Oración de los fieles – Domingo XXV de Tiempo Ordinario

Señor, tú que estás cerca de tu pueblo que te invoca, concédenos con inmensa largueza, lo que con fe sincera te pedimos:

ACOGE NUESTRA PLEGARIA, SEÑOR

1. – Por el Papa, los obispos y las personas consagradas que trabajan en su viña, para que el Señor les ayude y acompañe todos los días de su vida en la labor de construir y extender el Reino. OREMOS

2. – Por los jóvenes que escuchan la llamada de Dios y por aquellos que, en los Seminarios, se preparan para difundir la buena noticia por todo el mundo. OREMOS

3. – Por todas las personas se encuentran lejos de Dios, o que tienen dudas en su seguimiento, para que entiendan que los caminos de Dios son más altos que nuestros caminos. OREMOS

4. – Por todos los que sufren algún mal, o están enfermos, para que sientan, que en ese momento de dificultad, el Señor también los llama. OREMOS

5. – Por todos los que colaboran en la parroquia; catequistas, ministros, lectores, en el Consejo Parroquial o Caritas, para que encuentren en la humildad que emana del evangelio, el modelo a seguir en su forma de vida. OREMOS

6.- Por todos los aquí reunidos para que, como nos pide Pablo, llevemos una vida digna del Evangelio de Cristo. OREMOS

Señor, Tú que eres bondadoso en todas tus acciones, concede a tu Iglesia peregrina ser capaces de vivir con la alegría y el compromiso de haber sido llamado a continuar la obra que tú iniciaste, te lo pedimos por Jesucristo nuestro Señor.

Amen.


Impulsados por el Espíritu y unidos a Jesucristo, presentemos al Padre nuestra oración confiada.

ESCÚCHANOS, PADRE.

1.- Por todos los que formamos la Iglesia, para que seamos fieles a la misión que Jesús nos encomendó. OREMOS.

2.- Por los enfermos, los ancianos, los que se encuentran solos, para que los respetemos y valoremos, como lo hacía Jesús. OREMOS

3.- Por los inmigrantes, que se han visto obligados a abandonar sus pueblos por motivos de trabajo, para que sean bien acogidos y se adapten a su nueva situación. OREMOS

4.- Por la familia, tan importante en nuestra sociedad, para que acepte sus responsabilidades, desde el respeto, el amor y la entrega. OREMOS

5.- Por todos los que compartimos la Eucaristía, para que sepamos amarnos como Dios nos ama. OREMOS.

Padre lleno de bondad, que por el amor que nos tienes enviaste a tu Hijo para salvarnos; recibe nuestra súplica, y que la acción del Espíritu Santo en nosotros la convierta en realidad.

Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.