los que justificó, los glorificó.

RESPONSORIO BREVE

V. El Señor es justo y ama la justicia.
R. El Señor es justo y ama la justicia.

V. Los buenos verán su rostro.
R. El Señor es justo y ama la justicia.

V. Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
R. El Señor es justo y ama la justicia.

CÁNTICO EVANGÉLICO

Ant. Alabemos al Señor, que ha glorificado a su humilde siervo Martín con dones celestiales.

Cántico de María. ALEGRÍA DEL ALMA EN EL SEÑOR Lc 1, 46-55

Proclama mi alma la grandeza del Señor,
se alegra mi espíritu en Dios, mi salvador;
porque ha mirado la humillación de su esclava.

Desde ahora me felicitarán todas las generaciones,
porque el Poderoso ha hecho obras grandes por mí:
su nombre es santo,
y su misericordia llega a sus fieles
de generación en generación.

El hace proezas con su brazo:
dispersa a los soberbios de corazón,
derriba del trono a los poderosos
y enaltece a los humildes,
a los hambrientos los colma de bienes
y a los ricos los despide vacíos.

Auxilia a Israel, su siervo,
acordándose de su misericordia
-como lo había prometido a nuestros padres-
en favor de Abraham y su descendencia por siempre.

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

Ant. Alabemos al Señor, que ha glorificado a su humilde siervo Martín con dones celestiales.

PRECES

Pidamos a Dios Padre, fuente de toda santidad, que con la intercesión y el ejemplo de los santos nos ayude, y digamos:

Haz que seamos santos, porque tú, Señor, eres santo.

Padre santo, que has querido que nos llamemos y seamos hijos tuyos,
haz que la Iglesia santa, extendida por los confines de la tierra, cante tus grandezas.

Padre santo, que deseas que vivamos de una manera digna, buscando siempre tu beneplácito,
ayúdanos a dar fruto de buenas obras.

Padre santo, que nos reconciliaste contigo por medio de Cristo,
guárdanos en tu nombre para que todos seamos uno.

Padre santo, que nos convocas al banquete de tu reino,
haz que comiendo el pan que ha bajado del cielo alcancemos la perfección del amor.

Se pueden añadir algunas intenciones libres

Padre santo, perdona a los pecadores sus delitos
y admite a los difuntos en tu reino para que puedan contemplar tu rostro.

Porque nos llamamos y somos hijos de Dios, nos atrevemos a decir:

Padre nuestro…

ORACION

Señor, Dios nuestro, que llevaste a san Martín de Porres a la gloria celestial, por medio de una vida escondida y humilde, concédenos seguir de tal manera sus ejemplos, que merezcamos, como él, ser llevados al cielo. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios, por los siglos de los siglos. Amén

CONCLUSIÓN

V. El Señor nos bendiga, nos guarde de todo mal y nos lleve a la vida eterna.
R. Amén.

Anuncios

Read Full Post »

Lectio: Viernes, 3 Noviembre, 2017
Tiempo Ordinario
 
1) Oración inicial
Dios todopoderoso y eterno, aumenta nuestra fe, esperanza y caridad; y, para conseguir tus promesas, concédenos amar tus preceptos. Por nuestro Señor.
 
2) Lectura
Del Evangelio según Lucas 14,1-6
Sucedió que un sábado fue a comer a casa de uno de los jefes de los fariseos. Ellos le estaban observando. Había allí, delante de él, un hombre hidrópico. Entonces preguntó Jesús a los legistas y a los fariseos: «¿Es lícito curar en sábado, o no?» Pero ellos se callaron. Entonces le tomó, le curó y le despidió. Y a ellos les dijo: «¿A quién de vosotros se le cae un hijo o un buey a un pozo en día de sábado y no lo saca al momento?» Y no pudieron replicar a esto.
 
