Para la catequesis – La Sagrada Familia

Fiesta de la Sagrada Familia
29 de diciembre 2019

Sirácides 3, 3-7. 14-17a; Salmo 127, 1-2. 3. 4-5; Colosenses 3, 12-21; Lucas 2, 22-40

La Presentación en el Templo

Transcurrido el tiempo de la purificación de María, según la ley de Moisés, ella y José llevaron al niño a Jerusalén para presentarlo al Señor, de acuerdo con lo escrito en la ley: Todo primogénito varón será consagrado al Señor, y también para ofrecer, como dice la ley, un par de tórtolas o dos pichones. Vivía en Jerusalén un hombre llamado Simeón, varón justo y temeroso de Dios, que aguardaba el consuelo de Israel; en él moraba el Espíritu Santo, el cual le había revelado que no moriría sin haber visto antes al Mesías del Señor. Movido por el Espíritu, fue al templo, y cuando José y María entraban con el niño Jesús para cumplir con lo prescrito por la ley, Simeón lo tomó en brazos y bendijo a Dios, diciendo: “Señor, ya puedes dejar morir en paz a tu siervo, según lo que me habías prometido, porque mis ojos han visto a tu Salvador, al que has preparado para bien de todos los pueblos; luz que alumbra a las naciones y gloria de tu pueblo, Israel”. El padre y la madre del niño estaban admirados de semejantes palabras. Simeón los bendijo, y a María, la madre de Jesús, le anunció: “Este niño ha sido puesto para ruina y resurgimiento de muchos en Israel, como signo que provocará contradicción, para que queden al descubierto los pensamientos de todos los corazones. Y a ti, una espada te atravesará el alma”.

Reflexión

¿Por qué fueron Maria y José al templo en Jerusalén? La ley de Moisés pedía que una madre que daba luz a un varón tenía que purificarse durante 40 días y después ofrecerle a Dios un par de tórtolas o pichones como sacrificio por el pecado. (Lev 12, 1-8) También pedía que todo primogénito varón sea consagrado a Él. (Ex 13,1-2) José y María siempre obedecían la Ley y además sabían que Jesús pertenencia totalmente a Dios y tenía una misión especial. ¿La Virgen Maria tenía que purificarse de pecado? (No, Maria nació sin pecado original y siempre fue obediente a Dios, pero era obediente a la Ley.) ¿Qué pasó cuando entraban en el templo? (Simeón, un hombre justo, lleno del Espíritu Santo, que esperaba la venida del Mesías del Señor, con la ayuda del Espíritu Santo, reconoció a Jesús el Salvador. Lo tomó en sus brazos y bendijo a Dios.) ¿Cómo describe Simeón a Jesús? (Salvador de todos los pueblos; luz que alumbra a las naciones; gloria de Israel) ¿De qué nos salva Jesús? (Nos salva del pecado que nos separa de Dios así uniéndonos de nuevo con El) ¿Como es Jesús luz para las naciones? (Con sus palabras y con su vida, Jesús ilumina el camino al Cielo, enseñándonos cómo amar a Dios y a nuestros hermanos.) ¿Cómo podemos llevar esa luz a todos en nuestra vida? (Compartir)

Actividad

En la siguiente página, seguir las instrucciones para ver el mensaje. Escribir una oración a Jesús. En la otra página, hacer las velas de cartón de Navidad y pegarle la oración.

Oración

Jesús mi Salvador, luz del mundo y gloria de Israel, ayúdame a ser luz en este mundo. Quiero obedecer como José y María, quiero amar como me enseñas. Amen