Sólo Tú sabes como vivir el amor

Tú, Señor, conoces el momento
en que estamos viviendo,
sabes, bien, que el amor,
se confunde con otras cosas,
y también sabes lo difícil que es vivir en pareja,
haciendo que los dos se cumplan y sean felices.

Tú, que conoces mejor que nadie nuestras dificultades,
ayúdanos, Señor, a querernos
cada día un poco más,
a potenciar todos la pareja humana,
creando clima de ternura y de amor alrededor.

Hoy la gente se cansa del otro enseguida,
las parejas se rompen y sufre toda la familia;
las prisas, los agobios, las tareas y la televisión,
se comen el tiempo de comunicación familiar.

Sabemos que necesitamos cuidarnos mutuamente,
pero la vida nos arrastra y se nos olvida.
Hazte Tú presente en todas nuestras casas
y ayúdanos a cuidar el clima de familia

y el calor de hogar.

Enséñanos, Señor, a acompañar
la vida de los separados,
a entender el dolor de las familias rotas,
sabiendo ser amigos en los que puedan apoyarse

y encuentren una mano tendida que les pueda ayudar.

Sugiere, Señor, a los educadores,
a suplir a los padres,
cuando ellos no sepan o no puedan hacerlo bien,
en vez de criticarles y ponerse en su contra,
que sean para ellos un descanso,

entre tanto dolor.

Que tu Iglesia, Señor, y toda tu gente,
sepa hacer familia en torno suyo,

que no condene a nadie, que no critique nada,
y que acompañe, solo, el dolor de alrededor.

La familia está en crisis, las parejas se rompen,
los niños están solos y es un tiempo difícil,
por eso te necesitamos, en medio de nosotros,
apóyanos, ayúdanos y llénanos de Amor,
para hacerlo mejor.

Mari Patxi Ayerra