Liturgia – La Cátedra de San Pedro

CÁTEDRA DE SAN PEDRO, apóstol, fiesta

Misa de la fiesta (blanco)

Misal: Antífonas y oraciones propias. Gloria. Prefacio I de Apóstoles. No se puede decir la Plegaria Eucarística IV.

Leccionario: Vol. IV

  • 1Pe 5, 1-4. Yo, presbítero con ellos, testigo de la pasión de Cristo.
  • Sal 22. El Señor es mi pastor, nada me falta.
  • Mt 16, 13-19. Tú eres Pedro, y te daré las llaves del reino de los cielos.

Antífona de entrada             Cf. Lc 22, 32
El Señor dice a Simón Pedro: «Yo he pedido por ti, para que tu fe no se apague, y tú, cuando te hayas convertido, confirma a tus hermanos».

Monición de entrada y acto penitencial
Una antigua tradición de la Iglesia de Roma dedica desde hace ya muchos siglos este día a celebrar la fiesta de la Cátedra de San Pedro. En ella celebramos al apóstol Pedro como signo de unidad y guía de la comunión de la Iglesia entera. Y celebramos también que esta misión que Jesucristo encomendó a Pedro continúa ahora en sus sucesores, los Papas que rieguen la sede romana. Unámonos hoy, pues, en la misma fe y la misma esperanza que toda la Iglesia vive y celebra; unámonos al Papa, obispo de Roma, que preside en la caridad a todas las comunidades que formamos los seguidores de Jesucristo; y en silencio, preparémonos a celebrar la Eucaristía pidiendo perdón a Dios por nuestros pecados.

• Tú, que eres el Hijo del Dios vivo. Señor, ten piedad.
• Tú, que eres la piedra angular de la Iglesia. Cristo, ten piedad.
• Tú, que eres nuestra vida y resurrección. Señor, ten piedad.

Gloria

Oración colecta
DIOS, todopoderoso,
no permitas que seamos sacudidos por ninguna perturbación
quienes hemos sido afianzados sobre la roca de la fe apostólica.
Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles
Unidos en la misma fe, y recordando hoy a san Pedro, el primero de los apóstoles, presentemos al Padre nuestras plegarias hermanados en la roca firme de la fe apostólica.

1.- Por el Papa N., y todos los obispos del mundo; para que la fe vivida y proclamada por el apóstol Pedro sea para ellos, y para el Pueblo de Dios que tienen encomendado, un punto de referencia constante y una consigna para seguir al Señor. Roguemos al Señor.

2.- Por las vocaciones al ministerio sacerdotal; para que no falten en nuestras comunidades sacerdotes santos que, permaneciendo fieles al Evangelio de Jesucristo, den testimonio de acogida, respeto y amor sincero. Roguemos al Señor.

3.- Por los gobernantes de los pueblos que sufren los horrores de la guerra, la miseria, el hambre, la desnudez o la marginación; para que encuentren en Cristo y su Evangelio la fuerza que necesitan para sacar adelante sus países. Roguemos al Señor.

4.- Por los difuntos, por los que esperaron en Dios y por los que no lo conocieron; para que disfruten de su gozo que no tiene fin. Roguemos al Señor.

5.- Por nosotros, Pueblo de Dios unido en una misma fe y en una misma Eucaristía; para que confesemos con nuestra vida y con nuestra entrega que Jesucristo es el Mesías. Roguemos al Señor.

Dios todopoderoso y eterno, refugio en toda clase de peligro, a quien nos dirigimos en nuestra angustia; te pedimos con fe que mires compasivamente nuestra aflicción, líbranos de la pandemia que nos asola, concede descanso eterno a los que han muerto, consuela a los que lloran, sana a los enfermos, da paz a los moribundos, fuerza a los trabajadores sanitarios, sabiduría a nuestros gobernantes y valentía para llegar a todos con amor glorificando juntos tu santo nombre. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Oración sobre las ofrendas
ACEPTA, con bondad, Señor,
las oraciones y ofrendas de tu Iglesia,
para que llegue a la heredad eterna
bajo el cuidado pastoral de san Pedro,
cuyo magisterio sostiene la integridad de la fe.
Por Jesucristo, nuestro Señor.

Prefacio I de los apóstoles.

Antífona de comunión          Cf. Mt 16, 16. 18
Simón Pedro dijo a Jesús: «Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo». Jesús le respondió: «Tú eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia».

Oración después de la comunión
OH Dios,
que nos has alimentado con el Cuerpo y la Sangre de Cristo
al celebrar la festividad de san Pedro, apóstol,
concédenos que este intercambio de redención
sea para nosotros sacramento de unidad y de paz.
Por Jesucristo, nuestro Señor.

Oración sobre el pueblo
S
EÑOR,

que se alegren tus fieles
porque glorificas a los miembros del Cuerpo de tu Hijo;
y, pues devotamente celebra la memoria de los santos,
concédele participar de su suerte
y gozar un día con ellos de tu gloria eterna.
Por Jesucristo, nuestro Señor.