No te digo que perdones hasta siete veces, sino hasta setenta veces siete

«Pedro se acercó y le dijo: «Señor, ¿cuántas veces tengo que perdonar a mi hermano las ofensas que me haga? ¿Hasta siete veces?». Jesús le dijo: «No te digo hasta siete veces, sino hasta setenta veces siete». «El reino de Dios es semejante a un rey que quiso arreglar sus cuentas con sus empleados. Al comenzar a tomarlas, le fue presentado uno que le debía millones. No teniendo con qué pagar, el señor mandó que fuese vendido él, su mujer y sus hijos y todo cuanto tenía, y que le fuera pagada la deuda. El empleado se echó a sus pies y le suplicó: Dame un plazo y te lo pagaré todo. El señor se compadeció de él, lo soltó y le perdonó la deuda. El empleado, al salir, se encontró con uno de sus compañeros que le debía un poco de dinero; lo agarró por el cuello y le dijo: ¡Paga lo que debes! El compañero se echó a sus pies y le suplicó: ¡Dame un plazo y te pagaré! Pero él no quiso, sino que fue y lo metió en la cárcel hasta que pagara la deuda. Al ver sus compañeros lo ocurrido, se disgustaron mucho y fueron a contar a su señor todo lo que había pasado. Entonces su señor lo llamó y le dijo: Malvado, te he perdonado toda aquella deuda porque me lo suplicaste. ¿No debías tú también haberte compadecido de tu compañero, como yo me compadecí de ti? Y el señor, irritado, lo entregó a los torturadores, hasta que pagase toda la deuda. Así hará mi Padre celestial con vosotros si cada uno de vosotros no perdona de corazón a su hermano». 

Mateo 18, 21-35

 

PARA MEDITAR

¿Cuántas veces debemos perdonar? Muchas veces pedimos perdón a lo largo del día, pero lo hacemos sin pensar lo que decimos. Decimos perdón si tropezamos con alguien, pero Jesús nos habla de pedir perdón de verdad, por algo de lo que estemos realmente arrepentidos.

Pedir perdón es complicado, pero perdonar es mucho más difícil, me parece. Nos cuesta mucho mirar hacia adelante y dejar las cosas atrás. Perdonar debe hacerse de corazón y Jesús nos anima a que lo hagamos todas las veces que sea necesario.

PARA HACER VIDA EL EVANGELIO

  • ¿Te cuesta pedir perdón o perdonar? Cuéntanos una situación donde hayas tenido dificultades con perdona o pedir perdón.
  • ¿Cuántas veces debemos pedir perdón? ¿Por qué es fundamental para los cristianos el perdón?
  • Piensa en alguien a quien debas perdonar y dale una nueva oportunidad.

 

ORACIÓN

Gracias, Jesús, porque tu Amor es incontable.
Gracias, porque tu perdón es interminable.
Gracias, porque tu corazón es inagotable.
Gracias, porque tu ilusión conmigo
es inacabable
Señor, dame un corazón que olvide,
tantas veces como Tú,
que tienda la mano disculpadora,
tantas veces como Tú,
que vuelva a creer en el género humano, tantas veces como Tú
y que me limpie de resentimientos y memorias
tantas veces como Tú.
Señor, más de setenta veces siete,
quiero seguirte,
otras tantas, quiero entusiasmarme
con tu estilo,
las mismas, deseo entretejer mi vida
con la tuya
e igual número de veces te agradezco
que insistas en llamarme.

Anuncio publicitario