Para la catequesis: Domingo VI de Pascua

VI Domingo de Pascua
17 mayo 2020

Hechos 8, 5-8. 14-17; Salmo 65, 1Pedro 3, 15-18; Juan 14, 15-21

Él les dará…el Espíritu de la Verdad

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “Si me aman, cumplirán mis mandamientos; y yo le rogaré al Padre y él les dará otro Paráclito para que esté siempre con ustedes, el Espíritu de la verdad. El mundo no puede recibirlo, porque no lo ve ni lo conoce; ustedes, en cambio, sí lo conocen, porque habita entre ustedes y estará en ustedes. No los dejaré desamparados, sino que volveré a ustedes. Dentro de poco, el mundo no me verá más, pero ustedes sí me verán, porque yo permanezco vivo y ustedes también vivirán. En aquel día entenderán que yo estoy en mi Padre, ustedes en mí y yo en ustedes. El que acepta mis mandamientos y los cumple, ése me ama. Al que me ama a mí, lo amará mi Padre, yo también lo amaré y me manifestaré a él”.

Reflexión:

Jesús dijo que si lo amamos, cumpliremos sus mandamientos, ¿Por qué? Cuando amamos a alguien, queremos agradarle, y hacerle feliz. Y como Jesús es Dios, también confiamos que lo que nos pide es por nuestro bien porque Él lo sabe todo y nos conoce y nos ama más que nadie. Jesús promete mandar un Paráclito, ¿Que es un Paráclito? Alguien que protege, ayuda o favorece con su influencia para que otro esté en buenas condiciones. Jesús llama a este Paráclito, el Espíritu de la verdad. Recordamos que Jesús dijo hace poco que Él es el camino, la verdad, y la vida y que Él y su Padre son uno. Ahora nos enseña que Él y el Espíritu de la verdad (el Espíritu Santo) son uno. Jesús dice que el mundo no puede recibir este Paráclito porque no lo conoce, ¿Por qué? Jesús nos dijo que los que lo conocen a Él conocen al Padre. Igual los que conocen a Jesús, conocen al Espíritu de la verdad porque son uno. El mundo no conoce a Jesús. Jesús dijo que Él permanecería vivo entre ellos y ellos también vivirían, ¿Cómo? El Espíritu Santo en el corazón de las personas que aman y obedecen a Dios es la presencia de Jesús porque son uno. Llamamos a nuestro Dios, la Trinidad, tres personas, un Dios. Es un misterio que no podemos entender pero lo aceptamos con fe. Jesús prometió manifestarse a los que lo aman, ¿Cómo se manifiesta Jesús a nosotros? Dios se revela en nuestro corazón con buenas ideas, con la conciencia, con sentimientos de gozo y amor y compasión para otros; también se revela a través de otras personas.

Actividad:

Manualidad en la siguiente página: Corten un triángulo grande en una cartulina. A la izquierda arriba, dibujen o corten en otro color un corazón con un sol adentro porque el amor de Dios brilla en todo el mundo. A la derecha arriba, dibujen o corten una corona de espinas porque Jesús revela su amor sufriendo y muriendo por nosotros. Abajo en la punta, dibujen o corten una paloma, símbolo del Espíritu Santo con un corazón (la cabeza), un óvalo (cuerpo), 2 triángulos (alas), y un trapecio (cola). Decorar el sol con brillo, la corona con palillos, y las alas y cola de la paloma con listas de papel blanco cortado en listas. En la otra página, llenar los espacios que faltan.

Oración:

Jesús, gracias por mandar el Espíritu de la verdad para cuidarnos, guiarnos y amarnos. Ayúdame a amarte y obedecerte más todos los días para oír tu voz en mi corazón y para glorificarte siempre. Amen.