Que canten todos al Resucitado

Porque Dios está por encima de la muerte,
porque Él nos saca de la mediocridad,
porque ha venido para que tengamos Vida en abundancia,
porque es el médico
que necesitamos los enfermos,
porque trae la paz

a todo corazón endurecido,
porque resucita todo lo que en nosotros anda dormido,

porque espabila nuestros desamores,
porque despierta nuestra capacidad de perdón,

porque nos saca de la vida gris y rutinaria,
porque nos invita a construir fraternidad
y porque nos hace obreros de su Reino.

Canten los cielos y la tierra la maravilla del Señor,
le alaben todos los seres humanos de la tierra,
le bendigan todas las criaturas vivientes,
le reconozcan como el Dios de los dioses,
le sigan como el único salvador,

le acepten como el mejor maestro de vida
y se abandonen en Él como el Padre de toda confianza.

Reaviven su entusiasmo los tristes,
alégrense los cenizos y rutinarios,
renuévense los ritos aburridos,
reenamórense todas las parejas,
comuníquese el cariño en las familias,
demuéstrese compañerismo en el trabajo,
vívase fraternidad en los transportes,
renazca compasión en todos los corazones,
llénese el mundo del Amor de Dios

y todas las almas fortalézcanse
con su Espíritu.

Mari Patxi Ayerra