Para la catequesis – Domingo de Ramos

Domingo de Ramos
28 de marzo de 2021

Isaías 50, 4-7; Salmo 21: 8-9,17-18,19-20,23-24; Fil. 2: 6-11; Marcos 14: 1-15, 47

Entrada Triunfante a Jerusalén (Marcos 11: 1-11)

Cuando Jesús y los suyos iban de camino a Jerusalén, al llegar a Betfagé y Betania, cerca del monte de los Olivos, les dijo a dos de sus discípulos: «Vayan al pueblo que ven allí enfrente; al entrar, encontrarán amarrado un burro que nadie ha montado todavía. Desátenlo y tráiganmelo. Si alguien les pregunta por qué lo hacen, contéstenle: ‘El Señor lo necesita y lo devolverá pronto’. “Fueron y encontraron al burro en la calle, atado junto a una puerta, y lo desamarraron. Algunos de los que allí estaban les preguntaron: «¿Por qué sueltan al burro?» Ellos les contestaron lo que había dicho Jesús y ya nadie los molestó. Llevaron el burro, le echaron encima los mantos y Jesús montó en él. Muchos extendían su manto en el camino, y otros lo tapizaban con ramas cortadas en el campo. Los que iban delante de Jesús y los que lo seguían, iban gritando vivas:»¡Hosanna! ¡Bendito el que viene en nombre del Señor! ¡Bendito el reino que llega, el reino de nuestro padre David! ¡Hosanna en el cielo!» Entró Jesús en Jerusalén y se fue al Templo. Observó todo a su alrededor, y siendo ya tarde, salió con los Doce para volver a Betania.

Reflexión

Jesús entraba a Jerusalén a cumplir su misión de sufrir y morir en la cruz para el perdón de nuestros pecados y para abrirnos la puerta del Cielo. ¿Cómo sabía Jesús que había un burrito esperándolo y que su dueño Se lo iba a prestar? (Él es Dios y lo sabe todo.) ¿Como lo recibieron en Jerusalén? (Lo alababan como rey.) ¿Que gritaban? (¡Hosanna! ¡Bendito el que viene en nombre del Señor! ¡Bendito el reino que llega, el reino de nuestro padre David!) ¿Por qué decían que llega el reino de nuestro padre David? (El Mesías que esperaban era descendiente del rey David. Creían que Jesús era el esperado Mesías.) ¿Jesús es rey de tú corazón? ¿Cómo lo demuestras todos los días? Compartir.

Actividad

En la siguiente página, imprimir o dibujar una palma y escribir en las líneas, maneras que podemos honrar a nuestro Rey Jesús.

Oración

Señor, Tú, el Rey del Universo, viniste a mostrarnos que, en los ojos de Dios, el que sirve es el más grande del Reino de los Cielos.
Enséñame a servir a los demás con amor. Ayúdame a siempre honrarte, como Rey de mi corazón, amándote mucho y amando a mi prójimo. Amen.