Liturgia – Miércoles III de Cuaresma

MIÉRCOLES DE LA III SEMANA DE CUARESMA, feria

Misa de la feria (morado)

Misal: Antífonas y oraciones propias. Prefacio Cuaresma.

Leccionario: Vol. II

  • Dt 4, 1. 5-9. Observad los mandatos y cumplidos
  • Sal 147. Glorifica al Señor, Jerusalén
  • Mt 5, 17-19. Quien los cumpla y enseñe será grande

Antífona de entrada          Sal 118, 133
Asegura mis pasos con tu promesa, Señor, que ninguna maldad me domine.

Monición de entrada y acto penitencial
Hermanos comencemos la Eucaristía pidiéndole al Señor perdón por nuestros pecados, que asegure nuestros pasos con su promesa, y que ninguna maldad nos oprima.

  • Señor, ten misericordia de nosotros.
    — Porque hemos pecado contra Ti.
  • Muéstranos, Señor, tu misericordia.
    — Y danos tu salvación.

Oración colecta
SEÑOR, instruidos por las prácticas cuaresmales
y alimentados con tu palabra,
concédenos que te sirvamos fielmente
con una santa austeridad de vida
y perseveremos unidos en la plegaria.
Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles
Oremos, hermanos, al Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos manda guardar y cumplir sus mandatos, porque son nuestra sabiduría.

1.- Para que la Iglesia manifieste en su vida y en sus instituciones la ley nueva de Cristo. Roguemos al Señor.

2.- Para que en la Iglesia nunca falten pastores cercanos que prolonguen la obra redentora del Señor. Roguemos al Señor.

3.- Para que los legisladores hagan leyes justas, teniendo en cuenta el bien común. Roguemos al Señor.

4.- Para que sean defendidos los derechos de todos los pobres e indefensos de la tierra. Roguemos al Señor.

5.- Para que sepamos interiorizar la ley de Cristo y así, a impulsos del Espíritu Santo, obremos según ella. Roguemos al Señor.

Dios todopoderoso y eterno, refugio en toda clase de peligro, a quien nos dirigimos en nuestra angustia; te pedimos con fe que mires compasivamente nuestra aflicción, líbranos de la pandemia que asola, concede descanso eterno a los que han muerto, consuela a los que lloran, sana a los enfermos, da paz a los moribundos, fuerza a los trabajadores sanitarios, sabiduría a nuestros gobernantes y valentía para llegar a todos con amor glorificando juntos tu santo nombre. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Oración sobre las ofrendas
CON la ofrenda de estos dones, Señor,
recibe las súplicas de tu pueblo
y defiende de todo peligro
a los que ahora celebramos tus misterios.
Por Jesucristo, nuestro Señor.

Prefacio de Cuaresma

Antífona de comunión          Cf. Sal 15, 11
Me enseñarás el sendero de la vida, me saciarás de gozo en tu presencia, Señor.

Oración después de la comunión
SEÑOR, que nos santifique
la comida celestial que hemos recibido,
para que, libres de nuestros errores,
podamos alcanzar las promesas eternas.
Por Jesucristo, nuestro Señor.

Oración sobre el pueblo
CONCEDE a tu pueblo, Dios nuestro,
una voluntad agradable a ti,
porque le otorgarás toda clase de bienes
al hacerle conforme a tus mandatos.
Por Jesucristo, nuestro Señor.