Dios mandó a su Hijo para que el mundo se salve por Él

«Como levantó Moisés la serpiente en el desierto, así será levantado el hijo del hombre, para que todo el que crea en él tenga vida eterna».

«Porque tanto amó Dios al mundo que dio a su hijo único, para que quien crea en él no perezca, sino que tenga vida eterna. Pues Dios no envió a su hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo se salve por él. El que cree en él no será condenado; pero el que no cree ya está condenado, porque no ha creído en el hijo único de Dios. La causa de la condenación consiste en que la luz vino al mundo, y los hombres prefirieron las tinieblas a la luz porque sus obras eran malas. En efecto, el que obra mal odia la luz y no va a la luz, para que no se descubran sus obras. Pero el que practica la verdad va a la luz, para que se vean sus obras, que están hechas como Dios quiere». 

Juan 3, 14-21.

 

COMENTARIO AL EVANGELIO

¿Quiénes son las personas que más te aman?
¿Por qué lo sabes?
¿Qué crees que estarían dispuestos a hacer por ti?

Vamos a escuchar lo que nos dice Jesús con su Palabra: Jn 3, 14-21.
• ¿Cuánto dice Jesús que nos ama?

PARA HACER VIDA EL EVANGELIO

  • Esta semana vamos a hacer una CRUZ para que la coloques en tu rincón de oración y que te ayude a recordar lo grande que es el Amor de Jesús por nosotros. Por eso, colocaremos en ella un corazón..
  • Descubre y decora la palabra clave de hoy (Descargar). Después colócala en tu RINCÓN DE ORACIÓN

ORACIÓN

Creo, Señor,
que Tú eres la luz del mundo.
me enseñas a ser tu amigo,
a querer a todos, a ser generoso
y a estar con quien lo necesita.

Dame tu luz para que me ayude
a ser mejor cada día.
Que yo también sepa ofrecérsela,
con sencillez de corazón, a los demás,
para que te conozcan y puedan seguirte.