Para la catequesis – Domingo I de Adviento

I Domingo de Adviento
29 de noviembre 2020

¡ESTEN ATENTOS!

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: «Velen y estén preparados, porque no saben cuándo llegará el momento. Así como un hombre que se va de viaje, deja su casa y encomienda a cada quien lo que debe hacer y encarga al portero que esté velando, así también velen ustedes, pues no saben a qué hora va a regresar el dueño de la casa: si al anochecer, a la medianoche, al canto del gallo o a la madrugada. No vaya a suceder que llegue de repente y los halle durmiendo. Lo que les digo a ustedes, lo digo para todos: permanezcan alerta».

Reflexión

Cada persona somos un ser único. No hay ni habrá otro igual. Dios no tiene moldes, Cada uno es un modelo original. Pero a la vez que somos distintos unos de otros, a todos Dios nos da unos dones que debemos desarrollar. Nos hace: Inteligentes, capaces de pensar, de razonar, de recordar. Libres, capaces de elegir, tomar decisiones, de ejercer nuestras responsabilidades. Capaces de amar, de darnos y entregarnos a los demás. Capaces de distinguir el bien y el mal. Dios nos ha dado una conciencia para aprobar lo bueno y rechazar lo malo.

Por el Bautismo nos comprometemos a desarrollar todo esto, según el plan de Dios, que nos hizo a su imagen. Compartir.

Actividad

Explicar el significado de la Corona de Adviento y tratar de preparar una para que cada niño se lleve a su hogar.
En la siguiente página encontraras más información.

Oración

Gracias, Padre bueno, porque nos creas a tu imagen y semejanza. Gracias porque podemos pensar, amar, decidir. Ayúdanos a ser cada día mejores hombres y mujeres, a desarrollar todos los dones recibidos y a ponerlos al servicio de los demás. Amen.