Liturgia – Viernes después de Ceniza

VIERNES DESPUÉS DE CENIZA, feria

Misa de la feria (morado)

Misal: Antífonas y oraciones propias. Prefacio Cuaresma.

Leccionario: Vol. II

  • Is 58, 1-9a. Este es el ayuno que yo quiero.
  • Sal 50. Un corazón quebrantado y humillado, oh, Dios, tú no lo desprecias.
  • Mt 9, 14-15. Cuando les sea arrebatado el esposo, entonces ayunarán.

Antífona de entrada          Sal 29, 11
Escucha, Señor, y ten piedad de mí; Señor, socórreme.

Monición de entrada y acto penitencial
Hermanos, al comenzar la celebración de la Eucaristía, pidamos a Dios que nos escuche, tenga piedad de nosotros, y nos socorra; y acudamos a Él suplicándole el perdón de nuestros pecados.

  • Señor, ten misericordia de nosotros.
    — Porque hemos pecado contra Ti.
  • Muéstranos, Señor, tu misericordia.
    — Y danos tu salvación.

Oración colecta
TE pedimos, Señor, continuar
las obras de penitencia
que hemos comenzado con tu benevolencia,
para que la práctica que observamos externamente,
vaya acompañada de la sinceridad de corazón.
Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles
Oremos con confianza Dios, que se compadece de los que acuden a Él con un corazón quebrantado y humillado.

1.- Para que la Iglesia muestre a todos por medio de su palabra, de sus obras e instituciones la misericordia con la que Dios nos trata. Roguemos al Señor.

2.- Para que sean muchos los jóvenes que empeñen su vida en la causa del Evangelio. Roguemos al Señor.

3.- Para que cuantos tienen autoridad sobre los demás sientan que están a su servicio para el bien y la libertad. Roguemos al Señor.

4.- Para que todos los hombres, dejándose iluminar en su corazón por la bondad de Dios, reconozcan su pecado y se arrepientan de sus infidelidades. Roguemos al Señor.

5.- Para que todos nosotros traduzcamos en obras concretas nuestras prácticas cuaresmales de oración, ayuno y limosna. Roguemos al Señor.

Dios todopoderoso y eterno, refugio en toda clase de peligro, a quien nos dirigimos en nuestra angustia; te pedimos con fe que mires compasivamente nuestra aflicción, líbranos de la pandemia que nos asola, concede descanso eterno a los que han muerto, consuela a los que lloran, sana a los enfermos, da paz a los moribundos, fuerza a los trabajadores sanitarios, sabiduría a nuestros gobernantes y valentía para llegar a todos con amor glorificando juntos tu santo nombre. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Oración sobre las ofrendas
TE ofrecemos, Señor,
el sacrificio de nuestra observancia cuaresmal,
que vuelva más aceptables a ti nuestros corazones
y nos haga más diligentes en la penitencia.
Por Jesucristo, nuestro Señor.

Prefacio de Cuaresma

Antífona de comunión          Cf. Sal 24, 4
Señor, enséñanos tus caminos, instrúyenos en tus sendas.

Oración después de la comunión
TE pedimos, Dios todopoderoso,
que la participación en este sacramento
nos purifique de todo pecado
y nos disponga a recibir los auxilios de tu bondad.
Por Jesucristo, nuestro Señor.

Oración sobre el pueblo
DIOS de misericordia, que tu pueblo
dé continuamente gracias por tus maravillas
y, teniendo presentes, mientras peregrina, los antiguos preceptos,
merezca llegar a contemplarte eternamente.
Por Jesucristo, nuestro Señor