Para la catequesis: Ascensión del Señor

VII Domingo de Pascua – Ascensión del Señor
24 Mayo 2020

Hechos 1, 12-14; Salmo 26, 1Pedro 4, 13-16; Juan 17, 1-11

Jesús ora por los suyos

En aquel tiempo, Jesús levantó los ojos al cielo y dijo: “Padre, ha llegado la hora. Glorifica a tu Hijo, para que tu Hijo también te glorifique, y por el poder que le diste sobre toda la humanidad, dé la vida eterna a cuantos le has confiado. La vida eterna consiste en que te conozcan a ti, único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien tú has enviado. Yo te he glorificado sobre la tierra, llevando a cabo la obra que me encomendaste. Ahora, Padre, glorifícame en ti con la gloria que tenía, antes de que el mundo existiera. He manifestado tu nombre a los hombres que tú tomaste del mundo y me diste. Eran tuyos y tú me los diste. Ellos han cumplido tu palabra y ahora conocen que todo lo que me has dado viene de ti, porque yo les he comunicado las palabras que tú me diste; ellos las han recibido y ahora reconocen que yo salí de ti y creen que tú me has enviado. Te pido por ellos; no te pido por el mundo, sino por éstos, que tú me diste, porque son tuyos. Todo lo mío es tuyo y todo lo tuyo es mío. Yo he sido glorificado en ellos. Ya no estaré más en el mundo, pues voy a ti; pero ellos se quedan en el mundo’’.

Reflexión:
Jesús habla con su Padre y le pide que lo glorifique para que Él glorifique a su Padre, ¿Cómo se glorifican las personas en este mundo? Ganando deportes, siendo estrellas en las películas, subiendo a puestos importantes en los trabajos o gobiernos, ganando mucho dinero… ¿Cómo es que Dios glorifica a Jesús y Jesús a Dios? Sufriendo y muriendo en la cruz en las manos de sus enemigos y después resucitando. ¿Por qué glorifica al Padre en esta manera? Jesús revela el extremo del Amor de Dios por nosotros; que para estar con nosotros en la eternidad, está dispuesto a sufrir y morir. Muestra su poder y victoria con la Resurrección. Jesús después le pide a Dios que le de la vida eterna a los que lo aman, y describe en que consiste la vida eterna, ¿En qué consiste? En que conozcamos a Dios y a Jesús. ¿Cómo podemos conocer mejor a Dios? Podemos orar más, leer más la biblia, ir a misa atentamente, ir a confesarnos frecuentemente… Jesús repite que Él y Dios son uno y que los que creen esto lo glorifican. ¿Cómo podemos nosotros glorificar a Jesús? Cuando confiamos en Jesús y seguimos sus mandamientos por amor a Él, lo glorificamos.

Actividad:
En la siguiente página, encuentren los 10 mandamientos. Revísenlos y jueguen: una persona dice un mandamiento y la otra tiene que dibujar el dibujo que le corresponde. Escribir una oración, pidiendo por las personas que amas igual que Jesús oró por los suyos.

Oración:
Jesús, ayúdame a no seguir la gloria de este mundo sino Tu gloria, imitándote con humildad, obediencia, servicio, y amor. Ayúdame a creer y a siempre glorificarte. Amen.