Comentario Epifanía del Señor

Oración preparatoria

Señor Jesús, dame deseo de encontrarte en Tu palabra, en personas y situaciones, dame un corazón grande para ofrecer lo mejor de mí a los demás, pues será ofrecerte lo mejor. No dejes que pierda las estrellas que en mi vida apuntan a Tu presencia y a Tu vida. AMEN.

 

Mt 2, 1-12

«1Pero, habiendo sido engendrado Jesús en Belén de Judea, en los días del rey Hero- des, he aquí que unos magos vinieron de Oriente a Jerusalén, 2diciendo: “¿Dónde está el recién nacido rey de los judíos? Porque vimos su estrella en el Oriente y hemos venido a adorarlo”.

3Pero, al oírlo, el rey Herodes se sobresaltó y toda Jerusalén con él, 4y, reuniendo atodos los sumos sacerdotes y escribas del pueblo, les inquiría sobre dónde iba a ser engendrado el Cristo.

5Pero ellos le dijeron: “En Belén de Judea, porque así está escrito por el profeta:
6‘Y tú, Belén, tierra de Judá, de ningún modo eres el menor entre los principales de

Judá; porque de ti saldrá un jefe que apacentará a mi pueblo Israel’”.

7Entonces Herodes, tras llamar aparte a los magos, se informó cuidadosamente por ellos sobre el tiempo de la aparición de la estrella, 8y, enviándolos a Belén, dijo: “Id e indagad cuidadosamente sobre el niño; pero cuando lo encontréis, comunicádmelo, para ir también yo a adorarlo”.

9Pero ellos, habiendo oído al rey, se pusieron en camino, y he aquí que la estrella que habían visto en el Oriente iba delante de ellos, hasta que, llegando, se paró encima de donde estaba el niño.

10Pero al ver la estrella, se alegraron mucho con gran alegría.

11Y, al entrar en la casa, vieron al niño con María su madre y, postrándose, lo adora- ron; y, abriendo sus cofres, le ofrecieron dones: oro e incienso y mirra.

12Y, avisados en sueños para no volver a Herodes, se retiraron a su tierra por otro camino».

¡PALABRA DEL SEÑOR!

 

CONTEXTO

El relato de infancia en Mateo (Mateo 1-2) también es un relato teológico y cristológico más que histórico. Está compuesto en forma de tríptico, en el que se nos narra la genealogía de Jesús (1,1-17), la generación de Jesús Mesías (1,18-25) y un conjunto de breves relatos de las primeras circunstancias de la vida de Jesús (2,1-23). El pasaje de este domingo, que coincide con la fiesta de la Epifanía del Señor, nos presenta el comienzo del capítulo 2 (2,1-12), al que le siguen otros tres episodios: la fuga a Egipto (2,13-15), la matanza de los inocentes (2,16-18) y el retorno de Egipto (2,19-23). La salvación del niño-rey y el exterminio de inocentes son temas correlativos, que forman parte de un modelo-tipo de relato antiguo: la persecución y salvación de un héroe (recordemos, a nivel bíblico, la historia de Moisés).

 

TEXTO

El relato, precioso, tiene una pequeña introducción, con la primera intervención de los magos, que desencadena toda la acción (vv. 1-2). Después siguen dos partes, como en claroscuro: a) vv. 3-8: el encuentro de los magos con el falso rey de los judíos, con Herodes; b) vv. 9-12: el encuentro de los magos con el verdadero rey de los judíos, el niño Jesús.

El texto enfrenta también dos lugares: Jerusalén y Belén (en Jerusalén no hay estre- lla, fuera de ella, sí); dos estrategias: la de Herodes en Jerusalén y la de Dios en Belén; dos personajes: los magos y Herodes. Mateo hace hablar en directo a los dos personajes en los vv. 2 y 8: los dos preguntan por el nuevo rey y desean adorarlo.Los términos “estrella” (vv. 2.7.9.10) y “adorar” (vv. 2.8.11) sirven de palabras-guía del relato. En el corazón del relato se halla una cita bíblica centrada en Belén, para insertar a Jesús dentro de la dinastía davídica (“Hijo de David” es un título muy mateano).

 

ELEMENTOS A DESTACAR

• La estrella es el elemento más significativo del relato. La aparición de estrellas era frecuente en la antigüedad con motivo del nacimiento de personajes relevantes. Muchas “exégesis astronómicas” hacen referencia a supernovas o cometas que habrían aparecido en años próximos al nacimiento de Jesús… Pero el valor de la estrella essobre todo catequético: Dios guía y acompaña la búsqueda de la verdad, de la fe y del bien, y pone “rastros” para que puedan acceder a ellas quienes tienen verdadero interés, aunque sean extranjeros y paganos. ¿Reflejan los magos nuestra actitud de búsqueda?

• Precisamente, el hecho de que Jesús sea reconocido (“adorado”) por personas de lejos y paganas hace más irritante el rechazo de los suyos (Herodes y toda Jerusalén). Es un tema típico y básico del evangelio de Mateo: la afluencia de los paganos al Mesías y su rechazo por parte de los judíos. Esto se convierte en una alerta paranosotros: no por ser cristianos tenemos la “tarea” hecha.

• “Mago” indicaba en origen a un sacerdote persa; luego amplía su significado para englobar a filósofos, teólogos y astrólogos orientales; y, más tarde, también a brujos y charlatanes. En nuestro texto son unos paganos sabios y piadosos, buscadores capaces de ponerse en camino y superar las dificultades. Ofrecen a Jesús sus mejores dones: oro (porque se trata de un rey); incienso (porque en el niño está presente la divinidad); mirra (porque el niño será ejecutado). Se nos proponen, pues, como modelos de creyentes.

 

Paso 1 Lectio: ¿Qué dice el texto? Atiende todos los detalles posibles. Imagina la escena. Destaca todos los elementos que llaman la atención o te son muy significativos. Disfruta de la lectura atenta. Toma nota de todo lo que adviertas.

Paso 2 Meditatio: ¿Qué me dice Dios a través del texto? Atiende a tu interior. A las mociones (movimientos) y emociones que sientes. ¿Algún aspecto te parece dirigido por Dios a tu persona, a tu situación, a alguna de tus dimensiones?

Paso 3 Oratio: ¿Qué le dices a Dios gracias a este texto? ¿Qué te mueve a decirle? ¿Peticiones, alabanza, acción de gracias, perdón, ayuda, entusiasmo, compromiso? Habla con Dios…

Paso 4 Actio: ¿A qué te compromete el texto? ¿Qué ha movido la oración en tu interior? ¿Qué enseñanza encuentras? ¿Cómo hacer efectiva esa enseñanza?

Anuncio publicitario