Liturgia – Miércoles dentro de la Octava de Pascua

MIÉRCOLES DE LA OCTAVA DE PASCUA

Misa del miércoles de la Octava (blanco)

Misal: Antífonas y oraciones propias. Gloria. Sin Credo. Prefacio Pascual I «en este día», embolismos propios en las Plegarias Eucarísticas. No se puede decir la Plegaria Eucarística IV. Despedida con doble «Aleluya».

Leccionario: Vol. II

  • Hch 3, 1-10. Te doy lo que tengo: en nombre de Jesús, levántate y anda.
  • Sal 104.Que se alegren los que buscan al Señor.
  • Secuencia (opcional). Ofrezcan los cristianos.
  • Lc 24, 13-35.Lo reconocieron al partir el pan.

Antífona de entrada             Mt 25, 34
Venid vosotros, benditos de mi Padre; heredad el reino preparado para vosotros desde la creación del mundo. Aleluya.

Monición de entrada y acto penitencial
Hermanos, al comenzar la celebración de la Eucaristía, pidamos a Dios, nuestro Padre, que la aspersión de esta agua, bendecida en la Noche Santa (en el día santo) de Pascua, reavive en nosotros la gracia del Bautismo, por el cual fuimos sumergidos en la muerte redentora del Señor Jesús, para resucitar con Él a una vida nueva.

(Aspersión con el agua bendita, bien desde el presbiterio, o por el templo)

Que Dios todopoderoso nos purifique del pecado y, por la celebración de esta Eucaristía, nos haga dignos de participar del banquete de su Reino.

Se dice Gloria
En este día de gozo y de gloria, recitemos el himno de alabanza, invocando a Jesucristo, nuestro mediador, sentado a la derecha del Padre.

Oración colecta
OH, Dios,
que todos los años nos alegras
con la solemnidad de la resurrección del Señor,
concédenos propicio llegar a la alegría eterna
mediante las fiestas que celebramos en el tiempo.
Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles
Oremos, hermanos, con toda confianza, a Dios Padre, que ha puesto a Jesús a nuestro lado para que nos acompañe en nuestro camino.

1.- Por la Iglesia; para que goce de una paz verdadera y estable en toda la tierra y, creciendo en el amor y en el temor de Dios, esté llena de la presencia del Espíritu Santo. Roguemos al Señor.

2.- Por las vocaciones sacerdotales; para que en nuestra diócesis no falten nunca sacerdotes que hagan presente entre nosotros la cercanía y el amor de Cristo resucitado. Roguemos al Señor.

3.- Por la justicia, la concordia y la paz en todo el mundo; para que ahoguen las llamas de las injusticias humanas, de la discordia entre los hombres y de las guerras entre los pueblos. Roguemos al Señor.

4.- Por los abatidos y los que han perdido la esperanza; para que la resurrección de Jesús los confirme en la seguridad de la victoria final sobre el mal. Roguemos al Señor.

5.- Por todos nosotros, que con alegría celebramos la Pascua del Señor; para que en nuestra vida concreta sepamos ir poniendo signos de vida nueva. Roguemos al Señor.

Dios y Padre nuestro, escucha nuestra oración y, como hizo tu Hijo con los discípulos de Emaús, abre nuestros corazones, y ayúdanos a descubrir el sentido de las Escrituras, para que sintamos la presencia de Cristo entre nosotros y le reconozcamos al partir el Pan. Por Jesucristo nuestro Señor.

Oración sobre las ofrendas
ACEPTA, Señor, las ofrendas de la redención humana
y concédenos, complacido,
la salud del alma y del cuerpo.
Por Jesucristo, nuestro Señor.

Prefacio pascual I

Antífona de comunión          Lc 24, 35
Los discípulos reconocieron al Señor Jesús al partir el pan. Aleluya.

Oración después de la comunión
LIBRADOS de la vieja condición de pecado,
te pedimos, Señor,
que la devota participación en el sacramento de tu Hijo
nos transforme en nuevas criaturas.
Por Jesucristo, nuestro Señor.