Introducción al Catecismo de la Iglesia Católica

18. Este Catecismo está concebido como una exposición orgánica de toda la fe católica. Es preciso, por tanto, leerlo como una unidad. Numerosas referencias en el interior del texto y el índice analítico al final del volumen permiten ver cada tema en su vinculación con el conjunto de la fe.”

Desde el punto 18 hasta el 22 se dan algunas indicaciones prácticas para el uso del Catecismo, que son muy sencillas y las leeremos brevemente.

El Catecismo está pensado como una exposición orgánica, es decir, lo ideal es que uno lo lea como una unidad, lo que no quiere decir que no podamos acercarnos a él para consultar algo concreto, pero el desarrollo de todos los aspectos conlleva uno al otro, y uno se va construyendo sobre el anterior. Por ejemplo, si alguien va a consultar lo referente al tema de la resurrección de los muertos, pues lo entendería mejor si lo leyese en todo el contexto.