La gente que rechazaba a Jesús (Oración)

LA GENTE QUE RECHAZABA A JESÚS

Hola Jesús. ¿Cómo es la gente? Siempre andamos discutiendo unos con otros. A veces en la familia o entre amigos. Los mayores con la política o la economía. También los más pequeños a veces nos enfadamos con los amigos. Es que no es fácil llevarse siempre bien. ¿También a ti te pasó?

Escucha una historia que le ocurrió a Jesús cuando volvió a su pueblo para predicar el evangelio. Muchos no le comprendían:

Adaptación de Mc 6, 1-6:

Jesús era de un pueblo pequeño, que se llama Nazaret. Allí había pasado toda su infancia y su juventud, ayudando a su padre en la carpintería. Ahora que se dedicaba a predicar, vivía de un lado para otro. Pero un día llegó a Nazaret y fue a la sinagoga, que es el sitio donde los maestros explican la religión. Y se puso a enseñar. La gente estaba sorprendida, porque le entendían fenomenal. Así que algunos preguntaban, asombrados, “pero, ¿dónde ha aprendido todo esto?”, “¿Y esos milagros que dicen que hace?” “Pero, ¿no es este el mismo muchacho que ha estado aquí en el pueblo, con nosotros, tantos años?” “Si conocemos a toda su familia”. Pero lo decían como enfadados. A algunos hasta les parecía mal que Jesús hablase como un maestro, porque no tenía los títulos necesarios. Y aunque Jesús tenía mucha paciencia, también pensaba que, si no tenían un poco de fe, no hay nada que hacer. Así que terminó marchándose a otros pueblos donde la gente no tenía tantos prejuicios.

A lo mejor la gente de tu pueblo no te entendió porque como te habían visto desde pequeño corriendo, jugando, como uno más, se les hacía raro imaginarte de mayor, como un maestro. Y yo, ¿cómo me imagino de mayor? ¿Qué me gustaría hacer para mostrar la fe?

Hoy también hay personas que rechazan el mensaje de Jesús por muchos motivos. Porque no lo entienden o porque lo ven muy difícil, o porque prefieren otras cosas, como enriquecerse a cualquier precio. Yo te pido, Jesús, que me ayudes a fiarme de ti.

A veces las personas nos olvidamos de que todos somos una gran familia. Por eso la canción sirve hoy para recordarme que todos somos hermanos, amigos, una gran familia de Dios. Mientras la escucho, voy pensando en el nombre de muchas personas que conozco, de los que me llevo bien y los que no me llevo tan bien y me digo que todos somos familia.

Familia somos

Siento en mi interior
un hilo que une el corazón.
Cada amanecer,

contigo aumenta nuestra fe.
Familia soy, familia somos.
Somos tú y yo familia de Dios.
Familia soy, familia somos.
Contigo voy, familia de amor.
Somos como el sol,
que contagiamos tu calor.
Juntos sobre el mar,
hasta podremos caminar.
Familia soy, familia somos.
Somos tú y yo familia de Dios.
Familia soy, familia somos.
Contigo voy, familia de amor.

Familia Somos interpretado por Assisi, «Misa Joven 3. En Familia.»

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.