Oración de los fieles (Domingo VI de Pascua)

Dirijamos a Dios Padre nuestra oración y siguiendo el camino de Jesús que curaba a todos los enfermos que se le presentaban, pidamos a Dios la curación física y espiritual de cuerpos y almas. Respondemos:

SEÑOR, SI TU QUIERES PUEDES CURARNOS

1.- Para que toda la Iglesia – el Papa, los prelados, los presbíteros, los diáconos, los laicos—haga efectivo el mensaje de amor del Hijo de Dios y que su fuerza lleve la salud, la paz y la alegría a todos. OREMOS

2.- Para que junto a Cristo, atendamos a los pobres, a los enfermos, a los que sufren dolor de cuerpo y alma, a los alejados, a los solitarios. Y que ellos, una vez consolados, hagan presente la Buena Nueva en otros que sufren de dolor, de soledad, de desencanto. OREMOS

3.- Para que el ejemplo del buen samaritano presida todos nuestros pensamientos y actos en este tiempo duro, insolidario e inflexible. Que a ningún hermano le falte sobre sus heridas el aceite y el vino de nuestro amor. OREMOS

4.- Y roguemos muy especialmente por los que sufren, por quienes están en los hospitales o bajo tratamiento medico de larga duración, por las mujeres y niños maltratados, por los heridos por cualquier violencia o acción injusta o criminal, para que su sufrimiento, alineado con el de Cristo, nos sirva de perdón. OREMOS

5.- Por los profesionales de la medicina y de la sanidad, por los religiosos y religiosas que trabajan con los enfermos, por nuestros hermanos aquí en esta parroquia que trabajan con los enfermos y marginados, para que Dios les ayude y les acompañe en todas las horas y no pierdan la muestra del amor que Dios tiene a todos los hermanos, y especialmente a los que sufren. OREMOS

6.- Por todos nosotros, aquí reunidos, para que Jesús, médico de cuerpos y almas, sane nuestras culpas, termine con nuestros egoísmos y nos haga pacíficos, tiernos, amorosos y sacrificados con los demás. OREMOS

Escucha, Dios Padre Nuestro, estas plegarias que te hacemos en nombre de nuestro Señor Jesucristo.

Amen.