Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 5/06/18

SAN BONIFACIO, obispo y mártir. (MEMORIA)

 

VÍSPERAS
(Oración de la tarde)

INVOCACIÓN INICIAL

V. Dios mío, ven en mi auxilio
R. Señor, date prisa en socorrerme. Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén. Aleluya.

Himno: OH DIOS, QUE ERES EL PREMIO

Oh Dios, que eres el premio, la corona
y la suerte de todos tus soldados,
líbranos de los lazos de las culpas
por este mártir a quien hoy cantamos.

El conoció la hiel que está escondida
en la miel de los goces de este suelo,
y, por no haber cedido a sus encantos,
está gozando los del cielo eterno.

Él afrontó con ánimo seguro
lo que sufrió con varonil coraje,
y consiguió los celestiales dones
al derramar por ti su noble sangre.

Oh piadosísimo Señor de todo,
te suplicamos con humilde ruego
que, en el día del triunfo de este mártir,
perdones los pecados de tus siervos.

Gloria eterna al divino Jesucristo,
que nació de una Virgen impecable,
y gloria eterna al Santo Paracleto,
y gloria eterna al sempiterno Padre. Amén.

SALMODIA

Ant 1. El Señor da la victoria a su Ungido.

Salmo 19 – ORACIÓN POR LA VICTORIA DEL REY.

Que te escuche el Señor el día del peligro,
que te sostenga el nombre del Dios de Jacob;
que te envíe auxilio desde el santuario,
que te apoye desde el monte Sión;

que se acuerde de todas tus ofrendas,
que le agraden tus sacrificios;
que cumpla el deseo de tu corazón,
que dé éxito a todos tus planes.

Que podamos celebrar tu victoria
y en el nombre de nuestro Dios alzar estandartes;
que el Señor te conceda todo lo que pides.

Ahora reconozco que el Señor
da la victoria a su Ungido,
que lo ha escuchado desde su santo cielo,
con los prodigios de su mano victoriosa.

Unos confían en sus carros,
otros en su caballería;
nosotros invocamos el nombre
del Señor, Dios nuestro.

Ellos cayeron derribados,
nosotros nos mantenemos en pie.

Señor, da la victoria al rey
y escúchanos cuando te invocamos.

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

Ant. El Señor da la victoria a su Ungido.

Ant 2. Al son de instrumentos cantaremos tu poder.

Salmo 20, 2-8. 14 – ACCIÓN DE GRACIAS POR LA VICTORIA DEL REY.

Señor, el rey se alegra por tu fuerza,
¡y cuánto goza con tu victoria!
Le has concedido el deseo de su corazón,
no le has negado lo que pedían sus labios.

Te adelantaste a bendecirlo con el éxito,
y has puesto en su cabeza una corona de oro fino.
Te pidió vida, y se la has concedido,
años que se prolongan sin término.

Tu victoria ha engrandecido su fama,
lo has vestido de honor y majestad.
Le concedes bendiciones incesantes,
lo colmas de gozo en tu presencia;
porque el rey confía en el Señor,
y con la gracia del Altísimo no fracasará.

Levántate, Señor, con tu fuerza,
y al son de instrumentos cantaremos tu poder.

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

Ant. Al son de instrumentos cantaremos tu poder.

Ant 3. Has hecho de nosotros, Señor, un reino de sacerdotes para nuestro Dios.

Cántico: HIMNO A DIOS CREADOR Ap 4, 11; 5, 9-10. 12

Eres digno, Señor Dios nuestro, de recibir la gloria,
el honor y el poder,
porque tú has creado el universo;
porque por tu voluntad lo que no existía fue creado.

Eres digno de tomar el libro y abrir sus sellos,
porque fuiste degollado
y por tu sangre compraste para Dios
hombres de toda raza, lengua, pueblo y nación;
y has hecho de ellos para nuestro Dios
un reino de sacerdotes
y reinan sobre la tierra.

Digno es el Cordero degollado
de recibir el poder, la riqueza y la sabiduría,
la fuerza y el honor, la gloria y la alabanza.

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

Ant. Has hecho de nosotros, Señor, un reino de sacerdotes para nuestro Dios.

