La resurrección de Cristo

1. Ningún relato evangélico describe directamente la resurrección de Jesús. Todos ellos afirman lo que «ha ocurrido»mediante un anuncio (del ángel, voz de Dios) y una explicación
(catequesis para profundizar la fe). Ni la tumba vacía ni el temblor de la tierra explican lo sucedido. Es una buena noticia que se debe anunciar a los hermanos y a todo el mundo. Es un hecho de fe.

2. La resurrección —tanto de Jesús como de los muertos—es el centro de la experiencia cristiana y el núcleo básico de la fe. La Iglesia apareció como comunidad de creyentes en el Resucitado y de testigos de la resurrección. La primera confesión de fe —«Jesús es el Señor» (Rom 10,9)— proclama el señorío de Jesús o su victoria sobre la muerte por iniciativa de Dios. Jesús anunció su propia resurrección, luego proclamada por María Magdalena y por los discípulos. En definitiva, la fe es fe en la esperanza, y la esperanza es esperanza de resurrección. Esto es lo que los primeros cristianos creyeron y anunciaron.

3. Según la tradición bíblica, la resurrección de los muertos es respuesta al drama de la muerte; una respuesta que se fundamenta en Dios, fuente de la vida y Señor de la justicia. Se alcanzará la plenitud del reino con la victoria sobre la muerte. La resurrección ilumina no sólo el destino personal, sino el del mundo, qué también aspira a la redención total. El mensaje de la resurrección amplía y profundiza las fronteras de la experiencia humana, encerrada entre el nacimiento y la muerte. Sabemos por fe que en el fondo del ser humano hay un germen de vida nueva, revelada por Jesucristo.

4. La resurrección cristiana, tal como se entiende desde la fe, es resurrección de los muertos: no es transmigración del alma ni reencarnación. Comienza a morir y a resucitar el que cree, se bautiza, participa en la eucaristía y se entrega a su prójimo, porque tiene a Dios consigo, es miembro de Cristo. La fuerza de la resurrección se refleja en la vida humana.
 

REFLEXIÓN CRISTIANA:

¿Qué efectos tiene en nosotros la fe en la resurrección?

¿Por qué hay tantas resistencias a creer en la resurrección?

Casiano Floristán