Oración de los fieles – Domingo de Resurrección

Hoy es un día de fiesta. El desconcierto que nos produjo tu pasión y muerte recobra un sentido nuevo ante el misterio de tu resurrección. Nuestra oración en este momento es:

RESUCÍTANOS CONTIGO, SEÑOR.

1. – Por el Papa Francisco, obispos, sacerdotes y diáconos para que sigan siendo constantes en la alegría de la predicación de Cristo resucitado. OREMOS

2. – Por los que dirigen las naciones para que sus esfuerzos vayan a favor de la construcción de tu Reino. OREMOS

3. – Por los judíos que celebraron la pascua como Jesús pero que aún no han entendido la resurrección. OREMOS

4. – Por los que vacilan en su fe, para que la celebración de estos misterios les ilumine y redescubran el camino. OREMOS

5. – Por los desamparados y los que viven en la necesidad para que encuentren en nosotros una mano que les atienda. OREMOS

6. – Por los que celebramos la alegría de tu resurrección, para que nuestra vida refleje lo que hoy hemos visto. OREMOS

Señor, que la visión del sepulcro vacío remueva nuestro interior y lo dirija hacia la alegría de la resurrección. Y que esta alegría inunde cada una de los días de nuestra vida.

Por Jesucristo Nuestro Señor

Amen.


Con una gran fe en el Resucitado elevamos al Padre nuestras oraciones.

DANOS SEÑOR UN CORAZÓN NUEVO.

1.- Jesús salió al encuentro y les dijo: ¡Alegraos!

Para que la Iglesia, nos enseñe que la verdadera alegría no está en el tener, en el triunfar, en el aplauso, en el sobresalir… sino en amar y servir. OREMOS

2.- Estando en el Cenáculo con las puertas cerradas, Jesús aparece en medio de ellos y les dice: “La paz sea con vosotros”

Para que el Señor nos ayude a quitarnos los miedos, los apegos, las comodidades, el lujo,… que nos atan y nos quitan la paz, y nos ayude a vivir cerca de los necesitados. OREMOS

3.- Jesús aparece en medio de sus discípulos y les hace contemplar sus llagas.

Para que Cristo nos dé la gracia de reconocernos pobres, pecadores, necesitados de su perdón y nos dé la valentía de mirar sin miedo esas llagas que nos salvaron. OREMOS

4.- Iban de camino, Jesús se hace el encontradizo y les acompaña.

Pedimos a Jesucristo que nos acompañe en este camino de la vida lleno de decepciones, de desesperanzas, de tropiezos… para que nos ayude a superarlos. OREMOS

5.- Ven a lo lejos brasas y asándose un pescado. Pedro dice: “Es el Señor”

Para que reconozcamos en todas nuestras Eucaristías a Cristo, Señor de nuestra vida, y nos comprometamos a seguirle en el servicio y en la entrega. OREMOS

Oh Padre, que la resurrección de Cristo nos haga hombres nuevos capaces de llevar su mensaje a todos los hombres.

Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.