LECTURA BREVE   1Pe 4, 13-14

Queridos hermanos: Estad alegres cuando compartís los padecimientos de Cristo, para que, cuando se manifieste su gloria, reboséis de gozo. Si os ultrajan por el nombre de Cristo, dichosos vosotros: porque el Espíritu de la gloria, el Espíritu de Dios, reposa sobre vosotros.

RESPONSORIO BREVE

V. Oh Dios, nos pusiste a prueba, pero nos has dado respiro.
R. Oh Dios, nos pusiste a prueba, pero nos has dado respiro.

V. Nos refinaste como refinan la plata.
R. Pero nos has dado respiro.

V. Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
R. Oh Dios, nos pusiste a prueba, pero nos has dado respiro.

CÁNTICO EVANGÉLICO

Ant. Los santos tienen su morada en el reino de Dios, y allí han encontrado descanso eterno.

Cántico de María. ALEGRÍA DEL ALMA EN EL SEÑOR Lc 1, 46-55

Proclama mi alma la grandeza del Señor,
se alegra mi espíritu en Dios, mi salvador;
porque ha mirado la humillación de su esclava.

Desde ahora me felicitarán todas las generaciones,
porque el Poderoso ha hecho obras grandes por mí:
su nombre es santo,
y su misericordia llega a sus fieles
de generación en generación.

El hace proezas con su brazo:
dispersa a los soberbios de corazón,
derriba del trono a los poderosos
y enaltece a los humildes,
a los hambrientos los colma de bienes
y a los ricos los despide vacíos.

Auxilia a Israel, su siervo,
acordándose de su misericordia
-como lo había prometido a nuestros padres-
en favor de Abraham y su descendencia por siempre.

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

Ant. Los santos tienen su morada en el reino de Dios, y allí han encontrado descanso eterno.

PRECES

En esta hora en la que el Señor, cenando con sus discípulos, presentó al Padre su propia vida que luego entregó en la cruz, aclamemos al Rey de los mártires, diciendo:

Te glorificamos, Señor.

Te damos gracias, Señor, principio, ejemplo y rey de los mártires,
porque nos amaste hasta el extremo.

Te damos gracias, Señor, porque no cesas de llamar a los pecadores arrepentidos
y les das parte en los premios de tu reino.

Te damos gracias, Señor, porque hoy hemos ofrecido, como sacrificio para el perdón de los pecados,
la sangre de la alianza nueva y eterna.

Te damos gracias, Señor,
porque con tu gracia nos has dado perseverar en la fe durante el día que ahora termina.

Se pueden añadir algunas intenciones libres

Te damos gracias, Señor,
porque has asociado a nuestros hermanos difuntos a tu muerte.

Dirijamos ahora nuestra oración al Padre que está en los cielos, diciendo:

Padre nuestro…

ORACION

Señor, que la intercesión de tu mártir san Bonifacio nos ayude a mantener con firmeza y a proclamar con nuestras obras aquella misma fe que él predicó con su palabra y testimonió con su sangre. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios, por los siglos de los siglos. Amén

CONCLUSIÓN

V. El Señor nos bendiga, nos guarde de todo mal y nos lleve a la vida eterna.
R. Amén.

Anuncios

Read Full Post »

