Para la catequesis – Domingo V de Tiempo Ordinario

V Domingo Tiempo Ordinario

Job 7, 1-4, 6-7; Salmo 147, 1-2.3-4.5-6; 1 Corintios 9,16-19, 22-23; Marcos 1, 29-39

Jesús sana la suegra de Pedro

En aquel tiempo, al salir Jesús de la sinagoga, fue con Santiago y Juan a casa de Simón y Andrés. La suegra de Simón estaba en cama, con fiebre, y enseguida le avisaron a Jesús. Él se le acercó, y tomándola de la mano, la levantó. En ese momento se le quitó la fiebre y se puso a servirles. Al atardecer, cuando el sol se ponía, le llevaron a todos los enfermos y poseídos del demonio, y todo el pueblo se apiñó junto a la puerta. Curó a muchos enfermos de diversos males y expulsó a muchos demonios, pero no dejó que los demonios hablaran, porque sabían quién era él. De madrugada, cuando todavía estaba muy oscuro, Jesús se levantó, salió y se fue a un lugar solitario, donde se puso a orar. Simón y sus compañeros lo fueron a buscar, y al encontrarlo, le dijeron: “Todos te andan buscando”. Él les dijo:” Vamos a los pueblos cercanos para predicar también allá el evangelio, pues para eso he venido” Y recorrió toda Galilea, predicando en las sinagogas y expulsando a los demonios.

Reflexión

Jesús sale de la sinagoga y va a casa de Simón y Andrés. ¿Qué hace allí? Sana a la suegra de Simón que estaba enferma con fiebre. ¿Qué hace la suegra cuando la sana? (Sirve a Jesús.) Al atardecer, muchos llevaron a enfermos y poseídos del demonio para que Jesús los sanara. ¿Por qué Jesús los sana? Jesús los ama mucho y tiene compasión de ellos. También, estos milagros en el futuro serán confirmación que Él es Dios. Pero Jesús no deja que los demonios hablen para que no dijeran quien era Él. ¿Por qué Jesús no quiere que sepan? Quizás porque ellos esperaban que el Mesías los liberara de los Romanos que los tenían oprimidos y fuera como el rey David, levantando al Pueblo de Israel políticamente. Todavía tenía que enseñarles con su vida para qué vino el Hija de Dios. ¿Para qué vino Jesús, el Mesías? Para predicar, servir, y enseñarnos el amor de Dios muriendo en la cruz pagando por nuestros pecados y abriendo las puertas del Cielo. Cuando los apóstoles lo encontraron orando, lo apuraron porque muchos enfermos lo esperaban; pero Jesús quiso seguir predicando el evangelio en otros pueblos, ¿Por qué? El predicaba que el Reino del Cielo estaba cerca, y que se devuelvan a Dios. Jesús vino a salvar almas; y enseñarnos como amar y servir. ¿Cómo podemos servir a Jesús como lo hizo la suegra de Pedro? Compartir.

Actividad

En la siguiente página, poner en orden la historia; hablar de cómo pedirle sanación a Jesús, especialmente para nuestro corazón. Hacer que los niños hagan tarjetas para alegrar a alguien enfermo en sus familias o amistades. Que hagan un compromiso de orar por esa persona todos los días de esa semana.

Oración

Señor tú viniste a nuestra tierra para enseñarnos a servir y amar a nuestros hermanos. También, sanaste a muchos enfermos de cuerpo y espíritu. Gracias por tu Amor. Ayúdame a servir y amar como Tu. Amen.