Liturgia – Miércoles XX de Tiempo Ordinario

MIÉRCOLES DE LA XX SEMANA DE TIEMPO ORDINARIO, feria o SAN JUAN EUDES, presbítero, memoria libre o SAN EZEQUIEL MORENO DÍA, obispo, memoria libre

Misa de la feria (verde) o de una de las memorias(blanco)

Misal: para la feria cualquier formulario permitido / para la memoria de san Juan Eudes: 1ª oración propia y el resto del común de pastores (para un pastor) o de santos (para religiosos), o de un domingo del Tiempo Ordinario / para la memoria de san Ezequiel Moreno: antífonas y oraciones propias; prefacio común o de la memoria.

Leccionario: Vol. III-par.

  • Ez 34, 1-11. Libraré mi rebaño de sus fauces, para que no les sirva de alimento.
  • Sal 22. El Señor es mi pastor, nada me falta.
  • Mt 20, 1-16. ¿Vas a tener tú envidia porque yo soy bueno?

Antífona de entrada          Cf. Sal 27, 8-9
El Señor es fuerza para su pueblo, apoyo y salvación para su Ungido. Salva a tu pueblo, Señor, y bendice tu heredad, sé su pastor por siempre.

Monición de entrada y acto penitencial
Hermanos, en unos momentos de silencio, nos ponemos en la presencia del Señor y, pidiéndole perdón por nuestros pecados, supliquémosle que nos renueve interiormente para celebrar con fe y esperanza esta Eucaristía.

Yo confieso…

Oración colecta
OH, Dios,
tu providencia nunca se equivoca en sus designios;
te suplicamos con insistencia
que apartes de nosotros todo mal
y nos concedas todo lo que nos sea conveniente.
Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles
Con humildad y confianza presentemos ahora nuestras peticiones al Señor, Dios nuestro, que es justo en todos sus caminos y bondadoso en todas su acciones.

1.- Para que las Iglesias cristianas alcancemos la unidad bajo la guía del único Pastor que es Jesucristo. Roguemos al Señor.

2.- Para que nunca falten en nuestra diócesis los sacerdotes que necesita. Roguemos al Señor.

3.- Para que se acabe la carrera de armamentos y los pueblos puedan vivir en paz. Roguemos al Señor.

4.- Para que los que sufren puedan recibir la buena noticia de su liberación. Roguemos al Señor.

5.- Para que sepamos dar un buen testimonio cristiano. Roguemos al Señor.

Oh Padre, justo y grande en dar al último trabajador como al primero; escucha nuestras oraciones y abre nuestro corazón a la inteligencia de la palabra de tu Hijo, para que comprendamos el honor impagable de trabajar en tu viñedo desde la mañana. Por Jesucristo nuestro Señor.

Oración sobre las ofrendas
ACEPTA, Señor,
este sacrificio de reconciliación y alabanza
y concédenos que, purificados por su eficacia,
te ofrezcamos el obsequio agradable de nuestro corazón.
Por Jesucristo, nuestro Señor.

Antífona de comunión          Cf. Sal 144, 15
Los ojos de todos te están aguardando, Señor; tú les das la comida a su tiempo.

Oración después de la comunión
GUÍANOS, Señor,
con tu Espíritu, a los que alimentas con el Cuerpo y la Sangre de tu Hijo,
para que, alabándote no solo de palabra y con los labios,
sino con las obras y el corazón,
merezcamos entrar en el reino de los cielos.
Por Jesucristo, nuestro Señor.