Lectio: Martes, 5 Junio, 2018
Tiempo Ordinario
1) Oración inicial
Señor, nos acogemos confiadamente a tu providencia, que nunca se equivoca; y te suplicamos que apartes de nosotros todo mal y nos concedas aquellos beneficios que pueden ayudarnos para la vida presente y la futura. Por nuestro Señor.
2) Lectura
Del santo Evangelio según Marcos 12,13-17
Y envían hacia él algunos fariseos y herodianos, para cazarle en alguna palabra. Vienen y le dicen: «Maestro, sabemos que eres veraz y que no te importa por nadie, porque no miras la condición de las personas, sino que enseñas con franqueza el camino de Dios: ¿Es lícito pagar tributo al César o no? ¿Pagamos o dejamos de pagar?» Mas él, dándose cuenta de su hipocresía, les dijo: «¿Por qué me tentáis? Traedme un denario, que lo vea.» Se lo trajeron y les dice: «¿De quién es esta imagen y la inscripción?» Ellos le dijeron: «Del César.» Jesús les dijo: «Lo del César, devolvédselo al César, y lo de Dios, a Dios.» Y se maravillaban de él.
3) Reflexión
• En el evangelio de hoy continúa el enfrentamiento entre Jesús y las autoridades. Los sacerdotes, ancianos y escribas habían sido criticados y denunciados por Jesús en la parábola de la viña (Mc 12,1-12). Ahora, los mismos piden a los fariseos y a los herodianos que preparen una encerrona contra Jesús, para poderlo acusar y condenar. Preguntaban a Jesús sobre el impuesto que había que pagar a los romanos. Era un asunto polémico que dividía a la opinión pública. Los adversarios de Jesús querían a toda costa acusarlo para menguar su influencia ante la gente. Grupos, que antes eran enemigos entre sí, ahora se unen para luchar en contra de Jesús que invadía, según ellos, su terreno. Esto sigue ocurriendo hoy. Muchas veces, personas o grupos, enemigos entre sí, se unen para defender sus privilegios contra aquellos que los incomodan con el anuncio de la verdad y de la justicia.
• Marcos 12,13-14. La pregunta de los fariseos y de los herodianos. Fariseos y herodianos eran las lideranzas locales en los poblados de Galilea. Mucho antes, habían decidido matar a Jesús (Mc 3,6). Ahora, al mando de los Sacerdotes y de los Ancianos, quieren saber de Jesús si está a favor o contra el pago del impuesto a los romanos, a César. Pregunta experta, ¡llena de malicia! Bajo la apariencia de fidelidad a la ley de Dios, buscan motivos para poderle acusar. Si Jesús dijera: “¡Tienes que pagar!”, podrían acusarle ante el pueblo de ser amigos de los romanos. Si dijera: “¡No hay que pagar!”, podrían acusarle ante las autoridades romanas de ser subversivo. ¡Parecía un callejón sin salida!
• Marcos 12, 15-17: La respuesta de Jesús. Jesús percibe la hipocresía. En su respuesta, no pierde tiempo en inútiles discusiones y va derecho al núcleo de la cuestión. En vez de responder y de discutir el asunto del tributo a César, pide que le muestren la moneda, y pregunta: “¿De quién es esta imagen e inserción?” Ellos responden: “¡De César!” Respuesta de Jesús:”Lo del César, devolvédselo al César, y lo de Dios, a Dios!”. En la práctica reconocían ya la autoridad de César. Ya estaban dando a César lo que era de César, pues usaban sus monedas para comprar y vender y hasta para pagar ¡el impuesto al Templo! Lo que interesa a Jesús es que “den a Dios lo que es de Dios”, esto es, que devuelvan a Dios el pueblo, por ellos desviado, pues con sus enseñanzas bloqueaban a la gente la venida del Reino (Mt 23,13). Otros explicaban esta frase de Jesús de otro modo: “¡Den a Dios lo de Dios!”, esto es, practiquen la justicia y la honestidad según lo que exige la Ley de Dios, pues por la hipocresía ustedes están negando a Dios lo que se le debe. Los discípulos y las discípulas deben ¡tomar conciencia! Pues era el fermento de estos fariseos y herodianos lo que les estaba cegando los ojos (Mc 8,15).
• Impuestos, tributos y diezmos. En el tiempo de Jesús, la gente de Palestina pagaba muchos impuestos, tasas, tributos y diezmos a los romanos y al Templo. El imperio romano invadió Palestina en el año 63 aC y pasó a exigir muchos impuestos y tributos. Por los cálculos hechos, se calcula que la mitad o más del sueldo familiar iba para los impuestos, los tributos, las tasas y los diezmos. Los impuestos que los romanos exigían eran de dos tipos: directos e indirectos:
a) El impuesto Directo era sobre las propiedades y sobre las personas. Impuesto sobre las propiedades (tributum soli): los fiscales del gobierno verificaban el tamaño de la propiedad, la cantidad de la producción, y el número de esclavos y fijaban la cuantía que debía ser pagada. Periódicamente, había una fiscalización mediante censos. Impuesto sobre las personas (tributum capitis): era para las clases pobres, sin tierra. Incluía tanto a los hombres como a las mujeres entre 12 y 65 años. Era sobre la fuerza de trabajo. 20% de la renta de cada persona era para el impuesto.
b) El imposto Indirecto era sobre transacciones variadas. Corona de oro: Originariamente era un regalo al emperador, pero se convirtió en un impuesto obligatorio. Se cobraba en ocasiones especiales, como fiestas y visitas del emperador. Impuesto sobre la sal: la sal era monopolio del emperador. Se tributaba sólo la sal para uso comercial. Por ejemplo la sal usada para esicar el pescado. De aquí la palabra “salario”. Impuesto sobre compra y venta: En cada transacción comercial se pagaba el 1%. El cobro corría a cargo de los fiscales en la feria. En la compra de esclavo se exigía el 4%. En cada contrato comercial registrado, se exigía el 2%. Impuesto para ejercer la profesión. Para todo se precisaba la licencia. Por ejemplo, un zapatero en la ciudad de Palmira, pagaba un denario al mes. Un denario era el equivalente al salario de un día. Hasta las prostitutas tenían que pagar. Impuesto sobre el uso de cosas de utilidad pública: El emperador Vespasiano introdujo el impuesto para poder usar los retretes públicos en Roma. El decía: ”¡El dinero no huele!”.
c) Otras tasas y obligaciones: Pedaje o aduana. Trabajo forzado. Gastos especiales para el ejército (dar hospedaje a los soldados, pagar la comida para el sustento de las tropas); Impuesto para el Templo y el Culto.
4) Para la reflexión personal
• ¿Conoces algún caso de grupos o de personas que eran enemigos entre sí, pero que se juntaron para perseguir a una persona honesta que los incomodaba y denunciaba? ¿Te ha pasado alguna vez?
• ¿Cuál es hoy el sentido de la frase: “Lo de César devolvédselo a César, lo de Dios a Dios”?
5) Oración final
Sácianos de tu amor por la mañana,
y gozaremos y cantaremos de por vida.
¡Que tus siervos vean tu acción,
y tus hijos tu esplendor! (Sal 90:14,16)

