Notas para fijarnos en el evangelio del Domingo la Santísima Trinidad

• Esta escena del Evangelio es un relato de misión que tiene la misma forma que los relatos de vocación del AT. Por ejemplo, la escena de la zarza ardiendo en la que Dios envía a Moisés a liberar a su pueblo de la esclavitud de Egipto (Ex 3,6.9.12).

• En este Evangelio encontramos, en el centro, el envío de los Once por parte de Jesús (19-20a). Este envío es precedido de la manifestación de la “autoridad” de quien envía: en la persona de Jesús es Dios quien actúa (18). Al envío lo sigue la promesa de la presencia y acompañamiento de quien envía (20b).

• “Galilea” (16) es dónde el Resucitadohabía dicho que lo encontrarían los discípulos (Mt 28,7.10) como ya había anunciado en la Pasión (Mt 26,32).

• La adoración o postración ante Jesús por parte de los discípulos (17) es lamisma de los sabios de Oriente (magos) del comienzo del Evangelio (Mt 2,2.11). Eltérmino griego indica a la vez el homenaje tributado al rey que acaba de nacer y la adoración que se merece por ser Hijo de Dios (Mt 14,33): Jesús es el Emmanuel (Mt 1,23), adorado como resucitado (Mt 28,9) y Señor (17).

• Las “dudas” o vacilaciones de los discípulos mezclados con la confesión de fe y la adoración (17) no son nuevas en elEvangelio: a la duda de Pedro (Mt 14,31) le sigue la adoración y confesión de fe (Mt 14,33). En otros lugares encontramos expresada la poca fe de los discípulos(Mt 6,30; 8,26; 16,8; 17,20).

• “Pleno poder en el cielo y en la tierra” (18) quiere decir que es Señor; hace referencia al hijo de Hombre de Dn7,14; Cristo ha vencido el mal por su fidelidad al Padre. Su condición divina no sólo se manifestará a finales de los tiempos, en la hora del juicio, sino que, ahora y aquí, puesto que es invocado como Señor por los discípulos, es decir, por la Iglesia (Mt 8,25; 14,28.30). Su “autoridad-poder” se ha manifestado en la enseñanza (Mt 7,29), el perdón (Mt 9,6)y las curaciones (Mt 9,8; 10,1).

• La misión de Jesús y la de los discípulos (19) es universal, “para todos lospueblos”, como también lo es el denominado “juicio final” (Mt 25,32): entra todoel mundo, sin exclusión.

• Esta misión consiste en “bautizar” y “enseñar” (19 y 20), dos acciones que vanjuntas, que son inseparables. El bautismo pone en relación personal el discípulo con el Señor Jesús y con “el Padre” y con “el Espíritu Santo”. La “enseñanzas” “hace discípulos”: da a conocer Jesús y transmite lo mismo que Él enseñó, no una doctrina sino el anuncio de una vida nueva en Dios. Y pone en contacto personal con el único Maestro.

• “Yo estoy con vosotros” (20) ya se dijoal principio (Mt 1,23) y también a propósito de la Iglesia (Mt 18,20). Esto mismo lo remarca fuertemente de otra manera el cuarto evangelio (Jn 14,16-20). Esta presencia de Jesús resucitado “hasta el fin del mundo” asegura que la Buena Noticia que anunció aquel obrero de Nazaret, el hijo del carpintero (Mt 13,55), continuará desperdigándose por todas partes y el mundo se irá transformando en la dirección del Reino de Dios .