Ascendió al cielo y se sentó a la derecha de Dios

Y les dijo: «Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura. El que crea y sea bautizado se salvará, pero el que no crea se condenará. A los que crean les acompañarán estos prodigios: en mi nombre echarán los demonios; hablarán lenguas nuevas; agarrarán las serpientes y, aunque beban veneno, no les hará daño; pondrán sus manos sobre los enfermos y los curarán». Jesús, el Señor, después de haber hablado con ellos, subió al cielo y se sentó a la diestra de Dios. Ellos se fueron a predicar por todas partes. El Señor cooperaba con ellos y confirmaba su doctrina con los prodigios que los acompañaban.

 

Comentario del Evangelio

Hoy celebramos la Ascensión del Señor. Después de la resurrección, Jesús se les apareció muchas veces a los apóstoles. Y este pasaje del Evangelio se cuenta lo último que Jesús le dijo a los apóstoles: “Id por todo el mundo y predicad el Evangelio a toda criatura”.

Queda muy claro que la fe, el ser cristiano, es para todo el mundo. Da igual la edad de la persona, si es hombre o mujer, da igual el lugar del mundo en el que vive, si es rico o pobre, la fe es para todos.

Ahora esta es nuestra misión: llevar el Evangelio a todos, mostrarles lo bueno que es ser amigos de Jesús. Pero para ello tenemos que vivir nuestra fe todos los día, y tenemos que invitarles a participar en lo que hacemos en las parroquias, en la vida de la Iglesia.

Para hacer vida el Evangelio

• Escribe el nombre de alguna persona que conoces que no es cristiana.

• ¿Por qué crees que hay personas que no son cristianas? ¿Qué podemos hacer las personas que no son creyentes? ¿Cómo podemos hacer para que descubran a Jesús?

• Escribe un compromiso para que las personas que no conocen a Jesús puedan acercarse a Él.

 

Oración

Danos Tú, Señor, palabras claras y sencillas,
danos capacidad de contagiar nuestro entusiasmo,
danos lenguaje vivo que no mate tu mensaje,
danos gestos amorosos que transmitan
tu auténtico amor,
danos creatividad para traducirte
a estos tiempos,
danos libertad interior para atrevernos
a transparentarte con nuestra vida.
Haznos tus mensajeros,
conviértenos en tu Buena Noticia,
haz que donde estemos, se note tu presencia
y que nuestro interés sea sólo vivir amando,
y construyendo esa sociedad nueva de paz
y de justicia, de fiesta y de igualdad. Amén.