Santoral 2 de febrero

Celebramos este día una fiesta grande: La Presentación del Señor, siendo niño, en el templo. José y María cumplieron con este rito prescrito en la ley de Moisés de acuerdo con la religión de su pueblo. En las iglesias se hacen procesiones con cirios encendidos indicando que salimos al encuentro del Señor y lo proclamamos como el anciano Simeón luz de las naciones y gloria de su pueblo Israel. A la vez nos recuerda esta ceremonia que los cristianos debemos proceder como hijos de la luz. Sólo el Señor es la luz y es nuestro deber proyectar algo de ella.

Según una costumbre antigua las madres cristianas presentaban hoy también en el templo a sus hijos recién nacidos ofreciéndolos a Dios. El Ritual tiene prevista para estos casos una bendición para el caso de que la madre no haya podido asistir al bautismo. Igualmente tiene otra bendición para antes del parto con el fin de que el hijo llegue a la luz en feliz esperanza.

En todas las iglesias se celebra hoy la Jornada de la Vida Consagrada. Estos hombres y mujeres extendidos por todo el mundo, misioneros, contemplativos o de acción apostólica, salen con cirios encendidos al encuentro del Señor. María ofrece hoy en sus brazos a Dios la luz que viniendo a este mundo ilumina a todo hombre.Estos hombres y mujeres de vida consagrada se sintieron iluminados y quieren hacer a los demás partícipes de su luz. Acogieron, como María, a Cristo en sus brazos y rezan para que aumenten las vocaciones a la vida consagrada y el mundo, al igual que el anciano Simeónvea a su Salvador.

Dan gloria a Dios en el cielo San Burcardo, monje benedictino y compañero de San Bonifacio en la evangelización de Europa, Flósculo obispo de Orleáns, Juan Teófanes, presbítero francés mártir en Vietnam, Juana de Lestonnac, que renovó en Francia la vida religiosa después del concilio de Trento y el obispo de Canterbury Lorenzo, sucesor de san Agustín en esta iglesia.

A esta corona de Cristo pertenecen también los beatos Andrés Carlos Ferrari obispo y cardenal, María Catalina Kasper, fundadora de las Pobres Siervas de Jesucristo para acoger a huérfanos y enfermos, Nicolás de Longobardi, y Pedro Cambiani, mártir dominico. Son santos y beatos que fueron luz de Cristo y siguen iluminando nuestras vidas.

Todo el archipiélago canario celebra hoy la fiesta de Nuestra Señora de la Candelaria y la ciudad de Palencia a su patrona Nuestra Señora de la Calle. Que la Virgen bendiga a estos pueblos.

Álvaro Maestro Jesús