Santoral 8 de noviembre

Distinguimos especialmente este día al beato agustino Isaías Boner, que murió el 8 de noviembre de 1471, en Cracovia (Polonia), donde había nacido. Juan Pablo II acostumbraba a rezar en su tumba. Fue amigo y confidente en vida de los santos de su tierra, Juan Kancio y Estanislao Kazimiercyk. Visitó el hábito agustino a los 15 años de edad. Fue profesor de teología y maestro de vida espiritual. Ocupó muchos cargos importantes dentro de la Orden y fuera de ella, siendo tenido por santo por los religiosos y el pueblo cristiano. Polonia lo cuenta entre sus patronos. La Congregación inició su proceso de canonización en 1994.

Comienza la lista de los santos de este día con San Claro sacerdote y ermitaño y siguen los Cuatro Santos Coronados (Claudio, Nicóstrato, Sinforiano y Castorio), escultores decapitados por negarse a hacer la estatua de Esculapio, Cybi abad, Diosdado I Papa, Garnet monje irlandés, Godefrido obispo de Amiens en Francia, Gregorio monje anglosajón, José Nguyen presbítero y mártir junto con el padre de familia y labrador vietnamita Juan Bautista Con y otros mártires vietnamitas canonizados en 1988, los obispos Mauro, Moroc, Simpliciano, Wiomad y los monjes Tyssel y Wilehado.

Los beatos de hoy son Colombo dominico, Hugo de Glazinis monje y María Crucifixa monja clarisa. Descuellan entre los beatos Juan Duns Scoto, el Doctor sutil, presbítero franciscano, gran teólogo defensor de la Concepción Inmaculada de María combinando la posibilidad para Dios y su conveniencia, profesor en París y autor de otras teológicas importantes. Supo unir ciencia y santidad respondiendo a la gracia de Dios. Es uno de los más ilustres hijos de la Orden franciscana, natural de Escocia. Nos encomendamos también especialmente a la beata Isabel de la Trinidad, carmelita francesa, mística de la escuela de santa Teresa, cuya espiritualidad sigue presente en muchas almas.

Álvaro Maestro Jesús