Santoral 10 de agosto

Los agustinos recuerdan hoy ante el Señor a su hermano el Padre Avelino Rodríguez y 97 hermanos más que fueron mártires entre 1936 y 1939. La postulación de la Orden ha preferido dividirlos en cinco grupos a la hora de solicitar la declaración de su martirio. El más numeroso lo encabeza el Padre Avelino Rodríguez y 65 religiosos del monasterio de San Lorenzo del Escorial, a los que el presidente de la república había dado seguridades de que nos les sucedería nada. Otro segundo grupo lo forman diez religiosos del seminario de Uclés (Cuenca). El tercero lo integran 9 de los 3 eran de Gijón y 6 de Santander. El cuarto son los cuatro de la comunidad de Málaga y el quinto los 10 de la casa enfermería de Gaudete (Albacete). Todos han obtenido el decreto de validez de su causa. Recordaban a Dios, representaban a Cristo y a la Iglesia, éste fue su crimen. Preferimos silenciar las diversas formas de su muerte. Nos dice nuestro Padre San Agustín:A los mártires no los hace la pena sino la causa. A ellos tenemos que añadir un caso singular en la persona del Padre Polanco y otro grupo de agustinos recoletos de Motril, ya beatificados y conmemorados por la Iglesia en día propio.

Damos gracias a Dios en este día por San Lorenzo diácono y mártir, venerado en la iglesia de roma desde el siglo III. La tradición afirma que murió asado en una parrilla. San Ambrosio y San Agustín predicaron de él al pueblo cristiano. Su biografía se ha hecho con tradiciones y leyenda. La antigua tradición española lo hace originario de Huesca. Felipe II lo inmortalizó dedicándole el famoso monasterio de San Lorenzo del Escorial, por haber obtenido su victoria sobre los franceses en San Quintín un día 10 de agosto de 1557.

Cantan la gloria de Dios en el cielo los santos Agilberta abadesa, Aredio arzobispo, Asteria mártir, Blain obispo, Deusdedit zapatero, de quien dice san Gregorio Magno que todos los sábados daba lo recaudado a los pobres, Geraint rey de Devon, los 165 Mártires de Roma en tiempo de Aureliano, los Mártires egipcios de la misma persecución, Tiento y 6 compañeros monjes y mártires con su abad, en Baviera.

También alaban a Dios los beatos Agustín Ota, jesuita y mártir del Japón, Arcángel Piacentino franciscano de vida muy austera y Hugo de Montaigu monje de Cluny y obispo de Auserre (Francia)

Álvaro Maestro Jesús

Anuncio publicitario