Lunes III de Adviento

LUNES III de ADVIENTO

(17 de diciembre)

Juan es el mensajero de Dios. Es el encargado de anunciar la llegada del Mesías, del hijo de Dios. Juan quiere saber si Jesús es el Mesías, el que ha esperado y anunciado durante tanto tiempo.
Jesús le invita a mirar a su alrededor y descubrir que hay personas a las que su llegada les ha cambiado: «los cojos andan, los ciegos ven…» Nosotros sólo con abrir un poco los ojos y mirar a nuestro alrededor podemos descubrir que Dios está presente en nuestras vidas… Porque hay personas que nos ayudan, que nos impulsan, que nos perdonan, que nos quieren, que confían en nosotros, que nos apoyan. Dios se nos acerca en cada una de las personas que hacen que nuestra vida sea más fácil.

Para reflexionar

• ¿Por qué personas quiero dar hoy gracias?

• ¿A través de quien se acerca Dios a mi vida?

• ¿Cómo me acerco yo a los demás?

• ¿Soy capaz de hacer que los demás se sientan bien con mi presencia?

Oración

Gracias, Dios padre,
por hacerte cercano a mi vida.
Gracias, por todas esas personas
especiales que me ayudan a descubrirte
y que hacen mi vida agradable.

Ayúdame a tener un corazón
agradecido por todo lo recibido.
Ayúdame a ser agradecido con las personas
que me quieren y se preocupan por mí.