La Vida de Jesús – Fco. Fernández-Carvajal

2.- EL PECADO CONTRA EL ESPÍRITU SANTO

Mt 12, 31-32

Dijo Jesús a continuación que todo podía ser perdonado, pero al que hable contra el Espíritu Santo no se le perdonará ni en este mundo ni en el venidero.

Y explica el evangelista: Porque ellos decían: Tiene un espíritu inmundo. No se refiere el Señor aquí tanto a la Tercera Persona de la Santísima Trinidad como a la acción divina que se manifestaba a través de los milagros que Él obraba. Era atribuir esas obras de Dios al poder del demonio y cerrar a Dios los caminos para llegar a las almas. El pecado contra el Espíritu Santo no es, pues, un pecado concreto, una transgresión de un precepto determinado, sino una actitud de rechazo a la gracia divina. Esta actitud ante su obra y su mensaje hace imposible el arrepentimiento y la conversión, y con ello el perdón de Dios.