Oración de los fieles – Domingo IV de Tiempo Ordinario

Ponemos nuestras peticiones ante el Señor, confiando en que Él las escucha cuando las hacemos en nombre de Jesús.

ESCÚCHANOS PADRE

1. – Por la Iglesia para que no deje de renovarse y ser testimonio para el mundo, acogiendo con amor a todos los hombres. OREMOS

2. – Por el Papa Francisco, los obispos, los sacerdotes y diáconos, para que su ministerio lo pongan al servicio de todos con humildad y amor. OREMOS

3. – Por todas las naciones pobres que tanta ayuda necesitan, que el Señor mueva el corazón de todos los que viven en la prosperidad para que les ayuden en sus necesidades. OREMOS

4. – Por las familias, por las que viven sin amarse, por los hijos que crecen sin ver un clima de cariño, para que el Señor les conceda la gracia de la reconciliación. OREMOS

5. – Por la paz del mundo. Que los violentos y los que les suministran las armas, tomen conciencia de que todos queremos vivir en la tranquilidad y la libertad. OREMOS

6. – Por todos nosotros que compartimos esta eucaristía, para que vivamos unidos y demos ejemplo al mundo de servicio, de amor y de paz. OREMOS

Dios Todopoderoso que has dado la vida por amor a todos los hombres, escucha nuestras oraciones y envíanos tu espíritu de verdad y fraternidad.

Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén


Señor, hemos leído que hasta los demonios te obedecen, y sabemos que tu poder es eterno. Confiados en que tu lo puedes todo te presentamos nuestras oraciones. Repetimos:

TU ERES LA SALVACIÓN, SEÑOR.

1. – Por el Papa Francisco, los obispos y todos los dedican su vida a proclamar el evangelio de Cristo para que sean sus palabras fieles a la única Palabra. OREMOS

2. – Por los esposos, para que como sugiere Pablo, estén siempre dispuestos a contentarse uno al otro. OREMOS

3. – Por los gobernantes y los pueblos para que sean capaces de escuchar la Palabra de Dios y trabajen sin descanso por la Paz. OREMOS

4. – Por los que viven atormentados, son desdichados, sufren, por los que se sienten apenados, para que Cristo, el único que puede, les libre de sus sufrimientos. OREMOS

5. – Por los niños y los jóvenes para que nunca les falte un profeta que les enseñe el camino de Cristo. OREMOS

6. – Por nosotros aquí reunidos y cuantos se reúnen en torno al Pan vivo, para que realmente escuchemos hoy su voz. OREMOS

Padre acoge estas súplicas que el pueblo te presenta, y haz que siguiendo las palabras de tu Hijo, hagamos crecer el Reino que el sembró. Por Jesucristo nuestro Señor.

Amen.