Oración de los fieles – Domingo V de Cuaresma

El ayuno, la oración y la limosna nos acompañan en este desierto. A veces las fuerzas nos han fallado y pero hemos vuelto a mirar a Cristo y hemos seguido la marcha. Presentamos estas necesidades y dificultades que se nos presentan en el camino.

Oremos diciendo:

ACOMPÁÑANOS AL CAMINAR.

1. – Por el Papa, obispos y sacerdotes para que sigan dando mucho fruto. OREMOS

2. – Por los que dirigen las naciones para que velen por la Paz y la seguridad de sus pueblos. OREMOS

3. – Por los judíos y musulmanes hijos también de Abraham. OREMOS

4. – Por los que vacilan en su fe, para que meditando la Pasión de Jesús mueran al hombre viejo y den mucho fruto. OREMOS

5. – Por los frutos del trabajo bien hecho. OREMOS

6. – Por los que compartimos tu Pan alrededor de tu mesa, para que vivamos como verdaderos hijos de Dios. OREMOS

Señor, tu pueblo camina siguiendo los pasos que tu marcaste primero, atiéndenos y concédenos lo que confiados te pedimos. Por Jesucristo Nuestro Señor

Amen.


Con nuestra mirada fija en Cristo crucificado, oremos por todos nuestros hermanos, en especial por los que más necesitados estén de su gracia.

DANOS TU FUERZA, SEÑOR.

1. – Para que el Señor, que por nosotros se entregó a la muerte, tenga misericordia de toda su Iglesia y le conceda el perdón. OREMOS

2. – Para que el Señor, que derramó su sangre por todos nosotros, se acuerde de todos los maltratados, de todos los que andan perdidos, por todos los que encuentran cerradas las puertas a las que llamaron. OREMOS

3. – Para que Cristo que vino a traer la paz, destruya todos esos muros que separan esposos, padres, hijos, hermanos… para que llegue al mundo la amistad y el amor que todos deseamos y terminen todas las guerras. OREMOS

4. – Por la unidad de todas las iglesias: para que todos los creyentes en Cristo, orando ante el Señor Crucificado, tomen la decisión de vivir unidos en la fe. OREMOS

5. – Por nuestra comunidad que se ha reunido para compartir el Pan de la Eucaristía, para que aprenda a vivir como cristiano comprometido, perteneciente a la familia de Dios. OREMOS

Señor, Padre nuestro, que te apiadas de toda la humanidad, ayúdanos por mediación de tu Hijo entregado para salvarnos.

Te lo pedimos por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.