La misa del Domingo: misa con niños

DOMINGO XV DE TIEMPO ORDINARIO
15 de julio de 2018

1. MONICIÓN DE ENTRADA

¡Qué alegría sentimos cuando somos elegidos para algo bueno! Cuando somos elegidos como los mejores; cuando somos elegidos para un concurso; cuando somos elegidos para participar de algo que merezca la pena.

Hoy, en esta Eucaristía, vamos a sentir una inmensa alegría: Dios nos ha elegido, en Cristo, a ser sus hijos. A ser buenos. A ser perfectos.

Y, el mundo, necesita de gente así: de gente buena. ¿Seremos capaces de no decepcionar al Señor?

Que esta Eucaristía nos haga sentir que, todos los cristianos, estamos llamados a ofrecer al mundo lo que el Señor nos trajo: el Evangelio.

 

2. PENITENCIAL

1. Por las veces que somos perezosos con las cosas de Dios y las dejamos olvidadas en la maleta de nuestro corazón. Señor, ten piedad.

2. Por pensar que, la tarea de anunciar el Evangelio, es cosa de los sacerdotes, catequistas o de otros grupos de nuestra parroquia. Cristo, ten piedad.

3. Por poner mucha confianza en nuestras fuerzas y olvidar el amor y el poder de Dios. Señor, ten piedad.

 

3. MONICIÓN A LAS LECTURAS

Todos somos necesarios para la obra que Dios quiere llevar adelante. Ser profeta, entre otras cosas, es llevar a cabo el anuncio de la muerte y de la resurrección de Cristo. Para ello contamos con el auxilio de Dios que, en Cristo, nos ha bendecido con su amor, con su santidad, con su fuerza y con su perdón.

Las tres lecturas que vamos a escuchar nos invitan a llevar una vida agradable a los ojos de Dios pero sin dormirnos.

 

4. ORACIÓN DE LOS FIELES

1. Por el Papa Francisco. Por toda la Iglesia. Para que no se canse de avanzar por los caminos del amor y de la perfección humana y cristiana. Roguemos al Señor.

2. Pedimos por nuestros sacerdotes. Que sepamos valorar su misión. Que no nos olvidemos de rezar por ellos. De apoyarles en momentos de debilidad. Roguemos al Señor.

3. En esta cercanía de la fiesta de la Virgen del Carmen pedimos por los hombres y mujeres del mar. Por todos los que viven de la pesca. Que Dios sea su compañía en tantos momentos de soledad. Roguemos al Señor.

4. Por todos los que se dedican a expandir el Evangelio. Para que cuenten siempre con los medios necesarios para llevar a cabo su misión. Roguemos al Señor.

5. Por todos los que ponen su interés en el dinero, en su apariencia, en su fuerza. Para que descubran que Dios es lo más grande que les puede ocurrir y tener en sus vidas. Roguemos al Señor.

 

5. OFRENDAS

1. Con los Evangelios, el bastón, una tela rota, una lámpara y la cruz, queremos representar en este día nuestro deseo de caminar según las orientaciones del Evangelio: queremos llevar la VERDAD, con el apoyo del Señor, sin afán de riqueza, con la luz de la fe y la fortaleza que nos da la cruz.

2. Que este pan y vino que acercamos hasta el altar sea para nosotros un apoyo. Sin Dios no podremos llevar a cabo nuestra misión de bautizados. Con la Eucaristía, el Señor, entra en nosotros y nos llena de su amor y de su fuerza.

 

6. ORACIÓN FINAL

CONTIGO SEÑOR
Es posible creer en el amor
Sentimos la presencia de Dios
La luz en medio de la oscuridad

CONTIGO SEÑOR
Nos sentimos importantes
y anunciadores de tu Reino
Creemos y esperamos en Ti
Soñamos con verte en el cielo

CONTIGO, SEÑOR
Bendecimos a Dios nuestro Padre
Le glorificamos con nuestros cantos
Le damos gracias por la vida
Le damos gracias por la FE

CONTIGO, SEÑOR
Iremos por los caminos del mundo
Llevaremos tu nombre
Les hablaremos de Ti
Les diremos que eres amigo
que nunca falla
CONTIGO, SEÑOR