Read Full Post »

María Teresa Blandón Gadea

El feminismo como ética, como teoría crítica y como acción política, cobra sentido en el esfuerzo constante de resignificar las experiencias vitales de las mujeres, poniendo en cuestión el pensamiento patriarcal que durante siglos ha presentado a las mujeres como seres inferiores, débiles, incapaces, peligrosos, carentes de voluntad propia y hasta de capacidad de elaborar sus propios razonamientos.

En su empeño de construir pensamiento crítico, el feminismo ha desplegado una ética de la sospecha desde donde analiza y cuestiona los discursos que legitiman el predominio del poder masculino sobre las mujeres en todos los ámbitos de la vida.

La construcción de identidades en clave binaria; la constitución de un orden familiar que reproduce el poder del padre; la división sexual de trabajo que obliga a las mujeres a dedicar sus principales energías al cuidado de los otros, expropiándolas de su tiempo y de toda clase de recursos y oportunidades; una moral sexual que pone los cuerpos de las mujeres a disposición de los hombres negándoles su propio deseo; el monopolio de los hombres sobre el espacio público y la toma de decisiones, forman parte de las múltiples dimensiones que han sido objeto de profundas elaboraciones filosóficas, conceptuales, políticas y metodológicas.

El feminismo constituye una interpelación al pensamiento patriarcal que proclama el predominio del poder masculino sobre las mujeres y otros cuerpos feminizados, a la vez que expresa la insubordinación de las mujeres frente a tales mandatos.

En este empeño de deconstruir estructuras de poder que se construyen con base al género, el feminismo ha debido superar la histórica alienación de las mujeres, recuperando sus historias de resistencia y desplegando una «ética de la sospecha» que nos ha permitido poner en cuestión la ideología patriarcal.

La teoría feminista ha logrado develar las claves que históricamente han reproducido y legitimado el sexismo y la misoginia, que articulados con otros sistemas de dominación como el racismo colonialista y el neoliberalismo, condenan a millones de mujeres a vivir en los límites de la dignidad.

El feminismo ha cuestionado los fundamentos teológicos de las religiones patriarcales que hablando en nombre de lo sagrado reproducen la dominación masculina; las premisas androcéntricas de las democracias occidentales que niegan derechos plenos a las mujeres, ubicándolas como ciudadanas de segunda y tercera categoría; la complicidad de las ciencias sociales con la histórica invisibilización de las mujeres y sobrerrepresentación de los hombres; la patologización de los legítimos malestares de las mujeres y el encubrimiento de los abusos de poder cometidos en contra de las mujeres; la brutal expropiación y explotación del trabajo de las mujeres para beneficio de otros, entre muchas otras dimensiones.

