Madre de Cristo

– Oración a María

Querida Madre.
Acompáñame todos los días.
Ayúdame a portarme bien
y ser un buen hijo, servicial y atento
para lo que necesiten mis papás.
Quiero ser un buen hermano,
que no discuta ni me pelee tan fácil
por cosas que no son importantes.
Dame una manito en las cosas de la escuela
y ayúdame a tener siempre 

una sonrisa para todos los que me rodean.
Ayúdame a vivir haciendo el bien,
como le enseñaste a tu hijo Jesús.
Ayúdame a ser como El y quererle con el alma y la vida.

– Le cuento a la Virgen

MADRE DE CRISTO. Es como decir Madre de Jesús cuando más sufría, clavado en la cruz , con la corona de espinas en la cabeza, golpeado, abandonado. ¿Cómo es posible que fueran tan malagente con Jesús esos perversos que lo clavaran en una cruz.? ¡Esto no se le hace a una madre! ¿Cómo aguantaste tanto sufrimiento? Mi mami dice que todo lo que le hagan a un hijo le duele doblemente a su mamá. A mi me clavaron un trompo en la cabeza (fue sin culpa pero mis amigos asustados se fueron y me dejaron solo), yo corrí a mi casa con el trompo clavado y chorreando sangre, al abrazar a mi mamá me desmayé tranquilo, ella nunca me abandona, aunque después me dijo que como siga así la voy a matar de un susto. Ahora tengo una cicatriz en la cabeza, pero cada vez que la toco recuerdo y te agradezco porque tú siempre estuviste al lado de tu Hijo, en las buenas y en las malas al pie de la cruz. 

– Le pido por todos

– Gracias porque nunca nos dejas solos cuando estamos tristes.

– Enséñanos a confiar siempre en tu protección. 

– Dale fuerza a las mamás que sufren por sus hijos enfermos que es peor. 

– Ayuda a los niños a no darle tantas mortificaciones a su mamá.

–  Pienso y rezo

Ahora cierro los ojos y el corazón para pensar y rezar un misterio del Rosario que corresponda al día de hoy. 1 Padrenuestro, 10 Avemarías y el gloria.