Oración de los fieles – Domingo II de Tiempo Ordinario

Señor, Dios Padre, tú que eres luz de las naciones y que abres el oído al pueblo que te suplica, acoge estas plegarias que hoy ponemos ante ti:

SEÑOR, QUE HAGAMOS TU VOLUNTAD.

1. – Por el Papa, los obispos y las personas que un día llamaste para consagrar su vida a la predicación de tu Palabra. OREMOS

2. – Por los gobernantes y los que dirigen nuestros pueblos para que en todas sus actuaciones cumplan con la voluntad de Dios Padre. OREMOS

3. – Por los jóvenes que escuchan la llamada de Dios y por aquellos que, en los Seminarios, se preparan para difundir la buena noticia por todo el mundo. OREMOS

4. – Por todas las personas que se encuentran lejos de Dios, o lo buscan donde no se encuentra, para que atiendan a la invitación que el Señor les hace a seguirle. OREMOS

5. – Por todos los que sufren algún mal, o están enfermos, para que sientan, que en ese momento de dificultad, el Señor también atiende sus súplicas. OREMOS

6.- Por todos los aquí reunidos para que, como hace Juan, demos testimonio de Cristo como Salvador del mundo. OREMOS

Señor, haz que este tiempo Ordinario que hoy comenzamos sirva para crecer a tu lado en Fe, Esperanza y Amor.

Te lo pedimos por Jesucristo nuestro Señor.

Amen.


Oremos, hermanos, confiadamente a Dios Nuestro Padre que concede todos los bienes de paz y salvación a sus criaturas. Y respondemos:

ESCÚCHANOS, PADRE

1.- Por el Papa, Francisco, por el obispo de nuestra diócesis y por todos los prelados del mundo para que fomenten la fe católica representada e iniciada por el Bautismo en el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu. OREMOS

2.- Por los gobernantes de todos los países y por los representantes del poder económico y social, para que fomenten la igualdad, la solidaridad y el mutuo respeto para todos. OREMOS

3.- Por los niños y los jóvenes, y todos aquellos que inician una nueva etapa de su vida, para que entiendan y confíen en la voluntad de Dios y practiquen siempre el amor a los hermanos. OREMOS

4.- Por los enfermos, los tristes, los desesperados para que nosotros aquí presentes sepamos consolarlos y mostrarlos el camino del Señor Jesús, OREMOS

5.- Por todos nuestros difuntos, de nuestra familia, de nuestros amigos y conocidos, para que les alcance la misericordia de Dios y vean la Luz de su rostro. OREMOS

6.- Por nosotros, aquí presentes, que sepamos andar con fe y esperanza este tiempo ordinario y la Palabra que escuchemos nos ayude en el camino, OREMOS

Recibe Padre Bueno estas suplicas que con fe te dirigimos.

Por Jesucristo Nuestro Señor

Amen.