Santoral 13 de abril

La Iglesia celebra hoy también y recuerda en la Eucaristía a san Martín I Papa y mártir, defensor implacable de las dos voluntades en Cristo. El emperador Constante, monotelita, lo deportó a una de las islas del Egeo. Posteriormente y después de un irrisorio proceso lo deportó al Peloponeso, donde murió. Se le considera mártir por haber muerto a consecuencia de tantos sufrimientos.

Viene en segundo lugar san Hermenegildo, convertido del arrianismo a la Iglesia, que se sublevó contra su padre Leovigildo, rey visigodo residente en Toledo. Su padre lo cercó con sus tropas, lo hizo prisionero y lo castigó con la muerte. Un obispo arriano quiso darle la comunión en la cárcel como señal de arrepentimiento y de que se convirtiera al arrianismo. San Hermenegildo se negó y su padre lo mandó matar. Murió abriéndole la cabeza en el calabozo.

Recordamos también a san Sabas Reyes, mártir de la persecución contra la Iglesia el año 1927, en México. Fue canonizado el 21 de mayo de 2000.

Otros santos, que Dios bien conoce, son Carádoco presbítero, monje y eremita, Carpio obispo de Tiatira, Papilo diácono y su hermana Agatónica, Urso obispo de Ravenna y Zoilo mártir de Córdoba. El 13 de abril de 1986 era canonizado, en la plaza de san Pedro, el sacerdote italiano de la Orden de los Hermanos Menores conventuales Francisco Antonio Fasani.

Son conmemorados también los beatos Albertino, Escubilión, Francisco Dickenson, Milo Gerard, Juan Lockwood y Eduardo Catherick, mártires en Inglaterra, Ida, virgen de Lovaina y Margarita de Cittá di Castello, dominica y ciega. Llevó siempre en su boca el nombre de Jesús.

Álvaro Maestro Jesús