Liturgia – Jueves XXXIV de Tiempo Ordinario

JUEVES DE LA XXXIV SEMANA DE TIEMPO ORDINARIO, feria

Misa de la feria (verde)

Misal: Cualquier formulario permitido. Prefacio común.

Leccionario: Vol. III-par.

  • Ap 18, 1-2. 21-23; 19, 1-3. 9a. Cayó la gran Babilonia.
  • Sal 99. Bienaventurados los invitados al banquete de bodas del Cordero.
  • Lc 21, 20-28. Jerusalén será pisoteada por gentiles, hasta que alcancen su plenitud los tiempos de los gentiles.

Antífona de entrada          Cf. Sal 16, 15
Yo aparezco ante ti con la justicia, y me saciaré mientras se manifestará tu gloria.

Monición de entrada
Hoy vamos a pedir la Eucaristía de un modo muy especial por las vocaciones sacerdotales. Es una gran necesidad de la Iglesia, y de un modo especial, de nuestra Iglesia particular, que necesita muchos sacerdotes para llevar a cabo la nueva evangelización de nuestro pueblo. Dispongámonos, por tanto, al comenzar estos sagrados misterios, a recibir el amor de Dios abriendo nuestros corazones para que los renueve, reconociendo con humildad que somos pecadores.

• Tú que nos llamas a seguirte. Señor, ten piedad.
• Tú que nunca abandonas a tu rebaño. Cristo, ten piedad.
• Tú que estás presente en tu Iglesia. Señor, ten piedad.

Oración colecta
OH, Dios, Oh Dios,
que quisiste dar pastores a tu pueblo,
derrama sobre tu Iglesia el Espíritu de piedad y fortaleza,
que suscite dignos ministros de tu altar
y los haga testigos valientes y humildes de tu Evangelio.
Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles
Sabiendo que nuestra liberación se acerca, alcemos la cabeza y oremos confiadamente a Dios, Padre de todos los hombres.

1.- Por la Iglesia; para que la unidad y la caridad mutua reinen en la comunidad cristiana universal. Roguemos al Señor.

2.- Por nuestra diócesis; para que surjan en nuestras comunidades jóvenes dispuestos a asumir el servicio sacerdotal. Roguemos al Señor.

3.- Por nuestros gobernantes; para que busquen siempre la paz y la justicia. Roguemos al Señor.

4.- Por nuestro mundo que sufre; para que Dios escuche sus clamores de justicia y amor. Roguemos al Señor.

5.- Por nosotros; para que busquemos cumplir cada día en nuestras vidas la voluntad de Dios. Roguemos al Señor.

Señor Dios nuestro, Juez y justo y Padre misericordioso, escucha la oración de tus hijos y concédenos vivir preparados en todo momento para contemplar tu gloria. Por Jesucristo nuestro Señor.

Oración sobre las ofrendas
MIRA Señor, los dones de tu Iglesia suplicante
y concede que sean recibidos
para crecimiento en santidad de los creyentes.
Por Jesucristo, nuestro Señor.

Antífona de comunión          Cf. Sal 83, 4-5
Hasta el gorrión ha encontrado una casa; la golondrina, un nido donde colocar sus polluelos: tus altares, Señor del universo, Rey y Dios mío. Dichosos los que viven en tu casa, alabándote siempre.

Oración después de la comunión
SEÑOR,
alimentados con el pan de la mesa celestial te pedimos que,
por este sacramento de amor,
germinen las semillas que esparces generosamente
en el campo de tu Iglesia,

de manera que sean cada vez más numerosos
los que elijan el camino de servirte en los hermanos.
Por Jesucristo, nuestro Señor.