3) Reflexión
• El evangelio de hoy relata un episodio de la discusión entre Jesús y los fariseos, acontecido durante el largo viaje de Jesús desde Galilea hasta Jerusalén. Es muy difícil situar este hecho en el contexto de vida de Jesús. Hay semejanzas con un hecho narrado en el evangelio de Marcos (Mc 3,1-6). Probablemente, se trata de una de las muchas historias transmitidas oralmente y que, en la transmisión oral, fueron siendo adoptadas según la situación, las necesidades y las esperanzas de la gente de las comunidades.
• Lucas 14,1: La invitación en el día de sábado. “Sucedió que un sábado fue a comer a casa de uno de los jefes de los fariseos. Ellos le estaban observando.”. Esta información inicial sobre el convite en casa de un fariseos le sirve a Lucas para contar diversos episodios que hablan de convites: curación del hombre enfermo (Lc 14,2-6), escogida de los lugares para comer (Lc 14,7-11), escogida de los convidados (Lc 14,12-14), convidados que no aceptan la invitación (Lc 14,15-24). Muchas veces Jesús es convidado por los fariseos para participar en comidas. En la invitación tiene que haber habido una cierta curiosidad y un poco de malicia. Quieren observar a Jesús de cerca para ver si él observa en todo las prescripciones de la ley.
• Lucas 14,2: La situación que provoca la acción de Jesús. “Había allí, delante de él, un hombre hidrópico”. No se dice cómo un hidrópico puede entrar en casa del jefe de los fariseos. Pero si él está delante de Jesús es porque quiere ser curado. Los fariseos observan a Jesús. es un día de sábado, y en un día de sábado, está prohibido curar. ¿Qué hacer? ¿Se puede o no?
• Lucas 14,3: La pregunta de Jesús a los escribas y a los fariseos. “Entonces preguntó Jesús a los legistas y a los fariseos: «¿Es lícito curar en sábado, o no?” Con su pregunta Jesús explicita el problema que estaba en el aire: ¿se puede o no curar en un día de sábado? La ley permite esto ¿sí o no? En el evangelio de Marcos, la pregunta es más provocadora: “¿Es lícito en sábado hacer el bien en vez del mal, salvar una vida en vez de destruirla?” (Mc 3,4).
• Lucas 14,4-6: La curación. Los fariseos no respondieron y quedaron en silencio. Ante el silencio de aquel que ni aprueba ni desaprueba, Jesús le toma, le cura y le despide. En seguida, para responder a una posible crítica, explicita el motivo que le lleva a curar: ” Y a ellos les dijo: ¿A quién de vosotros se le cae un hijo o un buey a un pozo en día de sábado y no lo saca al momento?” Con esta pregunta, Jesús muestra la incoherencia de los doctores y de los fariseos. Si uno de ellos, en día de sábado, encuentra que no hay ningún problema en socorrer a un hijo o hasta un animal, Jesús también tiene el derecho de ayudar y curar a un hidrópico. La pregunta de Jesús evoca el salmo, en el que se dice que Dios mismo socorre a hombres y animales (Sal 36,8). Los fariseos “no pudieron replicar a esto”. Pues ante la evidencia no hay argumento que pueda negarla.
 
4) Para la reflexión personal
• La libertad de Jesús ante la situación. Y aunque se sienta observado por quienes no le aprueban, Jesús no pierde su libertad. ¿Qué libertad existe en mí?
• Hay momentos difíciles en la vida, en que nos vemos obligados a escoger entre la necesidad inmediata del prójimo y la letra de la ley. ¿Cómo actuar?
 
5) Oración final
Doy gracias a Yahvé de todo corazón,
en la reunión de los justos y en la comunidad.
Grandes son las obras de Yahvé,
meditadas por todos que las aman. (Sal 111,1-2)

Read Full Post »

Oración de la comunidad

Oración para las vísperas del domingo en comunidad.

Oración de la comunidad

Read Full Post »

Oración para la mañana en la semana del 6 al 10 de noviembre, con los materiales publicados por los salesianos.

