Santoral 1 de mayo

Hoy celebra la Iglesia la fiesta de San José Obrero en el día del trabajo, que se conmemora en todo el mundo. San José fue un obrero autónomo artesano y según los traductores de la Biblia carpintero. Fue el maestro de Cristo puesto por Dios al frente de una familia santa. Enseñó su oficio a Jesús y lo alimentó con el sudor de su frente. No tuvo salario fijo, no tenía seguridad social ni derecho a jubilación, ni el servicio médico que hoy disfrutan todos los obreros de muchas naciones. Lógicamente era el santo más indicado para dar un mensaje con su vida a todos los hombres del trabajo. Con este fin se instituyó esta fiesta el año 1955. Nos quiere hoy decir san José que se puede ser obrero, reclamar todos los derechos sociales bien reconocidos en las encíclicas de los Papas y en el Vaticano II y ser santo. Que san José bendiga hoy al mundo del trabajo.

Recuerda también el santoral en este día a san Jeremías profeta. Jeremías es apasionado y tierno, delicado y ardiente, religioso y cercano al drama de su pueblo. El dato más hermoso de su vida nos lo da su declaración: «Me dejé seducir por Dios».

Otros santos de este día son Agustín Schoeffler, presbítero y mártir de la Sociedad de Misiones extranjeras de París, Amador obispo de Auserre, Andeolo mártir, Arigio obispo en los Altos Alpes, Asaf abad y obispo, Brieuc abad y después obispo, Luis Bonnard mártir de la Sociedad de Misiones extranjeras de París, Marculfo ermitaño y monje, Orencio obispo de la época visigótica en Francia, Peregrino Laziosi de la Orden de los Siervos de María, Segusmundo rey de los burgundos y Teobardo obispo de Narbola. El día 1 de noviembre de 1989 Juan Pablo II canonizaba en la basílica vaticana al hermano de san Juan de Dios Ricardo Pampuri, muerto a los 33 años, tras una vida dedicada como médico al servicio de todos. En Huesca celebran la fiesta de san Orencio y santa Paciencia, padres de san Lorenzo, mártir.

Son beatos Aldebrando obispo, Julián Cesarello franciscano, Petronila abadesa y Vivaldo ermitaño. Les pedimos que se unan a san José pidiendo por este mundo.

Castellón de la Plana celebra a su patrona Nuestra Señora de Lledó y la ciudad de Cáceres a su patrona también Nuestra Señora de la Montaña, en el primer domingo de mayo. Para ambas ciudades le pedimos a la Virgen una especial bendición.

Álvaro Maestro Jesús