Liturgia – Jueves III de Cuaresma

JUEVES DE LA III SEMANA DE CUARESMA, feria

Misa de la feria (morado)

Misal: Antífonas y oraciones propias. Prefacio Cuaresma.

Leccionario: Vol. II

  • Jer 7, 23-28. Esta es la gente que no escuchó la voz del Señor, su Dios.
  • Sal 94. Ojalá escuchéis hoy la voz del Señor: «No endurezcáis vuestro corazón».
  • Lc 11, 14-23. El que no está conmigo está contra mí.

Antífona de entrada
Yo soy la salvación del pueblo, dice el Señor. Cuando me llamen desde el peligro, yo les escucharé y seré para siempre su Señor.

Monición de entrada y acto penitencial
Hermanos, comencemos la celebración de la Eucaristía acudiendo al Señor, salvación del pueblo. E invocándole en la tribulación, sabiendo que Él siempre nos escucha y es para siempre nuestro Señor, pidámosle humildemente perdón por nuestros pecados.

  • Señor, ten misericordia de nosotros.
    — Porque hemos pecado contra Ti.
  • Muéstranos, Señor, tu misericordia.
    — Y danos tu salvación.

Oración colecta

INVOCAMOS humildemente, Señor, tu grandeza
para que, a medida que se acerca la fiesta de nuestra salvación,
vaya creciendo en intensidad nuestra entrega
para celebrar dignamente el Misterio pascual.
Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles
Dirijamos ahora, hermanos, nuestras oraciones a Dios Padre, que nos ha creado y ha hecho de nosotros su pueblo, el rebaño que Él guía.

1.- Para que la Iglesia aprenda a escuchar la voz del Señor y a dejarse conducir por su Espíritu. Roguemos al Señor.

2.- Para que no falten en nuestra diócesis las vocaciones sacerdotales que necesitamos. Roguemos al Señor.

3.- Para que los legisladores y gobernantes se sientan al servicio de las personas y de los pueblos. Roguemos al Señor.

4.- Para que los catecúmenos que se preparan para el bautismo perseveren en su adhesión a Cristo. Roguemos al Señor.

5.- Para que todos nosotros sigamos a Jesucristo con un corazón dócil y generoso. Roguemos al Señor.

Dios todopoderoso y eterno, refugio en toda clase de peligro, a quien nos dirigimos en nuestra angustia; te pedimos con fe que mires compasivamente nuestra aflicción, líbranos de la pandemia que nos asola, concede descanso eterno a los que han muerto, consuela a los que lloran, sana a los enfermos, da paz a los moribundos, fuerza a los trabajadores sanitarios, sabiduría a nuestros gobernantes y valentía para llegar a todos con amor glorificando juntos tu santo nombre. Por Jesucristo, nuestro Señor.  

Oración sobre las ofrendas
SEÑOR preserva de toda maldad a tu pueblo,
para que sus ofrendas sean gratas a tus ojos,
y no permitas entregarse a los falsos placeres
a quien prometes alcanzar los premios de tu verdad.
Por Jesucristo, nuestro Señor.

Prefacio de Cuaresma

Antífona de comunión          Sal 118, 4-5

Tú promulgas tus mandatos para que se observen exactamente. Ojalá esté firme mi camino para cumplir tus decretos.

Oración después de la comunión
PRESTA benigno tu ayuda, Señor,
a quienes alimentas con tus sacramentos,
para que consigamos tu salvación
en la celebración de estos misterios
y en la vida cotidiana.
Por Jesucristo, nuestro Señor.

Oración sobre el pueblo
CONFIADOS en tu misericordia,
imploramos, Señor, tu clemencia,
pues, así como hemos recibido de ti lo que somos,
por tu gracia, procuremos desear el bien
y poner en práctica lo deseado.
Por Jesucristo, nuestro Señor.