Para la catequesis: Domingo XXXI de Tiempo Ordinario

XXXI Domingo de Tiempo Ordinario
3 de noviembre 2019

Sabiduría 11, 22-12, 2; Salmo 144; 2 Tesalonicenses 1, 11–2, 2; Lucas 19, 1-10

Zaqueo Busca a Jesús

En aquel tiempo, Jesús entró en Jericó, y al ir atravesando la ciudad, sucedió que un hombre llamado Zaqueo, jefe de publicanos y rico, trataba de conocer a Jesús; pero la gente se lo impedía, porque Zaqueo era de baja estatura. Entonces corrió y se subió a un árbol para verlo cuando pasara por ahí. Al llegar a ese lugar, Jesús levantó los ojos y le dijo: «Zaqueo, bájate pronto, porque hoy tengo que hospedarme en tu casa». Él bajó enseguida y lo recibió muy contento. Al ver esto, comenzaron todos a murmurar diciendo: «Ha entrado a hospedarse en casa de un pecador». Zaqueo, poniéndose de pie, dijo a Jesús: «Mira, Señor, voy a dar a los pobres la mitad de mis bienes, y si he defraudado a alguien, le restituiré cuatro veces más».

Jesús le dijo: «Hoy ha llegado la salvación a esta casa, porque también él es hijo de Abraham, y el Hijo del hombre ha venido a buscar y a salvar lo que se había perdido».

 

Reflexión

Zaqueo era jefe de publicanos, ¿Qué es un publicano? (Eran cobradores de impuestos de los romanos; odiados porque se hacían ricos cobrando de más.) Zaqueo trataba de conocer a Jesús, ¿Por qué? (El había oído de sus milagros y que venía de Dios y su corazón sintió Su llamado. El necesitaba llenar el vacío que el robo y sus riquezas le dejaban.) ¿Por qué subió al árbol? (Era bajito y la gente más alta no lo dejaban ver. Su estatura también simboliza su estatus social por el pecado. Tuvo que esforzarse para ver a Jesús más que los otros.) ¿Cómo se sintió Zaqueo cuando Jesús lo llamó? (feliz y agradecido) ¿Qué prometió? (Dar a los pobres la mitad de sus bienes; restaurar 4 veces a los que había defraudado.) Cuando se llenó del amor de Jesús, se arrepintió de sus pecados y su corazón se llenó de amor por su prójimo queriendo reparar el daño que les había hecho. ¿Cómo reaccionaron el resto? (Murmuraban de que Jesús se hospedaba con un pecador.) Jesús les explica que el Hijo del hombre ha venido a buscar y a salvar lo que se había perdido. ¿Qué nos aleja de Dios? ¿Cómo podemos buscarlo en nuestra vida? ¿Qué podemos hacer para ayudar a Jesús a salvar almas?

 

Actividad

En la siguiente página, colorear y escribir las palabras de la historia. Hacer tarjetas para que los niños escriban de un lado, que en sus vidas lo alejan de Dios, y del otro lado que van a hacer esta semana para acercarse a Él. Llevar las tarjetas al altar y cada uno hace la siguiente oración.

Oración

Jesús, te pido perdón por alejarme de Ti. Te prometo cambiar y evitar lo que me aleja de Ti. Ayúdame a orar más, a perdonar más, y a amar más. Oro por la conversión de todos los pecadores. Amen.