Santoral 26 de noviembre

Veneramos la memoria de san Juan Berchmans, religioso jesuita patrono de la juventud. Murió a los 22 años de edad en Roma y ha sido muy querido por los jóvenes educados en los colegios de los jesuitas. Su secreto consistió en ser siempre amable y alegre, dispuesto a servir y ayudar a todos. Él nos demuestra a todos que se puede ser santo haciendo las cosas ordinarias con amor.

San Leonardo de Porto Mauricio fue un sacerdote franciscano, gran predicador y escritor de obras ascéticas  y espirituales. Su nombre va unido siempre al ejercicio del Vía Crucis, que erigía en todas partes, siendo el más famoso de todos el que levantó en el coliseo romano el año 17590, como conclusión del Año santo y que el Papa hace todos los años en Viernes Santo, Pio XI lo proclamó patrono de los misioneros entre los fieles en 1923.

Recordamos también a los santos Alberto, Alipio, Basle, Belluno, Marcelo, Nicón, Pedro patriarca de Alejandría, Silvestre y al Papa Siricio, cuarto sucesor de San Pedro. En Córdoba celebran la invención de las sagradas reliquias de los mártires.

Son beatos Gualberto, Hugo, Humilde, Poncio, celebrado por los canónigos regulares de Letrán, Santiago y el ermitaño húngaro Vacz. Merece también nuestro recuerdo y veneración Santiago Alberione, sacerdote italiano fundador de la Familia paulina, maestro de las comunicaciones y medios en la difusión del Evangelio. Puso en práctica la conocida sentencia: Si hoy viviera San Pablo se haría periodista. Murió en Roma en 1971 y fue beatificado e día 6 de junio de 2003.

 Álvaro Maestro Jesús