Santoral 20 de marzo

SANTA FOTINA y Compañeros, Mártires (Sin fecha)

De acuerdo con el Martirologio Romano, «Fotina, la samaritana, sus hijos, José y Víctor, el oficial del ejército, Sebastián, Anatolio, Fotio, las hermanas Fotis, Parasceve y Ciriaca, todos confesaron a Cristo y alcanzaron el martirio». La historia, que fue conservada por los griegos es puramente legendaria, afirma que Fotina fue la samaritana con quien habló Nuestro Señor en el pozo. Tras de predicar el Evangelio en varios lugares, llegó a Cartago, donde murió después de sufrir tres años de prisión por la fe. San Víctor, oficial del ejército imperial, fue nombrado gobernador en Galia y convirtió a San Sebastián. Los mártires fueron llevados a Roma, donde algunos perecieron desollados y quemados a fuego lento, mientras que los demás fueron decapitados después de sometérseles a tormentos. Una leyenda española afirma que Santa Fotina convirtió y bautizó a Domnina (que era hija de Nerón) con cien de sus sirvientes.

Véase Acta Sanctorum, marzo, vol. III, y Delehaye, Synax. Canstant, cc. 549-552. Es difícil comprender cómo pudo Baronio incluir esta anotación en el Martirologio Romano. En sus notas parece sugerir que esta conmemoración había llegado a Roma por intermedio de los monjes de Monte Cassino. Sin embargo, la historia en sus formas divergentes lerda amplia circulación en el Oriente y había un convento sirio de Santa Folina en el Monte Sión en Palestina, cf. la Analecta Bollandiana, vol. XXXVIII, pp. 197 y 406.

Alan Butler