Gracias al feminismo ha sido posible reconocer los hilos visibles e invisibles de las redes de poder que hablando en nombre de lo sagrado, del amor, de la familia, de la patria, de la moral y las buenas costumbres, conminan a las mujeres al silencio y la resignación, como estrategia discursiva para que las mujeres terminen aceptando el lugar subordinado que les ha sido asignado.

Si bien el recorrido del feminismo latinoamericano ha sido producto de diversas influencias y ha transitado por diversas etapas en términos de construcción de nuevas narrativas sobre las relaciones entre hombres y mujeres, para el feminismo del siglo XXI es cada vez más evidente la profundidad y complejidad de los históricos procesos de articulación de las lógicas de dominación en donde confluyen el patriarcado, el racismo y el neoliberalismo, que someten y excluyen no sólo a las mujeres, sino a todos aquellos cuerpos que no encajan en los estereotipos de la modernidad occidental.

El feminismo en América Latina y Caribe se ha constituido en los últimos siglos, no sólo en una teoría capaz de explicar el origen y recorrido de la historia de sometimiento de las mujeres y de sus resistencias, sino en un potente movimiento social con arraigo en las luchas de las mujeres campesinas, obreras, indígenas, afrodescendientes, lesbianas, trans, jóvenes, intelectuales, académicas, artistas, expresión de las múltiples identidades que nos constituyen.

Estas mujeres en su diversidad de experiencias y pluralidad de voces que actúan colectivamente en defensa de la equidad y la igualdad entre mujeres y hombres, se han articulado en colectivos, asociaciones, centros y redes de alianza que dan sentido a lo que hoy conocemos como movimiento de mujeres y feminista en la región.

Forman parte de los cotidianos y grandes desafíos identificados en el movimiento feminista latinoamericano y del Caribe:

• Continuar generando la más profunda indignación y rechazo a todas las formas de violencia que sufren cada día millones de niñas, adolescentes y mujeres de todas las edades, en cuya base están unos imaginarios sociales acerca de la masculinidad como dominación a las mujeres y la feminidad como sometimiento al poder masculino.

• Cuestionar todos los mandatos que hablando ennombre de Dios-padre, de la ciencia o del mercado, redcen los cuerpos de las mujeres a úteros reproductores.

• Ante la nueva ofensiva de los fundamentalismos religiosos que tiene como principal objetivo impedir los cambios favorables a la igualdad y a la equidad, el feminismo latinoamericano y caribeño ha asumido el desafío de construir nuevas visiones y prácticas espirituales que fortalezcan la consciencia y la libertad para elegir en todos los ámbitos de la vida.

• Defender la maternidad y la paternidad voluntaria como expresión de la libertad y autodeterminación, pero también como acto consciente y profundamente responsable con la reproducción y cuidado de la vida.

• Denunciar el empobrecimiento al que han sido condenadas millones de mujeres –y de hombres– como consecuencia de la instalación de los intereses de los grandes capitales en el funcionamiento de los mercados y del Estado.

• Aportar nuevas miradas y propuestas que pongan en el centro de los debates sobre pobreza y desarrollo, la preeminencia del cuidado y sostenibilidad de la vida, lo que supone un planteamiento radical de la comprensión patriarcal de la economía y la política.

• Continuar denunciando las falacias de las democracias occidentales, cuya racionalidad continúa anclada a una visión sexista, clasista y racista, que excluye y discrimina a las mujeres, a los pueblos indígenas y afrodescendientes, a la gente empobrecida del campo y la ciudad, entre otros cuerpos colocados en los márgenes.

• Construir nuevas nociones de democracia que nos remitan al poder de los individuos y las comunidades en su más amplio sentido, de elegir los modelos de sociedad que más se adecuen a los intereses del bien común y de la búsqueda de la felicidad.

• Construir nuevas y radicales nociones de democracia y ciudadanía, que partiendo del reconocimien- to de la diversidad de sujetos, proponen un nuevo contrato social capaz de invertir la actual pirámide de poder que confiere toda clase de privilegios a las élites económicas, políticas y militares.

• Denunciar la existencia de gobiernos autoritarios, misóginos y corruptos que hablando en nombre del progreso y del desarrollo e incluso de la equidad de género, han mantenido inalterables políticas de corte neoliberal que excluyen a millones de mujeres, niños y niñas, pueblos indígenas y afrodescendientes en la región.

• Avanzar en la construcción de narrativas capaces de movilizar las consciencias de hombres y mujeres en la búsqueda de la justicia social y de género, multiplicando los diálogos y la construcción de alianzas con otros movimientos sociales con quienes compartimos cosmovisiones y utopías.

A manera de conclusión se puede afirmar que la radicalidad de la crítica y de los cambios que propone el feminismo al conjunto de nuestras sociedades, se expresa en el cuestionamiento a todos los poderes opresivos que hablando en nombre de Dios, de la cultura, de la tradición y de la ley, reproducen un orden de género asimétrico, jerárquico y violento.

El feminismo latinoamericano y del Caribe, en sus diversas expresiones, ha producido cambios de enorme importancia para el conjunto de nuestras sociedades, que van desde la vida cotidiana, hasta el cuestionamiento de todos los sistemas de poder que reproducen las desigualdades.

El acumulado histórico de un movimiento social que al defender la emancipación de las mujeres, plantea la liberación de los hombres de todos los mandatos que los alejan de su humanidad, constituyen el qaporte feminista a este cambio de época.

Read Full Post »

LA CRUZ

ORACIÓN PREPARATORIA

Oh Dios, que por medio del Corazón de tu Hijo, herido por nuestras culpas, te dignas, en tu misericordia infinita, darnos los tesoros de tu amor; te pedimos nos concedas que, al presentarte el devoto obsequio de nuestra piedad, le ofrezcamos también el homenaje de una digna satisfacción. Por el mismo Jesucristo nuestro Señor. Amén.

 

CONSIDERACIÓN DEL DÍA

La Cruz es la palanca que, apoyándose en los méritos de Jesús, nos da fuerzas para levantar la pesadez de nuestra naturaleza caída y elevarla a lo sobrenatural.

LETANÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Señor, ten piedad de nosotros.
Cristo, ten piedad de nosotros.
Señor, ten piedad de nosotros.

Cristo, óyenos.
Cristo, escúchanos.

Padre Eterno, Dios de los cielos, ten piedad de nosotros
Dios Hijo, Redentor del mundo, ten piedad de nosotros
Dios, Espíritu Santo, ten piedad de nosotros
Santa Trinidad, un solo Dios, ten piedad de nosotros

Corazón de Jesús, Hijo del Eterno Pa­dre, ten piedad de nosotros.
Corazón de Jesús, formado por el Espíritu Santo en el seno de la Virgen Madre, ten piedad de nosotros.
Corazón de Jesús, unido sustancialmente al Verbo de Dios, ten piedad de nosotros.
Corazón de Jesús, de majestad infinita, ten piedad de nosotros.
Corazón de Jesús, templo santo de Dios, ten piedad de nosotros.
Corazón de Jesús, tabernáculo del Al­tísimo, ten piedad de nosotros.
Corazón de Jesús, casa de Dios y puerta del cielo, ten piedad de nosotros.
Corazón de Jesús, lleno de bondad y de amor, ten piedad de nosotros.
Corazón de Jesús, hoguera ardiente de caridad, ten piedad de nosotros.
Corazón de Jesús, asilo de justicia y de amor, ten piedad de nosotros.
Corazón de Jesús, abismo de todas las virtudes, ten piedad de nosotros.
Corazón de Jesús, dignísimo de toda alabanza, ten piedad de nosotros.
Corazón de Jesús, Rey y centro de todos los corazones, ten piedad de nosotros.
Corazón de Jesús, en quien están to­dos los tesoros de la sabiduría y de la ciencia, ten piedad de nosotros.
Corazón de Jesús, en quien habita toda la plenitud de la divinidad, ten piedad de nosotros.
Corazón de Jesús, en quien el Padre halló sus complacencias, ten piedad de nosotros.
Corazón de Jesús, de cuya plenitud todos hemos recibido, ten piedad de nosotros.
Corazón de Jesús, deseo de los eter­nos collados, ten piedad de nosotros.
Corazón de Jesús, paciente y de mu­cha misericordia, ten piedad de nosotros.
Corazón de Jesús, rico para todos los que te invocan, ten piedad de nosotros.
Corazón de Jesús, fuente de vida y de santidad, ten piedad de nosotros.
Corazón de Jesús, propiciación por nuestros pecados, ten piedad de nosotros.
Corazón de Jesús, saciado de opro­bios, ten piedad de nosotros.
Corazón de Jesús, despedazado por nuestros delitos, ten piedad de nosotros.
Corazón de Jesús, hecho obediente hasta la muerte, Ten piedad de nosotros.
Corazón de Jesús, perforado por una lanza, ten piedad de nosotros.
Corazón de Jesús, fuente de toda con­solación, ten piedad de nosotros.
Corazón de Jesús, paz y reconciliación nuestra, ten piedad de nosotros.
Corazón de Jesús, víctima de los pecadores, ten piedad de nosotros.
Corazón de Jesús, salvación de los que en ti esperan, ten piedad de nosotros.
Corazón de Jesús, esperanza de los que en ti mueren, ten piedad de nosotros.
Corazón de Jesús, delicia de todos los santos, ten piedad de nosotros.

Cordero de Dios, que quitas los pe­cados del mundo, perdónanos, Se­ñor.
Cordero de Dios, que quitas los pe­cados del mundo, escúchanos, Se­ñor.
Cordero de Dios, que quitas los pe­cados del mundo, ten piedad de nosotros.
Jesús, manso y humilde de corazón, haz nuestro corazón semejante al tuyo.

 

ORACIÓN

Dios todopoderoso y eterno, mira el corazón de tu amadísimo Hijo y las alabanzas y sa­tisfacciones que te dio en nombre de los pecadores, y concede propicio el perdón a los que imploran tu misericordia, en nombre de tu mismo Hijo Jesucristo, que contigo vive y reina en la unidad del Espíritu Santo, Dios, por todos los siglos de los siglos. Amén.

 

ORACIÓN FINAL

Señor Jesús, que tus santos misterios infundan en nosotros el fervor divino, con el que, recibida la bondad de tu dulce Corazón, aprendamos a despreciar lo terreno y amar lo celestial. Tu que vives y reinas por siglos infinitos. Amén.

Read Full Post »

La liturgia y la vida sacramental

75. A lo largo de toda la historia, la liturgia ha sido para los fieles de Oriente Medio un elemento esencial de unidad espiritual y de comunión. En efecto, la liturgia refleja de modo privilegiado la tradición de los Apóstoles, continuada y desarrollada en las tradiciones particulares de las Iglesias de Oriente y Occidente. Una renovación de los textos y celebraciones litúrgicas, allí donde fuera necesaria, permitiría a los fieles asimilar mejor la tradición y la riqueza bíblica y patrística, teológica y espiritual[74] de las liturgias, en la experiencia del misterio al que introducen. Una empresa semejante se debe llevar a cabo, en la medida de lo posible, colaborando con las Iglesias que no están en plena comunión, pero que también son depositarias de las mismas tradiciones litúrgicas. La deseada renovación litúrgica debe estar fundada sobre la Palabra de Dios, la tradición propia de cada Iglesia y las nuevas aportaciones teológicas y antropológicas cristianas. Dará fruto si los cristianos adquieren la convicción de que la vida sacramental los introduce profundamente en la vida nueva en Cristo (cf. Rm 6,1-6; 2 Co 5,17), fuente de comunión y testimonio.


[74] Cf. Propositio 39.

Read Full Post »

Entrada: DIOS NOS CONVOCA – Carmelo Erdozáin
Hoy Cantamos a Dios (2a estrofa) – Juan José Elezkano

Penitencial: SEÑOR, TEN PIEDAD (10) – Miguel Manzano

Gloria: GLORIA A DIOS EN EL CIELO – José Sánchez López (P. Josico)

Del salmo 129: PERDÓNANOS, SEÑOR, Y VIVIREMOS – J. R. López

Aclamación: ALELUYA, ALELUYA (26) – Renato D’Andrea

Ofrendas: AL ALTAR NOS ACERCAMOS – Néstor Gallego

Himno: SANTO, SANTO, SANTO (10) – José Sánchez López (P. Josico)

Paz: CORDERO DE DIOS (10) – Autor desconocido

Comunión: CRISTO NOS UNE EN TORNO A SU ALTAR – Carmelo Erdozáin
Corazón el Más Puro y el Más Santo – Autor desconocido

Meditación: A TI QUE ESTAS SENTADO EN TU SILLÓN – Brotes de Olivo
En Eso Conocerán – Emilio Vicente Mateu

Salida: PRIMERA CRISTIANA – José Fernandes de Oliveira (P. Zezinho)
No Fue Fácil, María – Cesáreo Gabaráin

Letras y partituras de los cantos

Read Full Post »

PRESENTACIÓN DE VASO DE AGUA BENDITA CON SAL

(Esta ofrenda la puede hacer un nuevo miembro de la comunidad)

ORACIÓN – EXPLICACIÓN: Señor, yo te traigo esta mezcla de agua bendita y sal, que responde a una costumbre muy antigua y arraigada en muchos lugares, por la que, por su aspersión, se ahuyentan los poderes del mal. Con esta ofrenda queremos expresarte nuestros deseos de luchar contra todo aquello que dificulta la vida y la convivencia y pedirte que nos concedas la fuerza de tu Espíritu, para que nos fortalezca en esta lucha y nos conceda su protección.

(Concluida la ofrenda, da el recipiente al Presidente. La comunidad se pone de pie y el Presidente la asperja)

PRESENTACIÓN DE UN RECIPIENTE CON LEVADURA

(Debe hacer la ofrenda una persona adulta de la comunidad)

ORACIÓN – EXPLICACIÓN: Señor y Padre nuestro, yo te traigo este pequeño recipiente lleno de levadura, una sustancia capaz de transformar una gran cantidad de masa. Y lo hago en nombre de los cristianos y cristianas militantes en esa lucha por crear una sociedad más humana, más igualitaria y más solidaria; esto es, más justa y para todos y todas. Te ofrecemos las vidas de tantas personas que viven y trabajan para que todo esto sea verdad. Y haznos a nosotros y a nosotras con capacidad de entrega y de servicio para seguir adelante en la causa del Evangelio.

PRESENTACIÓN DE UNA JARRA DE AGUA

(Conviene que sea una jarra de cristal, para que se pueda ver el agua que contiene. La presenta una persona de la Comunidad)

ORACIÓN – EXPLICACIÓN: Señor y Padre nuestro: Jesús nos recuerda en el evangelio, que un vaso de agua dado con amor no quedará sin recompensa. Te presento, en nombre de toda la Comunidad, esta jarra de agua, como expresión de tantos gestos de amor y de fraternidad como se viven en nuestro mundo; muchos de estos gestos, son callados y ocultos. Pero también te ofrecemos con esta jarra nuestro compromiso, concreto y generoso, de ser cercanos/as y solidarios/as, mujeres y hombres que comparten en la sencillez de la vida. Te pedimos que nos ayudes en esta tarea.

PRESENTACIÓN DE UN ICONO DE LA VIRGEN

(Esta ofrenda la puede hacer uno o una de los/las jóvenes)

ORACIÓN – EXPLICACIÓN: Por mi parte, yo te ofrezco este bello icono de la Madre de tu Hijo, como expresión de la valoración que hacemos de ella. Creemos que es nuestra madre e intercesora ante Ti, pero hoy queremos ofrecerte, además, nuestra disponibilidad a imitarla. Como ella queremos ser oyentes de tu Palabra y cumplidores de tu voluntad, construyendo, de ese modo, la NUEVA FAMILIA que Jesús nos ha presentado en el Evangelio.

PRESENTACIÓN DE UN VASO DE ACEITE

(Puede hacer la ofrenda alguna persona adulta que vive su compromiso en los ámbitos más difíciles y fronterizos de la Iglesia y de la fe)

ORACIÓN – EXPLICACIÓN: Señor, yo te ofrezco este vaso de aceite, símbolo de la acogida y del querer ser, como tu Hijo, bálsamo y calmante de cualquier persona ante tantas dificultades como sufren en la vida. Igual que la comunidad quiere ser una respuesta positiva y adecuada para tantas personas necesitadas, así nosotros y nosotras queremos vivir en favor de los/as demás. Nuestra preocupación quiere ser el servirles. Que nunca olvidemos que nuestra finalidad son los otros/as. No permitas tampoco que tu Iglesia lo olvide: que ella es madre y que, como tal, se ha de desvivir por todos/as y cada uno/a de sus hijos e hijas, la humanidad entera.

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: