Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 12/06/18

VÍSPERAS
(Oración de la tarde)

INVOCACIÓN INICIAL

V. Dios mío, ven en mi auxilio
R. Señor, date prisa en socorrerme. Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén. Aleluya.

Himno: MENTES CANSADAS.

Mentes cansadas,
manos encallecidas,
labriegos al fin de la jornada,
jornaleros de tu viña,
venimos, Padre,
atardecidos de cansancio,
agradecidos por la lucha,
a recibir tu denario.

Llenos de polvo,
el alma hecha girones,
romeros al filo de la tarde,
peregrinos de tus montes,
venimos, Padre,
heridos por los desengaños,
contentos por servir a tu mesa,
a recibir tu denario.

Hartos de todo,
llenos de nada,
sedientos al brocal de tus pozos
y hambrientos de tu casa,
venimos, Padre,
el corazón entre tus brazos,
la frente humilde de delitos,
a recibir tu denario. Amén.

SALMODIA

Ant 1. No podéis servir a Dios y al dinero.

Salmo 48 I – VANIDAD DE LAS RIQUEZAS

Oíd esto, todas las naciones,
escuchadlo, habitantes del orbe:
plebeyos y nobles, ricos y pobres;

mi boca hablará sabiamente,
y serán muy sensatas mis reflexiones;
prestaré oído al proverbio
y propondré mi problema al son de la cítara.

¿Por qué habré de temer los días aciagos,
cuando me cerquen y me acechen los malvados,
que confían en su opulencia
y se jactan de sus inmensas riquezas,
si nadie puede salvarse
ni dar a Dios un rescate?

Es tan caro el rescate de la vida,
que nunca les bastará
para vivir perpetuamente
sin bajar a la fosa.

Mirad: los sabios mueren,
lo mismo que perecen los ignorantes y necios,
y legan sus riquezas a extraños.

El sepulcro es su morada perpetua
y su casa de edad en edad,
aunque hayan dado nombre a países.

El hombre no perdura en la opulencia,
sino que perece como los animales.

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

Ant. No podéis servir a Dios y al dinero.

Ant 2. «Atesorad tesoros en el cielo», dice el Señor.

Salmo 48 II

Éste es el camino de los confiados,
el destino de los hombres satisfechos:

son un rebaño para el abismo,
la muerte es su pastor,
y bajan derechos a la tumba;
se desvanece su figura
y el abismo es su casa.

Pero a mí, Dios me salva,
me saca de las garras del abismo
y me lleva consigo.

No te preocupes si se enriquece un hombre
y aumenta el fasto de su casa:
cuando muera, no se llevará nada,
su fasto no bajará con él.

Aunque en vida se felicitaba:
«Ponderan lo bien que lo pasas»,
irá a reunirse con sus antepasados,
que no verán nunca la luz.

El hombre rico e inconsciente
es como un animal que perece.

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

Ant. «Atesorad tesoros en el cielo», dice el Señor.

Ant 3. Digno es el Cordero degollado de recibir el honor y la gloria.

Cántico: HIMNO A DIOS CREADOR Ap 4, 11; 5, 9-10. 12

Eres digno, Señor Dios nuestro, de recibir la gloria,
el honor y el poder,
porque tú has creado el universo;
porque por tu voluntad lo que no existía fue creado.

Eres digno de tomar el libro y abrir sus sellos,
porque fuiste degollado
y por tu sangre compraste para Dios
hombres de toda raza, lengua, pueblo y nación;
y has hecho de ellos para nuestro Dios
un reino de sacerdotes
y reinan sobre la tierra.

Digno es el Cordero degollado
de recibir el poder, la riqueza y la sabiduría,
la fuerza y el honor, la gloria y la alabanza.

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

Ant. Digno es el Cordero degollado de recibir el honor y la gloria.

LECTURA BREVE   Rm 3, 23-25a

Todos pecaron y se hallan privados de la gloria de Dios; son justificados gratuitamente, mediante la gracia de Cristo, en virtud de la redención realizada en él, a quien Dios ha propuesto como instrumento de propiciación.

RESPONSORIO BREVE

V. Me saciarás de gozo en tu presencia, Señor.
R. Me saciarás de gozo en tu presencia, Señor.

V. De alegría perpetua a tu derecha.
R. En tu presencia, Señor.

V. Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
R. Me saciarás de gozo en tu presencia, Señor.

CÁNTICO EVANGÉLICO

Ant. Haz, Señor, obras grandes por nosotros, porque tú eres poderoso y tu nombre es santo.

Cántico de María. ALEGRÍA DEL ALMA EN EL SEÑOR Lc 1, 46-55

Proclama mi alma la grandeza del Señor,
se alegra mi espíritu en Dios, mi salvador;
porque ha mirado la humillación de su esclava.

Desde ahora me felicitarán todas las generaciones,
porque el Poderoso ha hecho obras grandes por mí:
su nombre es santo,
y su misericordia llega a sus fieles
de generación en generación.

El hace proezas con su brazo:
dispersa a los soberbios de corazón,
derriba del trono a los poderosos
y enaltece a los humildes,
a los hambrientos los colma de bienes
y a los ricos los despide vacíos.

Auxilia a Israel, su siervo,
acordándose de su misericordia
-como lo había prometido a nuestros padres-
en favor de Abraham y su descendencia por siempre.

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

Ant. Haz, Señor, obras grandes por nosotros, porque tú eres poderoso y tu nombre es santo.

PRECES

Alabemos a Cristo, pastor y obispo de nuestras vidas, que vela siempre con amor por su pueblo, y digámosle suplicantes:

Protege, Señor, a tu pueblo.

Pastor eterno, protege a nuestro obispo N.
y a todos los pastores de la Iglesia.

Mira con bondad a los que sufren persecución
y líbralos de todas sus angustias.

Compadécete de los pobres y necesitados
y da pan a los hambrientos.

Ilumina a los que tienen la misión de gobernar a los pueblos
y dales sabiduría y prudencia.

Se pueden añadir algunas intenciones libres

No olvides, Señor, a los difuntos redimidos por tu sangre
y admítelos en el festín de las bodas eternas.

Unidos fraternalmente como hermanos de una misma familia, invoquemos al Padre común:

Padre nuestro…

ORACION

Dios todopoderoso y eterno, Señor del día y de la noche, humildemente te pedimos que la luz de Cristo, verdadero sol de justicia, ilumine siempre nuestras vidas para que así merezcamos gozar un día de aquella luz en la que tú habitas eternamente. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios, por los siglos de los siglos. Amén.

CONCLUSIÓN

V. El Señor nos bendiga, nos guarde de todo mal y nos lleve a la vida eterna.
R. Amén.

Anuncios

Read Full Post »

Lectio: Martes, 12 Junio, 2018

Tiempo Ordinario

1) ORACIÓN INICIAL

¡Oh Dios!, fuente de todo bien, escucha sin cesar nuestras súplicas; y concédenos, inspirados por ti, pensar lo que es recto y cumplirlo con tu ayuda. Por nuestro Señor.

2) LECTURA

Del santo Evangelio según Mateo 5,13-16

«Vosotros sois la sal de la tierra. Mas si la sal se desvirtúa, ¿con qué se la salará? Ya no sirve para nada más que para ser tirada afuera y pisoteada por los hombres.

«Vosotros sois la luz del mundo. No puede ocultarse una ciudad situada en la cima de un monte. Ni tampoco se enciende una lámpara y la ponen debajo del celemín, sino sobre el candelero, para que alumbre a todos los que están en la casa. Brille así vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos.

3) REFLEXIÓN

• Ayer, al meditar las ocho bienaventuranzas, hemos pasado por el portal de entrada del Sermón del Monte (Mt 5,1-12). En el evangelio de hoy recibimos una importante instrucción sobre la misión de la comunidad. Tiene que ser sal de la tierra y luz del mundo (Mt 5,13-16). La sal no existe para sí, sino para dar sabor a la comida. La luz no existe para sí, sino para iluminar el camino. La comunidad no existe para sí, sino para servir al pueblo. En la época en que Mateo escribió su evangelio, esta misión estaba siendo difícil para las comunidades de los judíos convertidos. A pesar de vivir en la observancia fiel de la ley de Moisés, estaban siendo expulsadas de la sinagogas, cortadas de su pasado judío. De cara a esto, entre los paganos convertidos algunos decían: “Con la venida de Jesús, la ley de Moisés está superada”. Todo esto causaba tensiones e incertezas. La apertura de unos parecía criticar la observancia de otros, y viceversa. Este conflicto generó una crisis que llevó a cada cual a encerrarse en su propia posición. Algunos querían avanzar, otros querían poner la lámpara bajo la mesa. Muchos se preguntaban: “Al final, ¿cuál es nuestra misión?” Recordando y actualizando las palabras de Jesús, el Evangelio de Mateo trata de ayudarlos:

• Mateo 5,13-16: Sal de la tierra. Usando imágenes de la vida cotidiana, con palabras sencillas y directas, Jesús hace saber cuál es la misión y la razón de ser de una comunidad cristiana: ser sal. En aquel tiempo, con el calor que hacía, la gente y los animales necesitaban consumir mucha sal. La gente iba consumiendo la sal que el abastecedor dejaba en grandes bloques en la plaza pública. Al final lo que sobraba quedaba esparcido como polvo en tierra, y había perdido el gusto. “Ya no sirve para nada más que para ser tirada afuera y pisoteada por los hombres”. Jesús evoca esta costumbre para aclarar a los discípulos y discípulas la misión que deben realizar.

• Mateo 5,14-16: Luz del mundo. La comparación es obvia. Nadie enciende una lámpara para colocarla bajo un celemín. Una ciudad situada en cima de un monte no consigue quedar escondida. La comunidad debe ser luz, debe iluminar. No debe temer que aparezca el bien que hace. No lo hace para que la vean, pero lo que hace es posible que se vea. La sal no existe para sí. La luz no existe para sí. Y así ha de ser la comunidad: no puede quedarse encerrada en sí misma. “Brille así vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras obras y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos.”

• Mateo 5,17-19: Ni una coma de la ley caerá. Entre los judíos convertidos había dos tendencias. Unos pensaban que no era necesario observar las leyes del AT, porque es por la fe en Jesús que somos salvados y no por la observancia de la Ley (Rom 3,21-26). Otros pensaban que ellos, siendo judíos, debían continuar a observar las leyes del AT (Hec 15,1-2). En cada una de las dos tendencias había grupos más radicales. Ante este conflicto, Mateo procura llegar a un equilibrio entre los dos extremos. La comunidad debe ser el espacio donde este equilibrio puede ser alcanzado y vivido. La respuesta dada por Jesús a los que le criticaban seguía siendo bien actual: “¡No he venido a abolir la Ley, sino a darle cumplimiento!”. Las comunidades no pueden ir contra la Ley, ni pueden encerrarse en la observancia de la ley. Al igual que Jesús, deben dar un paso y mostrar, en la práctica, que el objetivo que la ley quiere alcanzar en la vida es la práctica perfecta del amor.

• Las diversas tendencias en las primeras comunidades cristianas. El plan de salvación tiene tres etapas unidas entre sí por la tierra de la vida: a) El Antiguo Testamento: la caminada del pueblo hebreo, orientada por la ley de Dios. b) La vida de Jesús de Nazaret: renueva la ley de Dios desde su experiencia de Dios como Padre/Madre. c) La vida de las Comunidades: a través del Espíritu de Jesús, tratan de vivir la vida como Jesús la vivió. La unidad de estas tres etapas engendra la certeza de fe de que Dios está en medio de nosotros. Los intentos de quebrar o enflaquecer la unidad de este plan de salvación engendraban varios grupos y tendencias en las comunidades:

i) Los fariseos no reconocían a Jesús como Mesías y aceptaban sólo el AT. Dentro de las comunidades había gente simpatizante con la línea de los fariseos (Hec 15,5).

ii) Algunos judíos convertidos aceptaban a Jesús como Mesías, pero no aceptaban la libertad del Espíritu con que las comunidades vivían la presencia de Jesús resucitado. (Hec 15,1).

iii) Otros, tanto judíos como paganos convertidos, pensaban que con Jesús había llegado el fin del AT. De aquí en adelante, sólo Jesús y la vida en el Espíritu.

iv) Había también cristianos que vivían tan plenamente la vida en la libertad del Espíritu que no miraban más la vida de Jesús de Nazaret ni el Antiguo Testamento (1Cor 12,3).

v) Ahora bien, la gran preocupación del Evangelio de Mateo es mostrar que el AT, Jesús de Nazaret y la vida en el Espíritu no pueden separarse. Los tres forman parte del mismo y único proyecto de Dios y nos comunican la certeza central de la fe: el Dios de Abrahán y Sara está presente en medio de las comunidades por la fe en Jesús de Nazaret.

4) PARA LA REFLEXIÓN PERSONAL

• Para ti, en tu experiencia de vida, ¿para que sirve la sal? Tu comunidad, ¿está siendo sal? ¿De qué manera tu comunidad está siendo luz?

• Las personas del barrio, ¿cómo ven a tu comunidad? Tu comunidad ¿tiene atracción? ¿Es señal? ¿De qué? ¿Para quién?

5) ORACIÓN FINAL

Amor y verdad son las sendas de Yahvé
para quien guarda su alianza y sus preceptos.
Haz gala de tu nombre, Yahvé,
y perdona mi culpa, que es grande. (Sal 25,10-11)

Read Full Post »

Martha Palacios

Este tema puede ser tratado como un asunto técnico centrado en el proceso metodológico que conlleva definir políticas públicas: identificación y análisis del problema, formular la política, adoptar la decisión, implantar y evaluar la política. Sin embargo, aquí se parte de que es un asunto socio-político.

Las políticas públicas son asuntos de gobiernos, conjuntos de decisiones que se traducen en acciones estratégicamente seleccionadas de acuerdo a una visión sobre la realidad y una escala de valores. Buscan responder a problemas o necesidades sociales puestas en agenda. Es decir, su atención es imprescindible porque afectan evidentemente a la sociedad en su conjunto o a «determinados sectores».

Tienen carácter público por la extensión de su influencia y por ser promulgadas por un ente estatal, que en teoría representa el interés común. Hay políticas de distintos tipos: económicas (fiscales, monetarias, de empleo, producción, inversión energética); sociales (salud, educación, seguridad social, igualdad de género) y otras (defensa, política exterior…).

Con frecuencia, para que exista respuesta gubernamental de ese tipo, se requiere la movilización y la lucha de las personas afectadas, como ha sucedido con las mujeres, que históricamente hemos estado en desventaja: menor acceso al trabajo remunerado, exclusión de recursos productivos (tierra, créditos, asistencia técnica); salarios menores aunque tengamos mayor educación; viviendo violencia en sus distintas manifestaciones, incluyendo la extrema al arrebatarnos la vida; con insuficiente participación y/o representación política; responsable casi en exclusiva de la crianza y cuidado del hogar y la familia.

En otras ocasiones las políticas se definen por compromisos internacionales adquiridos por los Estados, como sucedió con el auge de políticas de género en la década de los años 90 del siglo pasado. Previo a esto, el programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, entre los 60 y 70, impulsó propuestas para favorecer fundamentalmente el crecimiento económico de países considerados «sub-desarrollados», por su dependencia económica, escaso nivel tecnológico, dedicación a las actividades primarias (agricultura, ganadería, extracción de minerales), desconociendo las causas históricas de dicha situación.

En esa preocupación por estimular la generación de capital, se percibió a las mujeres como un recurso humano sub-utilizado, que por su interés en el cuidado de sus familias, podría ser aprovechado para elevar la producción. Obviamente esa consideración desvaloriza el trabajo doméstico e invisibiliza las múltiples estrategias de las mujeres para obtener recursos. Surgió el primer enfoque de integración de las mujeres al mundo productivo lucrativo, denominado «Mujer en el desarrollo». Incluso, para analizar y resaltar el papel de las mujeres la ONU consagró el año 1975 y una década (1975-1985) a las mujeres.

En el mismo seno de Naciones Unidas, mujeres funcionarias valoraron como insuficiente esa iniciativa que incrementaba el trabajo de las mujeres, considerando imprescindible adoptar una mirada degénero, reconocer la existencia de relaciones de poder entre hombres y mujeres en la sociedad y en sus hogares, por la supremacía masculina prevaleciente.

Se difundieron así conceptos como intereses prácticos de las mujeres (todo lo relativo a sus responsabilidades de amas de casa y madres); intereses estratégicos (aquellas condiciones que mejoren sus posiciones sociales, económicas y políticas); los vínculos entre estos intereses con el mundo privado y mundo público. Es innegable la influencia en estos cambios conceptuales del movimiento de mujeres, en particular del feminista, que desde mucho tiempo atrás ha luchado por la transformación del sistema patriarcal y por dar poder a las mujeres.

En 1995 se celebra la IV Conferencia Mundial sobre la mujer. 189 gobiernos firmaron la Declaración y Plataforma de Acción de Beijín en la que se incluyó la creación de mecanismos institucionales para el adelanto de la mujer. Esto significaba, entre otras acciones, que debía incorporarse en los órganos gubernamentales una perspectiva de igualdad entre los géneros e introducirla en todas las legislaciones, políticas, planes y programas (transversalizar).

Con el supuesto fin de cumplir los compromisos adquiridos, en la mayoría de nuestros países se crearon ministerios o institutos de la mujer, legislaciones para la igualdad de oportunidades de las mujeres, y para prevenir y penalizar la violencia contra las mujeres, creando tribunales especializados. Además se impulsó la formulación de otras políticas públicas (productivas) con el enfoque de género, a fin de que mujeres y hombres accedieran en términos igualitarios a los bienes y servicios públicos, para garantizar el ejercicio de los derechos ciudadanos en todos los órdenes.

Se ha reconocido internacionalmente que las teorías de género –base de estos avances– tienen un enfoque crítico e histórico de la sociedad humana, arraigado en la reflexión feminista y provisto de una concepción de desarrollo y democracia como procesos centrados en los seres humanos, con una clara base ética cuyo valor esencial es la igualdad.

Pero hay que recordar que los Estados, como instituciones políticas básicas de una sociedad, son parte del sistema patriarcal vigente en América Latina y el mundo, y desarrollan mecanismos e instituciones para mantener y reproducir dicho sistema, reduciendo legislaciones y políticas definidas a respuestas formales, para responder por un lado a la movilización de las mujeres por sus reivindicaciones y por otro, para cumplir con lo «políticamente correcto» en virtud de los compromisos adquiridos internacionalmente.

En 2015, veinte años después de la Conferencia de Beijín, análisis de organismos como la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) indican que «se han constatado resistencias políticas y culturales a la igualdad de género, inercias institucionales, falta de asignación de recursos y muchas veces de voluntad política. Estos elementos han obstaculizado las transformaciones necesarias para garantizar el ejercicio pleno de los derechos de las mujeres y eliminar las brechas de desigualdad». En otras palabras, los avances son poco satisfactorios.

Nuevamente, la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y sus Objetivos de Desarrollo Sostenible, asumida por los gobiernos en la Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y Caribe, incorpora compromisos de incluir en políticas y programas nacionales, subnacionales y locales de igualdad, derechos de las mujeres y desarrollo sostenible.

Esto nos remite a expresiones del feminismo en nuestra región, como el feminismo de la decolonialidad del pensamiento y la vida, y el feminismo comunitario, que en el día a día forjan nuevas visiones y relaciones entre las personas. Se critica al feminismo desarrollado en América Latina a la luz de paradigmas euro-norcéntricos, desconociendo la realidad de las mujeres negras, indígenas, campesinas, lesbianas, carenciadas. Además se hace notar que los discursos feministas han sido «tomados» por los organismos multilaterales y de cooperación, cooptando organizaciones de mujeres y acentuando lo técnico sobre lo socio-político.

Si bien los organismos y la cooperación internacional asumen hoy el concepto de interseccionalidad para el análisis y la intervención social, reconociendo múltiples formas de discriminación vividas por mujeres en las que se entretejen diversas identidades subalternas, en sociedades patriarcales, racistas, homofóbicas, heteronormativas, clasistas, difícilmente eso garantiza el desarrollo de políticas públicas como un proceso de «abajo hacia arriba», en el que no haya políticas sin la visión y participación de las mujeres.

Desde el feminismo decolonial y comunitario se propone valorar nuestras historias subalternas, personales y colectivas, unirnos y comprometernos con los movimientos autónomos que en la región llevan a cabo procesos de descolonización y restitución de raíces, teniendo la posibilidad de otros significados de interpretación de la vida y la vida colectiva. Desmontar los procesos de socialización vigentes, para no ser femeninas ni masculinos, sino mujeres y hombres con historia y cultura propia. Reconceptualizar el par complementario hombre-mujer desde nosotras las subordinadas, y construir un equilibrio, una armonía en la comunidad y en la sociedad (Paredes, 2014). Con seguridad, el plazo para lograrlo llevará generaciones, pues implica objetivos utópicos, pero puede darse la victoria de las pequeñas revoluciones diarias. Para ello hay que trabajar en distintos espacios, en el entramado de lo político y la casa, para construir un proyecto común, si dejamos de lado los intereses que nos invaden y colonizan.

