Liturgia – Bienaventurada Virgen María de la Merced

MARTES DE LA XXV SEMANA DE TIEMPO ORDINARIO, feria o B. VIRGEN MARÍA DE LA MERCED, memoria libre

Misa de la feria (verde) o de la memoria (blanco)

Misal: Para la feria cualquier formulario permitido / para la memoria 1ª oración propia y el resto del común de la B. Virgen María o de un domingo del Tiempo Ordinario; Prefacio común o de la memoria.

Leccionario: Vol. III-impar.

  • Esd 6, 7-8. 12b. 14-20. Terminaron el templo y celebraron la Pascua.
  • Sal 121. Vamos alegres a la casa del Señor.
  • Lc 8, 19-21. Mi madre y mis hermanos son estos: los que escuchan la palabra de Dios y la cumplen.

Antífona de entrada
Salve, Madre Santa, Virgen, Madre del Rey que gobierna cielo y tierra por los siglos de los siglos.

Monición de entrada y acto penitencial
Hoy vamos a honrar la memoria de la Virgen María, Madre del Señor, que ha visitado y redimido a su pueblo de las cadenas de la esclavitud y del pecado; y poniéndonos en presencia de Dios al comenzar la Eucaristía, pidámosle perdón por haber caído en la cautividad del pecado.

Yo confieso…

Oración colecta
DIOS Padre de misericordia,
que enviaste al mundo a tu Hijo, Redentor de los hombres,
concede, a cuantos invocamos su Madre
con el título de la Merced,
mantenernos fielmente en la verdadera libertad de los hijos
que Cristo, el Señor, nos mereció con su sacrificio,
y promoverla también entre todos los hombres.
Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles
Oremos a Dios, Padre de todos los hombres, pidiéndole que sepamos cumplir siempre su voluntad.

1.- Por la santa Iglesia, extendida por todo el universo. Roguemos al Señor.

2.- Por los jóvenes que se sienten llamados por Jesús. Roguemos al Señor.

3.- Por todas las naciones del mundo, por nuestra patria. Roguemos al Señor.

4.- Por los presos, por los cautivos, por todos los que sufren cualquier tipo de esclavitud y de privación de libertad. Roguemos al Señor.

5.- Para que los presos y los que son víctima de cualquier tipo de esclavitud encuentren en la Virgen María la ayuda y el consuelo para no rendirse. Roguemos al Señor.

6.- Por nosotros, y por los que esperan que recemos por ellos. Roguemos al Señor.

Señor y Dios nuestro, que nos tienes un lugar reservado en el seno de tu familia, guarda con amor a tu pueblo y concédele vivir siempre llevando a cabo tu voluntad. Por Jesucristo nuestro Señor. 

Oración sobre las ofrendas
RECIBE, Señor, las oraciones de tu pueblo
junto con la ofrenda de este sacrificio,
para que, por la intercesión de santa María, Madre de tu Hijo,
no quede frustrado ningún buen deseo
ni petición ninguna sin respuesta.
Por Jesucristo, nuestro Señor.

Prefacio I de la bienaventurada Virgen María (en las misas votivas: en la veneración) o II-V.

Antífona de comunión          Cf. Lc 11, 27
Bienaventurado el vientre de María, la Virgen, que llevó al Hijo del eterno Padre.

Oración después de la comunión
AL recibir estos sacramentos del cielo,
imploramos de tu misericordia, Señor,
que cuantos nos alegramos
en la memoria de la bienaventurada Virgen María,
consigamos colaborar, a imitación suya,
en el misterio de nuestra redención.
Por Jesucristo, nuestro Señor.