Buenos días 7-11 septiembre. Infantil

Buenos días 6 al 10 de noviembre. Ed Infantil

 

Buenos días 7-11 septiembre. Ed. Primaria

Buenos días 6 al 10 de noviembre. Ed. Primaria

 

Historia del Corpus Christi

Buenos días 6 al 10 de noviembre. Ed. Secundaria

 

Descargar

Buenos días 6 al 10 de noviembre. Bachiller

Read Full Post »

El lugar privilegiado de los pobres en el Pueblo de Dios

197. El corazón de Dios tiene un sitio preferencial para los pobres, tanto que hasta Él mismo «se hizo pobre» (2 Co 8,9). Todo el camino de nuestra redención está signado por los pobres. Esta salvación vino a nosotros a través del «sí» de una humilde muchacha de un pequeño pueblo perdido en la periferia de un gran imperio. El Salvador nació en un pesebre, entre animales, como lo hacían los hijos de los más pobres; fue presentado en el Templo junto con dos pichones, la ofrenda de quienes no podían permitirse pagar un cordero (cf. Lc 2,24; Lv5,7); creció en un hogar de sencillos trabajadores y trabajó con sus manos para ganarse el pan. Cuando comenzó a anunciar el Reino, lo seguían multitudes de desposeídos, y así manifestó lo que Él mismo dijo: «El Espíritu del Señor está sobre mí, porque me ha ungido. Me ha enviado para anunciar el Evangelio a los pobres» (Lc 4,18). A los que estaban cargados de dolor, agobiados de pobreza, les aseguró que Dios los tenía en el centro de su corazón: «¡Felices vosotros, los pobres, porque el Reino de Dios os pertenece!» (Lc 6,20); con ellos se identificó: «Tuve hambre y me disteis de comer», y enseñó que la misericordia hacia ellos es la llave del cielo (cf. Mt 25,35s).

Read Full Post »

Guión litúrgico Domingo XXXI del Ciclo A, 5 de noviembre de 2017.

Guión Litúrgico Domingo XXXI de Tiempo Ordinario

Read Full Post »

DIFUNTOS, NUESTRO RECUERDO
“Ser el primero ante Jesús”

5 de noviembre de 2017

(En este primer domingo del mes de noviembre sigue el recuerdo y oración por nuestros fieles difuntos. Se puede tener en cuenta en la celebración, adaptando el lenguaje a los niños

Un signo para la celebración, con este matiz de recuerdo de los difuntos: sin duda, el cirio pascual encendido. Puede estar adornado con flores y con algunas frases que hayan escrito previamente en catequesis los mismos niños, o quien haya preparado la eucaristía; por ejemplo: “gracias”, “os queremos”, “os recordamos”, “ayudadnos”…

Una canción para la celebración: “Jesús, ven tú, entra en mi casa de nuevo” (de la creación musical “Misa joven, de otra manera”. Se puede cantar o escuchar, y representar, en el momento del ofertorio o en la Acción de Gracias. Se ofrece la letra en este subsidio).

Este esquema de celebración de “Misa con niños” se puede emplear también en alguna celebración que se tenga durante la semana en el Colegio o en la misma Parroquia).

1. MOTIVACIÓN

Amigos. En estos días estamos recordando a nuestros seres queridos difuntos. Algunos hemos visitado el cementerio o hemos rezado por ellos. Hoy también lo vamos a hacer en esta eucaristía. Nuestros familiares y amigos que ya están junto a Jesús supieron seguir su camino y darnos ejemplo con su vida. Bienvenidos a la fiesta, bienvenidos a la eucaristía.

2. SALUDO DEL SACERDOTE

3. PETICIÓN DE PERDÓN

  • –  Jesús nos dice quién es el más grande para él. Por nuestro egoísmo. SEÑOR, TEN PIEDAD.
  • –  Jesús nos llama para que le conozcamos mejor y nos cuesta confiar totalmente en él. CRISTO, TEN PIEDAD.
  • –  Jesús se encuentra en nuestras casas y nosotros no nos damos cuenta. SEÑOR, TEN PIEDAD.

4.PRIMERA LECTURA (Malaquías1, 14b-2)

Monición: En tiempo de Jesús, y unos siglos antes, la autoridad se basaba en la apariencia de los vestidos y en la sabiduría de conocer las leyes. Jesús dará otros criterios.

Lectura del Libro del profeta Malaquías:

Así dice el Señor a los sacerdotes de Israel: Os apartasteis del camino. Habéis hecho tropezar a muchos en la ley. Pues yo os haré despreciables ante el pueblo. ¿No tenemos todos un solo Padre? ¿No nos creó el mismo Señor? ¿Por qué, pues, el hombre humilla a su prójimo olvidando la alianza de nuestros padres?

Palabra de Dios.

5. EVANGELIO. Mateo 23, 1-12. “El primero entre vosotros será vuestro servidor” Lectura del santo evangelio según san Mateo:

En aquel tiempo Jesús habló a la gente y a sus discípulos diciendo:
– En la cátedra de Moisés se han sentado los letrados y los fariseos: haced y cumplid lo que os digan; pero no hagáis lo que ellos hacen, porque ellos no hacen lo que dicen.

Todo lo que hacen es para que les vea la gente; les gustan los primeros puestos en los banquetes y los asientos de honor en las sinagogas; que les hagan reverencias por la calle y que la gente les llame “maestro”.
Vosotros en cambio no os dejéis llamar maestros ni jefes, porque uno solo es vuestro Señor, Cristo. El primero entre vosotros será vuestro servidor.

El que se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido. Palabra del Señor

6. COMENTARIO

  • La nueva manera de ser grande ante Jesús: ayudar y servir.
  • Quién es más grande y más famoso para la gente, para los programas de la tele.
  • ¿Y para Jesús?
  • Tú puedes ser el primero en la lista de los “famosos” de Jesús.
  • Nuestros seres queridos difuntos supieron ser buenos y ayudar. Están felices con Jesús.

7. PETICIONES

  1. Te pedimos, Señor, un buen corazón que sepa ayudar y servir a los demás. Roguemos al Señor.
  2. Te pedimos, Señor, un buen corazón para todos los que vivimos en cada casa. Roguemos al Señor.
  3. Te pedimos, Señor, un buen corazón para todos los que estamos hoy en esta celebración. Roguemos al Señor.
  4. Te pedimos, Señor, un buen corazón para recordar a nuestros difuntos: familiares, amigos y todos los difuntos. Roguemos al Señor.

8. OFERTORIO O ACCIÓN DE GRACIAS

(Se puede cantar, o escuchar y representar con unos sencillos gestos, esta canción “Jesús, ven tú” (“Misa Joven”. Salesianos). Se puede hacer en el Ofertorio o en la Acción de Gracias).

JESÚS, VEN TÚ

Pan y vino son tu rostro
que hoy volvemos a tocar.
Tu mirada que curaba de nuevo nos sanará.
No merezco que tú vengas a mi pobreza tocar,
mas yo quiero que en mi vida,
Jesús tú puedes estar.

Jesús, ven tú,
entra en mi casa de nuevo.
Jesús, ven tú

para encender nuestro fuego,
Jesús, Jesús.

Es tu vino nuestra sangre,
que no nos deja morir.
Pan y vino para todos,
rotos para compartir.

Te compartes con nosotros
en la pobreza de un pan,
cambiaremos nuestro mundo
para que puedas llegar.

Como un ciego yo me atrevo
a acercarme un poco a ti.

Tú conoces mis traiciones,
las veces que me perdí

mas tú sabes que te quiero, y que si vienes, Jesús,
todo es fiesta, todo es vida porque me has salvado tú.

9. PARA LA VIDA

(Ser grandes esta semana, ser importantes, ayudando en silencio a alguien que lo necesita).

Iñaki Lete, sdb

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: