La misa del Domingo: Misa con niños

1. MONICIÓN DE ENTRADA

Bienvenidos, cuando hemos iniciado este mes de febrero, a esta Eucaristía donde el Señor, una vez más, nos sigue sorprendiendo con su Palabra, con su presencia y –sobre todo- por ser Alguien que nos causa gran admiración.

Tenemos que dar gracias a Dios, porque en medio de tantas cosas que podríamos hacer hoy, hemos decidido y optado por JESÚS, por su Eucaristía.

Nosotros, al contrario que otras personas, no hemos rechazado al Señor. Sabemos que, vivir con Él, es llenarnos de fortaleza y de amor.

Iniciemos esta Eucaristía con el canto.

2. PENITENCIAL

a) Seguir al Señor significa conocerle, respetarle y acogerle. En muchas ocasiones, de palabra y de obra, le dejamos al margen de nuestra vida. Señor ten piedad (Se ofrece como símbolo –en una cartulina- el dibujo de una televisión)

b) Escuchar al Señor es saber que, si nuestra fe es grande, El hará grandes cosas con nosotros. Pero, el Señor, nos encuentra duros de corazón. Cristo ten piedad (Se presenta una piedra simbolizando la dureza de corazón o el intento de alejarlo de nuestra vida)

c) Creer en Dios es, además, reconocerle en Jesús. ¿Por qué no leemos un poco más la Biblia en casa? Señor ten piedad (Se presenta un cartel de Jesús o los Evangelios)

3. MONICIÓN A LAS LECTURAS

Hoy, cuando nos disponemos a escuchar las tres lecturas, tendríamos que reflexionar lo siguiente: EL SEÑOR NOS LLAMA. ¡Cómo no darle gracias porque, incluso antes de nacer, ya nos conocía!

Escuchemos atentamente la Palabra de Dios en la que  vemos que no siempre es fácil seguir a Jesús, como Jeremías, vivir con el amor que San Pablo nos habla o reconocer a Jesús en el día a día.

4. PETICIONES

a) Por la Iglesia. Para que pesar de las dificultades descubra que, ser PROFETA, es lo más grande que puede ofrecer y ser ante Dios. Roguemos al Señor.

b) Por los que nos ayudan a descubrir el rostro de Jesús. Por los sacerdotes y catequistas. Para que no se cansen de acercarnos a la vida de Cristo. Roguemos al Señor.

c) Por tantos países que no conocen a Jesús. Por aquellos otros países que persiguen a nuestros hermanos cristianos. Para que sea posible el respeto. Roguemos al Señor.

d) Para que nos abramos a Dios. Para que no despreciemos los signos que nos hablan y nos recuerdan a Dios. Roguemos al Señor..

5) OFRENDAS

a) Con este TELEFONO queremos representar la llamada de Dios a cada uno de nosotros. Que sepamos escuchar con atención, en el silencio, lo que el Señor pide de nuestras vidas.

b) Con este GRAN CORAZÓN queremos simbolizar el AMOR DE DIOS. Él sale a nuestro encuentro y, luego, nosotros hemos de salir en ayuda de los demás.

c) Finalmente, el trabajo que hemos realizado en la semana (colegio, familia, amigos, campo, empresa…) lo queremos expresar con esta OFRENDA del pan y del vino. Que el Señor nos llene de su amor y de su presencia. Y, así, la vida nos irá mejor.

6. ACCIÓN DE GRACIAS

Responderemos todos: ¡aquí estamos, Señor!

Tú nos llamas a dar algo de nosotros por Ti ®
Tú nos invitas a no tener miedo ®

Tú nos envías a anunciar tu Palabra ®
Tú nos enseñas el verdadero amor ®
Tú nos invitas a no despreciar a los demás ®
Tú nos empujas hacia el bien ®
Tú nos invitas a luchar por un mundo mejor ®
Tú nos llamas y, hoy, te queremos decir ®