Santoral 15 de noviembre

Tanto el Oficio divino como la liturgia eucarística recuerdan en este día a san Alberto Magno. De él podemos decir que realizó perfectamente el diseño que Dios había hecho de él. Es uno de los grandes genios de Occidente y por ello nombrado patrono de los científicos. Fue un gran santo y por ambas cosas apellidado Magno. Uno de los hombres más célebres de la Orden de Santo Domingo y maestro de santo Tomás de Aquino. Por sus brillantes escritos teológicos ha sido declarado por la Iglesia Doctor de todos los creyentes. La gracia de Dios hizo de él un varón perfecto. Resaltamos otra de sus virtudes: profesó a la Virgen María una exquisita devoción y de ella escribió muy bellas páginas.

Otros hombres de Dios figuran también en el santoral de hoy: Abibo, Arnolfo, Desiderio, Fidenciano, Fintán, Leopoldo príncipe de Austria y padre de 18 hijos, Macuto, Maurino, Oriencio, Pavín, Rafael Kalinowski, que luchó por la liberación de Polonia del dominio ruso; condenado a trabajos forzados en una mina de Siberia y liberado se hizo carmelita, brillando por su profunda espiritualidad y fecundo apostolado. Fue canonizado el 17 de noviembre de 1991. Tenemos además a los santos Sidonio, Segundo, Victoria, Valeriana y Várico. Recordamos especialmente a los religiosos jesuitas mártires Alfonso Rodríguez, Juan del Castillo y Roque González, fundadores de las famosas «Reducciones jesuíticas del Paraguay, canonizados en Asunción (Paraguay) el día 16 de mayo de 1988. En Toledo rezan a su obispo san Eugenio.

Nos encomendamos a los beatos Cayo, Lucía, Redimido, Roger james y ocho Mártires benedictinos ingleses en tiempo de Isabel I. Singularizamos a un hombre de Dios, en cuyas oraciones confiamos: Juan Claudio Colín, cofundador de los Padre Maristas, que realizan sus esfuerzos en todas las partes del mundo para la evangelización de los pueblos. La familia salesiana se encomienda a la beata Magdalena Morano. Para ellos hoy nuestro afecto y nuestra oración.

 Álvaro Maestro Jesús