Oración de los fieles – Domingo XXIV de Tiempo Ordinario

La misericordia de Dios es la respuesta ante nuestra condición de pecadores. Así pues te suplicamos a Dios Padre:

MUESTRANOS TU MISERICORDIA SEÑOR.

1. – Por el Papa Francisco, los obispos y sacerdotes, para que, como a Moisés, Dios los ilumine ante los errores y desviaciones del pueblo.

OREMOS

2. – Por los gobernantes para que Dios ilumine sus caminos y les lleve a tomar las mejores decisiones para sus pueblos

OREMOS

3. – Por los padres, educadores y aquellos que son guía en la educación de los niños y jóvenes, para que la misericordia del Padre sea lo principal en el trato entre ellos.

OREMOS

4. – Por los niños y jóvenes que comienzan el curso, para que aprovechen las enseñanzas de sus profesores y sus padres.

OREMOS

5. – Por los que perdieron la fe o la tienen dormida, para que a través del arrepentimiento vuelvan a la misericordia del Padre.

OREMOS

6. – Por aquellos que pasan necesidad, para que siempre sean consolados por la Misericordia de Dios.

OREMOS

7.- Por todos nosotros, presentes en la Eucaristía para que sepamos reconocer nuestras faltas y perdonar a los que nos han ofendido.

OREMOS

Padre acompaña a tu pueblo, atiéndelo con tu misericordia concediéndole aquello que necesita.

Te lo pedimos por Jesucristo nuestro Señor

Amen.


Con corazón contrito y espíritu humilde nos presentamos ante Ti, Dios Padre, y te ofrecemos nuestras súplicas. Y respondemos:

AYÚDANOS A SEGUIR CAMINANDO, SEÑOR

1. – Para que todos los miembros de la Iglesia –el Papa, los obispos, presbíteros, diáconos, ministros y todo el pueblo de Dios—tengan permanente espíritu de conversión y reconociendo sus faltas, invoquen el perdón generoso y lleno de ternura de Ti, como Dios Padre que eres

OREMOS

2. – Para que todas las naciones de la tierra, y sus gobernantes, actúen con constante autocrítica y sean capaces de enmendar sus faltas y carencias, sobre todo las cometidas en los pueblos más humildes y más necesitados.

OREMOS

3. – Para que todas las Iglesias y todos los seguidores de Jesús, sin importar su grupo o pertenencia, se perdonen mutuamente las ofensas que provocan la separación y caminemos todos juntos, tras el Único Pastor y Maestro, Jesús.

OREMOS

4. – Por todos los padres, madres, hijos e hijas de la tierra, para que sepan volver siempre al abrazo amoroso del regreso y del perdón mutuo,

OREMOS

5. – Para que los pobres, los marginados, los solitarios, los enfermos de mente y cuerpo, nos perdonen a nosotros como causantes directos o indirectos de sus males y, a su vez, sean capaces ellos de perdonarse a si mismos.

OREMOS

6.- Por los terroristas y por sus inductores, para que la fuerza del Espíritu Santo les convierta y Dios Padre consuele a los familiares de las victimas de esa barbarie,

OREMOS

7.- Por nosotros, presentes en esta Eucaristía, para que salgamos del templo con la clara conciencia de que hemos sido perdonados por Dios.

OREMOS.

Escucha Padre, Dios de todos y todo, las plegarias que te presentamos hoy y perdona nuestras ofensas, así como nosotros perdonamos a los que nos han ofendido.

Por Jesucristo, Nuestro Señor.

Amen.

Anuncio publicitario