Read Full Post »

LA LANZADA

ORACIÓN PREPARATORIA

Oh Dios, que por medio del Corazón de tu Hijo, herido por nuestras culpas, te dignas, en tu misericordia infinita, darnos los tesoros de tu amor; te pedimos nos concedas que, al presentarte el devoto obsequio de nuestra piedad, le ofrezcamos también el homenaje de una digna satisfacción. Por el mismo Jesucristo nuestro Señor. Amén.

 

CONSIDERACIÓN DEL DÍA

Lanzada contra el Corazón de Cristo es la inmoralidad que a tantas almas seduce y que se manifiesta en la falta de decoro en el hablar y vestir, en playa y espectáculos. ¡Alerta con ella!

 

LETANÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Señor, ten piedad de nosotros.
Cristo, ten piedad de nosotros.
Señor, ten piedad de nosotros.

Cristo, óyenos.
Cristo, escúchanos.

Padre Eterno, Dios de los cielos, ten piedad de nosotros
Dios Hijo, Redentor del mundo, ten piedad de nosotros
Dios, Espíritu Santo, ten piedad de nosotros
Santa Trinidad, un solo Dios, ten piedad de nosotros

Corazón de Jesús, Hijo del Eterno Pa­dre, ten piedad de nosotros.
Corazón de Jesús, formado por el Espíritu Santo en el seno de la Virgen Madre, ten piedad de nosotros.
Corazón de Jesús, unido sustancialmente al Verbo de Dios, ten piedad de nosotros.
Corazón de Jesús, de majestad infinita, ten piedad de nosotros.
Corazón de Jesús, templo santo de Dios, ten piedad de nosotros.
Corazón de Jesús, tabernáculo del Al­tísimo, ten piedad de nosotros.
Corazón de Jesús, casa de Dios y puerta del cielo, ten piedad de nosotros.
Corazón de Jesús, lleno de bondad y de amor, ten piedad de nosotros.
Corazón de Jesús, hoguera ardiente de caridad, ten piedad de nosotros.
Corazón de Jesús, asilo de justicia y de amor, ten piedad de nosotros.
Corazón de Jesús, abismo de todas las virtudes, ten piedad de nosotros.
Corazón de Jesús, dignísimo de toda alabanza, ten piedad de nosotros.
Corazón de Jesús, Rey y centro de todos los corazones, ten piedad de nosotros.
Corazón de Jesús, en quien están to­dos los tesoros de la sabiduría y de la ciencia, ten piedad de nosotros.
Corazón de Jesús, en quien habita toda la plenitud de la divinidad, ten piedad de nosotros.
Corazón de Jesús, en quien el Padre halló sus complacencias, ten piedad de nosotros.
Corazón de Jesús, de cuya plenitud todos hemos recibido, ten piedad de nosotros.
Corazón de Jesús, deseo de los eter­nos collados, ten piedad de nosotros.
Corazón de Jesús, paciente y de mu­cha misericordia, ten piedad de nosotros.
Corazón de Jesús, rico para todos los que te invocan, ten piedad de nosotros.
Corazón de Jesús, fuente de vida y de santidad, ten piedad de nosotros.
Corazón de Jesús, propiciación por nuestros pecados, ten piedad de nosotros.
Corazón de Jesús, saciado de opro­bios, ten piedad de nosotros.
Corazón de Jesús, despedazado por nuestros delitos, ten piedad de nosotros.
Corazón de Jesús, hecho obediente hasta la muerte, Ten piedad de nosotros.
Corazón de Jesús, perforado por una lanza, ten piedad de nosotros.
Corazón de Jesús, fuente de toda con­solación, ten piedad de nosotros.
Corazón de Jesús, paz y reconciliación nuestra, ten piedad de nosotros.
Corazón de Jesús, víctima de los pecadores, ten piedad de nosotros.
Corazón de Jesús, salvación de los que en ti esperan, ten piedad de nosotros.
Corazón de Jesús, esperanza de los que en ti mueren, ten piedad de nosotros.
Corazón de Jesús, delicia de todos los santos, ten piedad de nosotros.

Cordero de Dios, que quitas los pe­cados del mundo, perdónanos, Se­ñor.
Cordero de Dios, que quitas los pe­cados del mundo, escúchanos, Se­ñor.
Cordero de Dios, que quitas los pe­cados del mundo, ten piedad de nosotros.
Jesús, manso y humilde de corazón, haz nuestro corazón semejante al tuyo.

 

ORACIÓN

Dios todopoderoso y eterno, mira el corazón de tu amadísimo Hijo y las alabanzas y sa­tisfacciones que te dio en nombre de los pecadores, y concede propicio el perdón a los que imploran tu misericordia, en nombre de tu mismo Hijo Jesucristo, que contigo vive y reina en la unidad del Espíritu Santo, Dios, por todos los siglos de los siglos. Amén.

 

ORACIÓN FINAL

Señor Jesús, que tus santos misterios infundan en nosotros el fervor divino, con el que, recibida la bondad de tu dulce Corazón, aprendamos a despreciar lo terreno y amar lo celestial. Tu que vives y reinas por siglos infinitos. Amén.

Read Full Post »

La oración y las peregrinaciones

82. La Asamblea especial del Sínodo de los Obispos para Oriente Medio ha subrayado con vigor la necesidad de la oración en la vida de la Iglesia, para dejarse transformar por su Señor y para que cada fiel permita que Cristo viva en él (cf. Ga 2,20). En efecto, como el mismo Jesús nos muestra retirándose a orar en los momentos decisivos de su vida, la eficacia de la misión evangelizadora, y por tanto del testimonio, tiene su fuente en la oración. Con su oración personal y comunitaria, el creyente, abriéndose a la acción del Espíritu de Dios, hace penetrar en el mundo la riqueza del amor y la luz de la esperanza que hay en él (cf. Rm 5,5). Que el deseo de rezar crezca entre los pastores del Pueblo de Dios y entre los fieles, para que la contemplación del rostro de Cristo inspire cada vez más su testimonio y su acción. Jesús recomendó a sus discípulos orar sin cesar y sin desfallecer (cf. Lc 18,1). Las situaciones humanas dolorosas causadas por el egoísmo, la iniquidad o la voluntad de poder, pueden provocar cansancio y desánimo. Por eso, Jesús recomienda la oración continua. Ella es la verdadera «tienda del encuentro» (cf. Ex 40,34), el lugar privilegiado de la comunión con Dios y con los hombres. Recordemos el significado del nombre del Niño cuyo nacimiento fue anunciado por Isaías y que trae la salvación: Emmanuel, «Dios con nosotros» (cf. Is 7,14; Mt 1,23). Jesús es nuestro Emmanuel, verdadero Dios con nosotros. Invoquémoslo con fervor.

Read Full Post »

Domingo del XI de Tiempo Ordinario

Read Full Post »

Entrada: CAMINARÉ EN PRESENCIA DEL SEÑOR – Francisco Palazón
Mi Voz Hacia Dios – Pedro Joaquín Madurga

Penitencial: SEÑOR, TEN PIEDAD (10) – Miguel Manzano

Gloria: GLORIA A DIOS EN EL CIELO (29) – José Sánchez López (P. Josico)

Del Salmo 91: QUÉ BUENO ES DARTE GRACIAS, SEÑOR – C. Sánchez

Aclamación: ALELUYA, ALELUYA (26) – Renato D’Andrea

Ofrendas: ESTE PAN Y VINO, SEÑOR – Carmelo Erdozáin

Himno: SANTO, SANTO, SANTO (10) – José Sánchez López (P. Josico)

Paz: CORDERO DE DIOS (10) – Autor desconocido

Comunión: UNA ESPIGA DORADA POR EL SOL – Cesáreo Gabaráin
Comulgar es Compartir – Alfonso Franco A.

Meditación: TÚ PONES LO DEMÁS – Cesáreo Gabaráin
Venga tu Reino – Kairoi

Salida: MADRE DE LOS CREYENTES – Francisco Palazón
Santa María de la Esperanza – Rafael de Andrés/Juan Antonio Espinosa

Letras y partituras de los cantos

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: