Jueves V de Tiempo Ordinario

Hoy es 14 de febrero.

Es muy fácil despistarse en el camino y a veces nos metemos por atajos que no siempre nos llevan a vida de mayor calidad humana y cristiana. Este momento de oración, puede ayudarte a tomar de nuevo el camino correcto. No importa el ritmo, sino ir en la dirección correcta. Abre tu corazón a la escucha de la palabra. El Señor te está esperando.

La lectura de hoy es del evangelio de Lucas (Lc 10, 1-9):

En aquel tiempo, designó el Señor otros setenta y dos y los mandó por delante, de dos en dos, a todos los pueblos y lugares adonde pensaba ir él.

Y les decía: «La mies es abundante y los obreros pocos; rogad, pues, al dueño de la mies que mande obreros a su mies. ¡Poneos en camino! Mirad que os mando como corderos en medio de lobos. No llevéis talega, ni alforja, ni sandalias; y no os detengáis a saludar a nadie por el camino. Cuando entréis en una casa, decid primero: «Paz a esta casa.» Y, si allí hay gente de paz, descansará sobre ellos vuestra paz; si no, volverá a vosotros. Quedaos en la misma casa, comed y bebed de lo que tengan, porque el obrero merece su salario. No andéis cambiando de casa. Si entráis en un pueblo y os reciben bien, comed lo que os pongan, curad a los enfermos que haya, y decid: «Está cerca de vosotros el reino de Dios.»»

¿Cómo va madurando mi fe en medio del dolor y sufrimiento que no faltan en mi vida? ¿Mantengo la esperanza o veo que nada tiene sentido? ¿En qué o en quién me apoyo para sostenerme en la dificultad?

Jesús me invita a seguirle, camino que también incluye la cruz. Y puedo sentir temor como persona humana que soy. Pero él me anima, porque perder con él es ganar. Quiero optar por lo que da pleno sentido a mi vida. ¿Dónde pongo mis pérdidas y mis ganancias?

Las palabras de Jesús son una llamada a creer. Más allá incluso de lo razonable. Y ponerlo todo tras sus huellas. Quiero vivir mi compromiso con la fuerza del Señor. ¿Qué me detiene?

El pasaje de Lucas es un texto breve en sus palabras, pero denso de contenido. Al leerlo de nuevo, abre tu corazón con el deseo de que el Señor vaya haciéndote permeable hacia su mensaje para llevarlo a la vida diaria. Se necesita un proceso lento, no es fácil ni rápida la asimilación del evangelio de Jesús. Pero en él encontramos la fuerza y la luz necesarias para su realización.

Ya voy terminando este encuentro contigo, Señor. Quiero agradecerte cuanto me has comunicado en él. Mira mis deseos, acepta mi voluntad de seguir cada vez con mayor fidelidad. Ayúdame a hacer realidad ese sueño de mejorar mi persona para mejorar el mundo. Gracias, Señor, por tanto como me regalas.

Dios te salve María,
llena eres de gracia,
el Señor es contigo.
Bendita tú eres,
entre todas las mujeres
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.
Santa María,
Madre de Dios,
ruega por nosotros pecadores
ahora y en la hora de nuestra muerte.
Amén.

Liturgia 14 de febrero

JUEVES. SANTOS CIRILO, monje y METODIO, obispo, patronos de Europa, fiesta

Misa de la fiesta (blanco)

Misal: Antífonas y oraciones propias. Gloria. Prefacio de los santos. No se puede decir la Plegaria Eucarística IV.

Leccionario: Vol. IV

  • Hch 13, 46-49. Sabed que nos dedicamos a los gentiles.
  • Sal 116. Id al mundo entero y proclamad el Evangelio
    • Lc 10, 1-9. La mies es abundante y los obreros pocos.

_________________________________________________________________________

Antífona de entrada
Estos son los varones santos, amigos de Dios, insignes en la predicación de la verdad divina.

Acto penitencial
Hoy celebramos la fiesta de unos santos que para nosotros pueden ser desconocidos, pero que desde luego, son importantes, y que son los santos Cirilo y Metodio quienes, junto con san Benito, son los patronos de Europa. Ambos eran griegos, y en el siglo noveno, fueron enviados a llevar el anuncio del Evangelio a los pueblos eslavos y tradujeron la Biblia a las lenguas eslavas, iniciando así la evangelización de Rusia y los demás pueblos del Este de Europa.

Vamos, pues, a celebrar el Sacrificio Eucarístico; el mismo Sacrificio que los santos Cirilo y Metodio ofrecieron por el bien del Pueblo de Dios y; para ello, comencemos poniéndonos en la presencia del Señor, y reconociéndonos pobres y débiles, pidámosle perdón por nuestros pecados.

  • Tú que haces de tus discípulos la luz del mundo. Señor, ten piedad.
  • Tú que envías a tus discípulos para anunciar la salvación hasta los confines del mundo. Cristo, ten piedad.
  • Tú que eres vida para todos los que te siguen. Señor, ten piedad.

Gloria

Oración colecta
O
h, Dios,

que iluminaste a los pueblos eslavos
por medio de los santos hermanos Cirilo y Metodio,
concédenos acoger en nuestros corazones
las palabras de tu enseñanza,
y haz de nosotros un pueblo concorde en la fe verdadera
y en su recta confesión.
Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles
En esta fiesta de san Cirilo y san Metodio, evangelizadores de los países del Este de Europa, presentemos nuestra oración a Dios Padre, y supliquémosle que por su intercesión bendiga al mundo entero, especialmente a los pueblos eslavos y al continente europeo.

1.- Por la Iglesia entera; para que, siguiendo el ejemplo de Cirilo y Metodio, sepa anunciar el Evangelio arraigándolo vigorosamente en la vida de las personas y de los pueblos. Roguemos al Señor.
2,. Por las vocaciones sacerdotales; para que no falten en ninguna parte del mundo quienes trabajen incansablemente por hacer llegar a los fieles la palabra de Dios. Roguemos al Señor.
3.- Por los países del Este y de toda Europa; para que encuentren los caminos para construir una sociedad próspera, justa y libre; siendo la fe de Jesucristo  para ellos luz en este camino. Roguemos al Señor.
4.- Por todos los que sufren a causa de su fe o de su lucha por la libertad y la justicia; para que experimenten la fortaleza de Dios en todo momento, y puedan ver el fruto de sus padecimientos y esfuerzos. Roguemos al Señor.
5.- Por todos nosotros; para que a través de nuestra manera de vivir demos testimonio del amor inmenso de Dios hacia todos los hombres y mujeres del mundo. Roguemos al Señor.

Señor y Padre nuestro, que sales al encuentro de todo hombre y le manifiestas tu amor y tu deseo de salvación; escucha las oraciones que te dirigimos en la fiesta de los santos Cirilo y Metodio, y por su intercesión bendice a los pueblos de Europa y de todo el mundo. Por Jesucristo, nuestro Señor.    

Oración sobre las ofrendas
M
ira, Señor,

los dones que presentamos a tu majestad
en la conmemoración de los santos Cirilo y Metodio,
y haz que se conviertan en signo de la humanidad nueva,
reconcilada contigo en ferviente caridad.
Por Jesucristo, nuestro Señor.

Prefacio de los santos

Antífona de comunión Mc 16, 20
Los discípulos se fueron a predicar el Eavngelio, y el Señor cooperaba confirmando la palabra con las señales que los acompañaban.

Oración después de la comunión
Oh, Dios,
Padre de todos los pueblos,
que nos hacen partícipes de un mismo Pan y un mismo Espíritu,
y herederos del convite eterno,
concédenos con bondad, en la fiesta de los santos Cirilo y Metodio,
que la multitud de tus hijos,
perseverando en la misma fe,
construya unánime el reino de la justicia y de la paz.
Por Jesucristo, nuestro Señor.

Oración sobre el pueblo
Vuelve, Señor,
hacia ti el corazón de tu pueblo;
y tú que le concedes tan grandes intercesiones
no dejes de orientarle con tu continua protección.
Por Jesucristo, nuestro Señor.

Santoral 14 de febrero

Europa entera debería celebrar hoy a sus santos patronos Cirilo y Metodio. La carta encíclica de Juan Pablo II Slavorum apostolilos honra recordando la biografía de estos dos apóstoles hermanos en la cristianización de Europa, que se resiste a recordar sus raíces, que fueron también las raíces de la cultura de Occidente, extendida a otras partes del mundo. Entendieron ya en su tiempo que la inculturación es el mejor método de evangelización y para ello inventaron un alfabeto en el que expresaron gráficamente el eslavo, traduciendo inmediatamente a él los textos litúrgicos y libros santos. La Europa cristiana debe a estos santos en gran parte el don de la fe cristiana, que esperamos merezca al menos un recuerdo en la constitución de la Europa unida.

Otra gran personalidad en Europa es San Juan Bautista de la Concepción, sacerdote reformador de la Orden trinitaria. Sus restos se conservan en el convento de Córdoba por él fundado. Fue un fino y fecundo escritos ascético-místico. Sin embargo, el santo más famoso de este día es San Valentín sacerdote y mártir del siglo III. No se sabe por qué los enamorados lo celebran por patrono. Recordamos también a los santos Antonino, Auxencio, Basiano y compañeros, Eleucadio, Felícula, Nostriano, Vital y Zenón.

Merece un especial recuerdo el beato Vicente Vilar, que fue asesinado en Valencia en 1937, por esconder en su casa a sacerdotes y religiosas, perseguidos de muerte por su condición de tales.

Álvaro Maestro Jesús

Laudes – San Cirilo y San Metodio

LAUDES

JUEVES V TIEMPO ORDINARIO

SAN CIRILO, monje y SAN METODIO, obispo

PATRONOS DE EUROPA

(†869) y (†885). Hermanos. Publicaron los textos litúrgicos en eslavo. Infatigables predicadores del Evangelio.

INVOCACIÓN INICIAL

V. Señor, ábreme los labios.
R.Y mi boca proclamará tu alabanza

INVITATORIO

Se reza el invitatorio cuando laudes es la primera oración del día.

SALMO 94: INVITACIÓN A LA ALABANZA DIVINA

Ant. Venid, adoremos a Cristo, pastor supremo.

Venid, aclamemos al Señor,
demos vítores a la Roca que nos salva;
entremos a su presencia dándole gracias,
aclamándolo con cantos.

Porque el Señor es un Dios grande,
soberano de todos los dioses:
tiene en su mano las simas de la tierra,
son suyas las cumbres de los montes;
suyo es el mar, porque él lo hizo,
la tierra firme que modelaron sus manos.

Entrad, postrémonos por tierra,
bendición al Señor, creador nuestro.
Porque él es nuestro Dios,
y nosotros su pueblo,
el rebaño que él guía.

Ojalá escuchéis hoy su voz:
«No endurezcáis el corazón como en Meribá,
como el día de Masá en el desierto;
cuando vuestros padres me pusieron a prueba
y me tentaron, aunque habían visto mis obras.

Durante cuarenta años
aquella generación me asqueó, y dije:
«Es un pueblo de corazón extraviado,
que no reconoce mi camino;
por eso he jurado en mi cólera
qu eno entrarán en mi descanso».»

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. Amén.

HIMNO

Cristo, cabeza, rey de los pastores,
el pueblo entero, madrugando a fiesta,
canta a la gloria de tu sacerdote
himnos sagrados.

Con abundancia de sagrado crisma,
la unción profunda de tu Santo Espíritu
le armó guerrero y le nombró en la Iglesia
jefe de tu pueblo.

Él fue pastor y forma del rebaño,
luz para el ciego, báculo del pobre,
padre común, presencia providente,
todo de todos.

Tú que coronas sus merecimientos,
danos la gracia de imitar su vida,
y al fin, sumisos a su magisterio,
danos su gloria. Amén.

SALMO 62: EL ALMA SEDIENTA DE DIOS

Ant. Por ti madrugo, Dios mío, para contemplar tu fuerza y tu gloria. Aleluya.

Oh Dios, tú eres mi Dios, por ti madrugo,
mi alma está sedienta de ti;
mi carne tiene ansia de ti,
como tierra reseca, agostada, sin agua.

¡Cómo te contemplaba en el santuario
viendo tu fuerza y tu gloria!
Tu gracia vale más que la vida,
te alabarán mi labios.

Toda mi vida te bendeciré
y alzaré las manos invocándote.
Me saciaré como de enjundia y de manteca,
y mis labios te alabarán jubilosos.

En el lecho me acuerdo de ti
y velando medito en ti,
porque fuiste mi auxilio,
y a la sombra de tus alas canto con júbilo;
mi alma está unida a ti,
y tu diestra me sostiene.

Gloria al Padre al Hijo y al Espíritu Santo
Como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos.

Ant. Por ti madrugo, Dios mío, para contemplar tu fuerza y tu gloria. Aleluya.

CÁNTICO de DANIEL: TODA LA CREACIÓN ALABE AL SEÑOR

Ant. En medio de las llamas, los tres jóvenes, unánimes, cantaban: «Bendito sea el Señor.» Aleluya.

Criaturas todas del Señor, bendecid al Señor,
Ensalzadlo con himnos por los siglos.

Ángeles del Señor, bendecid al Señor;
cielos, bendecid al Señor.

Aguas del espacio, bendecid al Señor;
ejércitos del Señor, bendecid al Señor.

Sol y luna, bendecid al Señor;
Astros del cielo, bendecid al Señor.

Lluvia y rocío, bendecid al Señor;
Vientos todos, bendecid al Señor.

Fuego y calor, bendecid al Señor;
fríos y heladas, bendecid al Señor.

Rocíos y nevadas, bendecid al Señor;
témpanos y hielos, bendecid al Señor.

Escarchas y nieves, bendecid al Señor;
noche y día, bendecid al Señor.

Luz y tinieblas, bendecid al Señor;
rayos y nubes, bendecid al Señor.

Bendiga la tierra al Señor,
ensálcelo con himnos por los siglos.

Montes y cumbres, bendecid al Señor;
cuanto germina en la tierra, bendiga al Señor.

Manantiales, bendecid al Señor;
mares y ríos, bendecid al Señor.

Cetáceos y peces, bendecid al Señor;
aves del cielo, bendecid al Señor.

Fieras y ganados, bendecid al Señor;
ensalzadlo con himnos por los siglos.

Hijos de los hombres, bendecid al Señor;
bendiga Israel al Señor.

Sacerdotes del Señor, bendecid al Señor;
siervos del Señor, bendecid al Señor.

Almas y espíritus justos, bendecid al Señor;
santos y humildes de corazón, bendecid al Señor.

Ananías, Azarías y Misael, bendecid al Señor
ensalzadlo con himnos por los siglos.

Bendigamos al Padre y al Hijo con el Espíritu Santo,
ensalcémoslo con himnos por los siglos.

Bendito el Señor en la bóveda del cielo,
alabado y glorioso y ensalzado por los siglos.

Ant. En medio de las llamas, los tres jóvenes, unánimes, cantaban: «Bendito sea el Señor.» Aleluya.

SALMO 149: ALEGRÍA DE LOS SANTOS

Ant. Que los hijos de Sión se alegren por su Rey. Aleluya.

Cantad al Señor un cántico nuevo,

resuene su alabanza en la asamblea de los fieles,
que se alegre Israel por su Creador,
los hijos de Sión por su Rey.

Alabad su nombre con danzas,cantadle con tambores y cítaras;

porque el Señor ama a su pueblo

y adorna con la victoria a los humildes.

Que los fieles festejen su gloria

y canten jubilosos en filas:

con vítores a Dios en la boca

y espadas de dos filos en las manos:

para tomar venganza de los pueblos

y aplicar el castigo a las naciones,

sujetando a los reyes con argollas,

a los nobles con esposas de hierro.

Ejecutar la sentencia dictada

es un honor para todos sus fieles.

Gloria al Padre al Hijo y al Espíritu Santo

Como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos.

Ant. Que los hijos de Sión se alegren por su Rey. Aleluya.

LECTURA: Hb 13, 7-9a

Acordaos de vuestros dirigentes, que os anunciaron la palabra de Dios; fijaos en el desenlace de su vida e imitad su fe. Jesucristo es el mismo ayer y hoy y siempre. No os dejéis arrastrar por doctrinas complicadas y extrañas.

RESPONSORIO BREVE

R/ Sobre tus murallas, Jerusalén, he colocado centinelas.
V/ Sobre tus murallas, Jerusalén, he colocado centinelas.

R/ Ni de día ni de noche dejarán de anunciar el nombre del Señor.
V/ He colocado centinelas.

R/ Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo.
V/ Sobre tus murallas, Jerusalén, he colocado centinelas.

CÁNTICO EVANGÉLICO

Ant. Sirvieron al Señor con santidad y justicia todos sus días.

Benedictus. EL MESÍAS Y SU PRECURSOR. Lc 1, 68-79

Bendito sea el Señor, Dios de Israel,
porque ha visitado y redimido a su pueblo,
suscitándonos una fuerza de salvación
en la casa de David, su siervo,
según lo había predicho desde antiguo
por la boca de sus santos profetas.

Es la salvación que nos libra de nuestros enemigos
y de la mano de todos los que nos odian;
realizando la misericordia
que tuvo con nuestros padres,
recordando su santa alianza
y el juramento que juró a nuestro padre Abrahán.

Para concedernos que, libres de temor,
arrancados de la mano de los enemigos,
le sirvamos con santidad y justicia,
en su presencia, todos nuestros días.

Y a ti, niño, te llamarán profeta del Altísimo,
porque irás delante del Señor
a preparar sus caminos,
anunciando a su pueblo la salvación,
el perdón de sus pecados.

Por la entrañable misericordia de nuestro Dios,
nos visitará el sol que nace de lo alto,
para iluminar a los que viven en tinieblas
y en sombra de muerte,
para guiar nuestros pasos
por el camino de la paz.

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. Amén.

Ant. Sirvieron al Señor con santidad y justicia todos sus días.

PRECES

Demos gracias a Cristo, el Buen Pastor, que entregó la vida por sus ovejas, y supliquémosle, diciendo:

Apacienta a tu pueblo, Señor.

  • Señor Jesucristo, que en los santos pastores nos has revelado tu misericordia y tu amor,
    — haz que por ellos continúe llegando a nosotros tu acción misericordiosa.
  • Señor Jesucristo, que a través de los santos pastores sigues siendo el único pastor de tu rebaño,
    — no dejes de guiarnos siempre por medio de ellos.
  • Señor Jesucristo, que por medio de los santos pastores eres el médico de los cuerpos y de las almas,
    — haz que nunca falten a tu Iglesia los ministros que nos guíen por las sendas de una vida santa.

Se pueden añadir algunas intenciones libres

  • Señor Jesucristo, que has adoctrinado a la Iglesia con la prudencia y el amor de los santos,
    — haz que, guiados por nuestros pastores, progresemos en la santidad.

Ya que deseamos que la luz de Cristo ilumine a todos los hombres, pidamos al Padre que a todos llegue el reino de su Hijo:
Padre nuestro…

ORACION

Oh Dios, que iluminaste a los pueblos eslavos mediante los trabajos apostólicos de los santos hermanos Cirilo y Metodio, concédenos la gracia de aceptar tu palabra y de llegar a formar un pueblo unido en la confesión y defensa de la verdadera fe. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos.

Amén.

CONCLUSIÓN

V. El Señor nos bendiga, nos guarde de todo mal y nos lleve a la vida eterna.
R.Amén.